Hoy comienza la Cumbre Europea, finalizando mañana viernes. Las presiones desde el G20, las pre-reuniones de los ministros de finanzas (tanto ECOFIN como la mantenida ayer miércoles), y de los líderes de las principales economías de la Eurozona permiten confiar en un resultado positivo. En este sentido, si bien no cabe esperar una solución final, sí deberíamos asistir a avances tanto en la unión bancaria como fiscal. En nuestra opinión cabe esperar medidas “de efecto inmediato” a nivel de unidad bancaria. Así se otorgaría un mayor poder de supervisión al Banco Central Europeo, y podrían sentarse las bases para un fondo de garantía europeo (si bien Alemania parece oponerse). Lo que no esperamos es la resolución a favor de una mutualización de la deuda pública o la aceptación de los eurobonos. En este sentido, compra de deuda por parte del BCE o los fondos de rescate podrían acompañar, respaldando los avances acordados. También esperamos se confirme el aumento de recursos del Banco Europeo de Inversiones. Todo lo anterior debería ser favorablemente acogido por los mercados financieros. Tras 5 de las 9 reuniones ocurridas desde enero de 2011, las expectativas se han visto incumplidas.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar