Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
¿Serán suficientes las medidas de ayuda europea?

¿Serán suficientes las medidas de ayuda europea?

La subasta italiana de BTP: un éxito    

Se ha concluido la primera fase de la colocación de bonos del gobierno italiano dedicada a la financiación de todos los que serán necesarios para resolver la emergencia del coronavirus, que se dedicó a los inversores minoristas.

La segunda fase comenzará hoy, dedicada a los inversores institucionales (10-12 am), con una tasa de cupón real mínima garantizada del 1,40% (la tasa de colocación se fijará antes de la apertura de la subasta según las condiciones del mercado). La demanda, hasta ahora, ha sido muy alta, gracias también a la llamada "prima de fidelidad" prometida a los inversores que mantendrán la inversión hasta el vencimiento, un 8 por mil sobre el capital invertido que, de hecho, va a doblarlo en comparación con las emisiones anteriores. El vencimiento a 5 años también es razonable, si consideramos la velocidad a la que los mercados y las condiciones financieras están cambiando en este momento.

Actualmente se están reanimando los habituales teatros políticos a la italiana, con representantes de algunos partidos señalando con el dedo la posible activación del MEDE sin condiciones (por una cifra de unos 35.000 millones de euros).

Nos limitamos a comentar desde el punto de vista económico lo que está sucediendo. Entre la petición puesta en marcha del llamado fondo de recuperación, con el eje del franco alemán que pedía emitir sustancialmente deuda pública por una cifra igual a 500.000 millones (insuficiente, pero dadas las formas que no afectarían directamente a los receptores, interesante como posible solución), las subastas del BTP, la posibilidad de utilizar el MEDE y el QE por el BCE, se está haciendo algo.

No se trata en absoluto de una solución eficaz y eficiente, pero los mercados, que están familiarizados con la arquitectura europea, hasta que llegue el momento de volver a centrarse en los datos macroeconómicos (un par de meses parecen todavía un horizonte de tiempo suficiente para empezar a comprender desde un punto de vista numérico cuáles serán los impactos de la desaceleración del empleo y la producción observada hasta ahora), muestran una continuación de alivio de la aversión al riesgo.

El Euro y el DAX

El Euro mostró buenas reacciones frente al Dólar Americano, el Franco Suizo y la Libra Esterlina, con interesantes, aunque no muy volátiles, intentos de reinicio (con la excepción de la relación frente al Franco Suizo, que se había alejado mucho de las zonas de intervención por parte del BNS, que a 1,0515 intervino para defender el nivel de 1,0500 y evitar una excesiva apreciación del franco).

Nos encontramos frente a los 1,000 frente al Dólar, una zona muy importante que debe ser superada por lo menos en 25 puntos para dar cabida a posibles intentos de ampliación hasta los 1,1125, lo que podría suceder especialmente en el caso de ventas generalizadas del Dólar Americano, actualmente en busca de una direccionalidad bien definida. 

En lo que respecta a DAX, estamos ante una fase interlocutoria de mediano plazo, en la que los precios han perdido la ruptura bajista de los mínimos de mediados de abril en la zona de 10150, alcanzando de nuevo los máximos de 11300, creando así una congestión precisa que en caso de excederse la zona de 11330 podría llevar a intentos de extenderse hacia 11390 y al posible cierre de la brecha que se creó cuando comenzó a intensificarse el descenso post-Covid.

En caso de una ruptura alcista es probable que también las bolsas americanas, dada la buena correlación que sigue existiendo entre los dos lados del océano, sigan los movimientos.

 

pepperstone

 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar