Aparecen los Bancos Centrales

Aparecen los Bancos Centrales

Con la subida de hoy, el Ibex 35 se aleja ya más de un 8% de los mínimos que se alcanzaron el pasado jueves (9.350 puntos), que muestran los momentos de mayor tensión registrados en todo el año.

Otros índices europeos, como el DAX alemán o las bolsas de Wall Street, ascienden un 6% sobre esos mínimos.

El primer factor que detuvo las caídas el jueves fueron las declaraciones de Bullard, miembro de la FED, que deslizó la idea de que autoridad monetaria americana podría considerar retrasar el fin de las inyecciones monetarias (QE), dado el peligro de contagio de la desaceleración europea que planea sobre la economía americana. Los desmentidos posteriores de otros miembros de la FED no tuvieron el efecto contrario, prueba del apetito que existía en Wall Street por rebotar.

Hoy ha surgido la filtración por parte de Reuters de que el BCE podría anunciar próximamente un nuevo plan de compra de bonos corporativos en el mercado.

Este anuncio no sería revolucionario, pues formaría parte de la estrategia global ya iniciada de compra de títulos de deuda privados (ABS, bonos cubiertos), que tienen por objeto final elevar el balance del BCE a los niveles del año 2012 (aumentando en más de 700.000 millones de Euros el dinero en circulación en la Eurozona). Pero la filtración (negada posteriormente por Financial Times), sí tiene una lectura cualitativa, en la medida en la que muestra una mayor capacidad de acción e iniciativa en el seno de la Institución. Un nuevo vehículo para alcanzar un objetivo ya conocido, pero no suficientemente explicado.

En cualquier caso, lo acontecido desde el jueves pone en evidencia que los principales agentes directores del rumbo de las bolsas en el corto plazo, muy por encima del enfriamiento macroeconómico, de la crisis del ébola, de las protestas en Hong Kong o de la temporada de presentación de resultados empresariales, son los bancos centrales y las expectativas que se crean en torno a sus posibles pasos.

La subida de hoy, además, coloca a los principales selectivos por encima de la primera zona de resistencias, reduciendo significativamente las posibilidades que las bolsas vuelvan a entrar en pánico. Si los índices consiguen aguantar estos niveles, evitando perderlos con rapidez, las opciones de retomar la tendencia alcista estructural durante las últimas semanas del año se incrementarían, pudiendo cerrar el ejercicio no demasiado lejos de los máximos anuales. Todo ello, si los bancos centrales permiten afianzar el clima de optimismo.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar