Los diferentes indicadores de la economía estadounidense están mostrando un notable dinamismo durante el primer trimestre de 2011. Cabe destacar especialmente la mejoría mostrada por el mercado inmobiliario.

A pesar de mantener la política monetaria en los actuales niveles muy expansivos, el último comunicado del FOMC reflejaba este contexto económico más positivo.  Con todo, B. Bernanke, destaca la existencia de señales mixtas en la economía estadounidense.

En concreto, ayer el presidente de la Fed, centró su discurso en la mejoría del mercado laboral . Bernanke reconocía una mejora más fuerte de lo esperado, aunque ponía en duda la capacidad para mantener este ritmo de mejora. En este sentido, una inversión en bienes de equipo creciendo a ritmos del 8% (nuestro escenario), es acorde con una creación media de empleo este año de 150 mil personas (168 mil personas de los últimos doce meses). Por tanto, coincidimos con B. Bernanke sobre una menor creación de empleo en los próximos meses.

Pero junto al argumento del empleo, en nuestra opinión la Reserva Federal sigue la evolución del precio de la vivienda. En este sentido, la reducción de oferta (cuántos meses tardaría en venderse el stock actual de continuar el ritmo actual de ventas, es un indicador que cuanto más reducido más positivo es para el precio) en los últimos meses ha sido muy acusada, situándose en niveles de 2006. Dada la relación entre oferta de vivienda y precio de la misma, todo apunta a una recuperación de este último.

Distintos miembros de la Fed han mostrado su opinión al respecto durante las últimas semanas, mostrando un discurso algo más moderado frente a la adopción de nuevas medidas expansivas de política monetaria. Por ejemplo, R. Fisher, C. Plosser, J. Bullard o N. Kocherlakota. A pesar de lo anterior, estos miembros no votan en el FOMC.

Entre los miembros con derecho a voto, tan solo J. Lacker defiende una política monetaria menos expansiva. Con lo anterior, diferentes miembros como S. Pianalto o incluso W. Dudley, han moderado su discurso hacia uno algo menos expansivo, asegurando que la decisión de mantener un nivel de tipos de interés bajo hasta 2014 podría variar en base a la situación.

En el mismo sentido, J. Stein y J. Powell, miembros nominados a falta de su aprobación por el Congreso, mostraron su rechazo a entender el comunicado de la Fed de “niveles de tipos excepcionalmente bajos hasta 2014” como un compromiso. Dado lo anterior, nuestro escenario no contempla nuevas medidas de política monetaria expansiva de la Fed en 2012.

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar