Este contenido tiene más de 4 años

El oro tuvo un fuerte comienzo en 2017. En los primeros cuatro meses del año, el precio del oro aumentó un 14 por ciento. Habiendo alcanzado un máximo de cinco meses en abril, el precio del oro casi tocó USD 1300 por onza troy. Desde entonces la tendencia ha revertido, pero no todo está perdido para el oro a largo plazo.

 


Por un lado, la incertidumbre política que podemos encontrar en ambos lados del Atlántico. En Estados Unidos, el recién elegido presidente Donald Trump levantó esperanzas en cuanto a la aplicación de una política fiscal favorable a las empresas, que en un primer momento reforzó las expectativas de las tasas de interés y el dólar estadounidense. Sin embargo, el inicio de la presidencia de Trump demostró que gobernar el país desde el Despacho Oval no es tan fácil como manejar la empresa desde el piso más alto de la Torre Trump.


Tras mostrarse incapaz de reunir suficientes votos para apoyar su proyecto de ley de salud en marzo, Trump demostró que podría encontrar desafiante la implementación de sus ambiciosas promesas electorales. Más preocupaciones provienen de la construcción del TPP, Trans-Pacific Partnership, actualmente en negociaciones, destinada a conectar a Estados Unidos con México. Además, crecen los temores sobre la prohibición de inmigración de Trump para ciudadanos de siete países con poblaciones predominantemente musulmanas. Los temores de proteccionismo y aislamiento cuestionan la seguridad de los valores denominados en dólares, empujando a los inversores hacia el oro.


En Europa, aunque hemos dejado atrás las elecciones presidenciales francesas, todavía hay más fuentes de incertidumbre. Las elecciones parlamentarias en Alemania serán en septiembre y hay temores de que la canciller Merkel podría perderlas. También el panorama político en Italia es muy inestable con unas elecciones anticipadas que han creado el peor escenario posible para los inversores este año. Las encuestas sugieren que el Movimiento Euroescéptico Cinco Estrellas podría reunir suficientes apoyos para formar gobierno. Por último, Grecia vuelve a solicitar más subvenciones del Fondo Monetario Internacional y de algunos otros países de la UE. Otro choque en las negociaciones en julio puede afectar a los mercados. Las turbulencias políticas que se avecinan por las elecciones podrían provocar la demanda de oro, ya que podría comenzar a ser percibido como un "activo refugio segura".


La inestabilidad política en la eurozona amenaza con la recuperación económica y dificulta que el BCE desarrolle una política ultra-flexible. Sin una aceleración sustancial del crecimiento económico, las perspectivas de que la inflación se eleve por encima de la meta del 2% del BCE no son favorables. Por ahora, el programa de compra de bonos permanece en su lugar, mientras que el alza de las tasas ya no está en la mesa, haciendo que los rendimientos de los depósitos en euros no sean atractivos para los inversores lo que los empujan más hacia inversiones de oro.


Estos son los factores más importantes, pero no los únicos, que deben mantener la demanda de oro en alto, ya que seguirá siendo percibido como una inversión refugio segura. Posibles contratiempos, en su mayoría vinculados con el alza de las expectativas de aumento de la Fed, son posibles, pero como hemos visto en marzo, se espera que su impacto sea limitado y de corta duración. Por el momento, el rally de socorro después de las elecciones francesas da razones para aflojar la exposición a largo plazo en oro por lo que no se descarta el retiro a corto plazo en la medida de USD 1200 por onza troy. Sin embargo, los eventos de riesgo que se espera que ocurran en los próximos meses podrían fácilmente impulsar el precio de nuevo a 1300 USD por onza troy.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar