Rankia España
Blog de GKFX
Nuestra visión de los mercados

Foro de Davos. Al calor de los bancos centrales

Llegan las primeras reuniones de 2020 en lo que a bancos centrales se refiere, concretamente el BCE, el BOJ y el BOC. No deberíamos esperar grandes novedades relativas a la política monetaria, si bien es cierto que, por primera vez desde hace 17 años, el BCE publicará una revisión de su política debido al fracaso estrepitoso en cuanto a alcanzar su objetivo de inflación. Siete años de políticas expansivas han servido para poco y habrá que decidir si ajustar dicho objetivo o no. En Estados Unidos, la Fed todavía no ha dado pistas antes de su primera reunión de fijación de tipos de interés en el presente ejercicio, aunque se espera que los tipos permanezcan sin cambios.

 

A la espera de lo que diga Lagarde, el EURUSD se encuentra en una situación técnica comprometida: es su última oportunidad para intentar un ataque alcista y dar continuidad a la pauta de giro que se confirmó el pasado 31 de diciembre en gráfico diario o retomar su descenso a los infiernos. Ahora mismo está en una zona de control operativa que presenta una buena oportunidad alcista con un ratio beneficio/riesgo muy atractivo.

Por otro lado, nuestro amigo Trump ha llegado a un acuerdo comercial provisional con China y mañana tendrá la ocasión de dar su opinión sobre la marcha de la economía y el comercio de Estados Unidos en el Foro Económico Mundial de Davos. Sabemos que su postura es muy crítica con respecto a la política monetaria de la Fed y tiene en el punto de mira tipos de interés negativos de la zona euro. También culpa a la fortaleza del dólar como responsable del gigantesco déficit por cuenta corriente de Estados Unidos. No sabemos hasta qué punto la Fed cederá a sus chantajes, pero la perspectiva de una guerra de divisas asoma en el horizonte.

Trump comenzó su mandato el 20 enero de 2017 y, desde entonces, vio como el índice del dólar estadounidense caía con contundencia. Un año después de tomar posesión, el índice hizo suelo y esta fortaleza de la moneda norteamericana con respecto a otras ha venido molestando en los últimos tiempos, y mucho, al máximo mandatario de la primera potencia mundial. A nivel técnico se ha vuelto a producir el “cruce de la muerte”: ¿Tendremos un nuevo ciclo de debilidad en el USD? ¿Acabará por capitular la Fed ante las amenazas de Trump en año electoral?

Dejando de lado la guerra de divisas, nos espera una semana tranquila en cuanto a la agenda económica: el viernes conoceremos las lecturas preliminares de los PMI de la zona euro, el Reino Unido y Estados Unidos. Por su parte, el FMI publicará sus previsiones económicas mundiales ajustadas este lunes en Davos. La organización había estimado previamente que las tensiones comerciales mundiales harían descender un 0,8% el crecimiento económico internacional, así que habrá que ver el nuevo escenario que barajan tras la reunión del miércoles pasado entre China y Estados Unidos. No obstante, al FMI no le gustan este tipo de acuerdos bilaterales, ya que considera que podrían tener consecuencias negativas para el crecimiento mundial. No hay que olvidar que Europa también ha sido víctima de esta guerra comercial.

Autor del blog

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar