El impacto en el PIB de las fluctuaciones del precio del petróleo es notable. En este sentido, la relación depende, entre otras, de si el país es exportador o importador neto y en qué medida. Así, el impacto en el PIB de un shock en el precio del petróleo es mayor en Estados Unidos que en la Eurozona o en el Reino Unido.

Cabe destacar así mismo, que esta relación es asimétrica y no linear. Así, el impacto de un incremento en los precios de petróleo es superior que el impacto de una disminución y cuanto mayor es el incremento superior la trascendencia sobre el PIB.

El modelo interlink de la OECD considera para un incremento en el precio del petróleo del 50% un impacto sobre el PIB de EEUU del -0,5% y del -0,4% en la Eurozona en los siguientes 8 trimestres. En el mismo sentido, un estudio publicado por el BCE (2004, Jiménez-Rodríguez y Sánchez) adelantaría un descenso acumulado del PIB de 45 p.b. en la Eurozona y superior a 100 p.b. Estados Unidos en el primer año tras el aumento de precio. Con todo, la importancia del shock del precio depende de dos factores el tamaño del incremento del precio y la persistencia del mismo.

En este contexto, el precio del barril de Brent se ha incrementado en torno al 5% en 2013 y menos de un 10% desde el inicio de la tensión en Siria. Siendo la media mensual de la rentabilidad del Brent del 1,4% y su desviación estándar del 14,1% no podemos considerar aún que el reciente aumento del precio sea un shock de relevancia.

En cuanto al punto de vista técnico, nuestra visión no ha variado desde el pasado post publicado al respecto.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar