El Dr. Malcom tenía razón

4
Argos Capital
Miguel de Juan Fernández- A bordo del ARGOS 28 Noviembre 2014
 
Seguramente recordaréis la película Parque Jurásico, la primera parte, basada en el libro homónimo de Michael Chrichton y dirigida por Steven Spielberg que nos permitió ver, por primera vez, unos dinosaurios tremendamente reales y por ello, un sueño cumplido...en la pantalla. Hay una escena en la que el matemático especializado en la Teoría del Caos, el profesor Ian Malcom (Jeff Goldblum) le explica al venerable anciano y promotor del parque que “el control que pretende tener en este parque es, sencillamente imposible....sólo digo que la vida se abre camino”.

 
Las soluciones a esta Gran Recesión en la que muchos pensamos que aún estamos inmersos- pese a los consiguientes rebotes de cuando en cuando- se basaban en la elección entre dos opciones básicas: la mala...y la peor; naturalmente eligieron ...la peor. Es cierto que el origen de la Crisis no surge directamente con el problema de los mercados inmobiliarios,...ellos sólo son el último copo de nieve que provoca el desplome de la avalancha. El problema nace mucho antes, con la eliminación del patrón oro que permite que nadie- ni el gobierno ni los bancos centrales- puedan decidir lo que es el dinero, con las leyes que permiten la banca con su prerrogativa de reserva fraccionaria- que da lugar a que, de cuando en cuando puedan producirse pánicos bancarios-, y con la inmoralidad de permitirles a los bancos apropiarse, modificando la naturaleza del contrato, de los depósitos bancarios para prestarlos a su antojo, incrementando dichos efectos perniciosos en el sector financiero. Con estos mimbres, seguirán habiendo crisis financieras por muchas leyes y regulaciones que se inventen,...y cuanto más traten de solucionarlas mayores serán las siguientes. No se trata de ser agorero, sino sencillamente de leer un poco de historia.
 
En vez de dejar que el mercado actuara y que cada palo aguantara su vela y recompusiera si era posible su situación financiera, se optó por ayudar a la banca- mediante préstamos, inversiones, avales o cambios contables o regulatorios- con el fin de que no quebrase,...¿el resultado años más tarde? Enormes entidades, más grandes aún que las anteriores, gobiernos mucho más endeudados y tipos de interés artificialmente bajos con el fin de, mediante la represión financiera, facilitar no el pago de la deuda, sino su refinanciación,...¡no es cuestión de forzarles a reducir su tamaño y eliminar apalancamiento!
 
En esta tesitura, cuando miles de empresas han quebrado y millones de personas se han visto en la calle por falta de crédito, pocos han sido capaces de ajustarse a la nueva situación y asumir que las cosas ya no son lo que eran; pocas empresas se han lanzado a innovar, a ofrecer valor a la sociedad. Sin embargo, como el Dr. Ian Malcom decía en la película, “la vida se abre camino”, las personas siguen teniendo capacidad de innovar y de mejorar, siguen siendo capaces de pensar por su cuenta, saben que no deben esperar ayuda del estado que, cuando todo va mal, descubren que aquél que les pedía el poder para “solucionarnos” la vida a los ciudadanos les deja a la intemperie y acude al rescate de otros elegidos. Por eso, se arman de valor y buscan dentro de sus propias capacidades aquello que pueden ofrecer al mercado, a los otros ciudadanos, a aquellas personas que puedan valorar sus productos o servicios,....¡y se lanzan!
 
En otras ocasiones os he comentado casos semejantes de amigas mías. Hoy es otra muestra más de que las personas necesitamos un estado pequeño, un gobierno que no incordie, porque nosotros solitos somos capaces de resolver nuestros propios problemas,...necesitamos que no incordie, que deje trabajar, que no se meta más de la cuenta en la vida de las personas y se centre en aquellos temas en los que, por eficiencia y rapidez (por ejemplo organizar un ejército), puede ser preferible que “alguien”, en este caso, el estado, con su poder delegado por la mayoría de los ciudadanos, se encargue de ello. Para el resto, más vale que nos deje tranquilos.
Esta amiga, Gemma López de Ceballos, se ha lanzado a un proyecto dedicado a un nicho de mercado de clientes de alto poder adquisitivo (conocer el nicho de mercado al que os dirigís es tremendamente importante para el futuro de vuestra empresa y para ello es preciso conocer, también, vuestras fortalezas y debilidades,...vuestro “círculo de competencia” que diría Buffett). La empresa a la que se ha incorporado y que si os lo podéis permitir os animaría a que visitarais es Spanish Equestrial Travels (www.horsesinspain.com) y creo que os resultará interesante.
 
El sector turismo es altamente competitivo, en especial en España que gozamos de uno de los mejores a nivel mundial, por lo que lograr ofrecer un valor añadido diferenciado del resto supone dar un paso adelante,...supone abrirse camino, seguir vivos, avanzar, superar las crisis y crear riqueza y valor para la sociedad. En este caso, la empresa en la que está esta estupenda amiga, se concentra en ofrecer paquetes turísticos pero con un aliciente especial, no sólo disfrutar de Andalucía a caballo sino hacerlo además con un grupo especializado en servicios exclusivos. Creo que os gustará....quien sabe, ¡quizás las próximas reuniones de empresa las terminéis montados a caballo por el Coto de Doñana!
 
Mientras los bancos centrales, gobiernos y bancos sigan manteniendo sus privilegios y sigan decidiendo el juego y la moneda con la que jugamos (hoy billete rojo, mañana azul, pasado naranja....devaluando por el camino a los últimos en recibir esos nuevos billetes), a los ciudadanos no nos quedará más opción que seguir buscándonos las lentejas por nuestra cuenta, tendremos que seguir sorteando la represión financiera en que nos han metido,....pero no lo dudéis, al final, dado que el control que pretenden tener es intrínsecamente imposible, venceremos, porque como mi amiga, “la vida se abre camino”.
 
Un abrazo a todos y hasta el próximo artículo.
 
  1. en respuesta a dilbert
    #4
    01/12/14 19:05

    Hola Dilbert,...tienes toda la razón,...me temo. Lamentablemente, el enfoque liberal pide a los ciudadanos demasiado: ser consecuentes, asumir sus culpas, ayudarse unos a otros y no esperar que sea el Estado quien les saque las castañas del fuego....es complicado y entiendo que ha de ser una labor de largo plazo. Pero desde mi punto de vista es una cuestión de principios,...si entiendo que algo está mal, no deberíamos transigir sólo porque haya muchos que opinen lo contrario o porque sea muy difícil cambiar el statu quo. Un abrazo

  2. #3
    01/12/14 15:09

    Me temo que somos muy pocos los que pensamos en la salida liberal a esta crisis: que el gobierno disminuya y deje hacer a la sociedad y el mercado. La inmensa mayoría de la sociedad y la prensa, y creo que los profesionales de la economía y las finanzas, siguen pensando que el gobierno tiene que hacer 'algo'. Aparece Juncker con su 'fondo fantasma' keynesiano de 300.000 millones para hacer algo tan innovador como 'infraestructuras' y se aplaude a rabiar. Increíble.

  3. #2
    29/11/14 14:07

    Gracias a ti también Rigaru

  4. #1
    29/11/14 10:58

    Gracias Aneliya_vasileva

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar