Estos días no se habla prácticamente de otra cosa. A Grecia le urge una ayuda que ya se torna impostergable. El país heleno al borde está al borde del precipicio financiero, la palabra default ha empezado a sonar con fuerza. Y los líderes de Europa han activado la señal de alarma.

Ayer ya hablaron los principales líderes en materia económica de la UE. Mientras Rehnexhortaba al gobierno griego a aprobar el plan de ajuste, Durao Barroso negó que se hubiese planteado un “plan B“, algo que ayer estaba sonando con mucha fuerza. Trichetrecordó a los gobiernos que ellos son los responsables, y no el BCE, en la toma de esta decisión, y dejó entrever una próxima subida de tipos.

Pues bien, Europa reconoce que hay un único plan encima de la mesa. Por lo tanto, por el bien de todos, este tiene que resolverse con éxito, sí o sí. Y la solución parece pasar por un modelo de canjeo de bonos al estilo de los Brady Bonds, famosa fórmula que adopta el nombre de quien fuese su impulsor en los ochenta, N. Brady, entonces secretario del Tesoro estadounidense. A partir del año 1989 estos bonos se emitieron para salvar del default a diferentes países latinoamericanos, aplicándose la fórmula posteriormente en Bulgaria, Polonia o Marruecos. El canje se produce con bonos a vencimiento entre 10 y 30 años además de otras numerosas escrituras de pago. En su momento se emitían con “haircut” (descuento). Los instrumentos empleados eran bonos de alto rating, para asegurar el cumplimiento. Una medida similar se aplicaría para el 27% de deuda que corresponde a las entidades financieras.

La contrapartida se haría con Bonos del fondo Europeo de estabilidad (EFSF) (top-rated bonds, como dice en Financial Times):

According to [Der Spiegel] magazine, citing an internal ministry plan, a “working group Greece” in the German finance ministry is proposing that Greece should get money from bonds issued by the European Financial Stability Facility (EFSF). These top-rated bonds would then be provided to Greek commercial banks through the Greek government, Der Spiegel wrote.

Con la re estructuración de la deuda como la que parece única alternativa (así lo ha declarado entre otros el gobierno checo), el sector bancario parece abocado a practicar unroll-over de su cuota de la deuda, re invirtiendo como decimos en instrumentos top-rated (Triple AAA) y en títulos del tesoro Heleno a 30 años.

Cortal Consors 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar