Rankia España
Blog de GKFX
Nuestra visión de los mercados

Y sin embargo... alcista

Ni los tuits de Donald Trump ni el conflicto en Irán pueden con Wall Street en estos momentos. La estructura alcista del índice S&P 500 sigue intacta ante el desvanecimiento de las preocupaciones globales en torno al mencionado conflicto y el descuento de expectativas de que el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China se firmará este miércoles.

 

Consideramos que el mayor riesgo para el presente ejercicio no será ningún factor macro o este conflicto entre Estados Unidos e Irán. Las caídas en los mercados de renta variable vendrán cuando los inversores pasen a un estado de euforia, piensen que el mercado sólo tiene una dirección y los precios de los activos acaben llegando a niveles insostenibles que den paso a un crash bursátil. Los fundamentales de la economía son sólidos, la política de bajos tipos de interés que está llevando a cabo la Fed junto con la mejora de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos son los aspectos principales que nos hacen tener una perspectiva positiva para el presente año.

En un seminario online impartido en este mismo portal ya alertábamos de que lo que más nos podía preocupar era la guerra comercial. Si desaparece este factor de riesgo, nuestras miradas se dirigirán a la detección del sentimiento de euforia entre los inversores. A corto plazo, es cierto que puede que los índices estén muy cerca de iniciar una corrección. El número de posiciones cortas que actualmente mantienen los inversores sobre el S&P 500 se encuentra en uno de los niveles más bajos de los últimos meses. Esto suele actuar como un indicador contrario: si “todo el mundo” es bajista, la Bolsa tiende a hacer suelo y subir. Del mismo modo, si el sentimiento es de máxima complacencia, puede ser probable una corrección.

Dicho esto, puede ser más sensato, si no estamos dentro de algún índice aprovechar esta próxima corrección para una posterior incorporación a la tendencia alcista de largo plazo. Intentar aprovechar momentos de complacencia para adoptar posiciones cortas en un mercado con un momentum tan fuerte puede ser contraproducente. Es cierto que la ratio beneficio/riesgo puede resultar muy atractiva, pero en los mercados es siempre mejor pecar de prudente que de osado. Otros indicadores ya comentados en este blog, como el porcentaje de alcistas de la encuesta elaborada por la AAII, no mandan señales tan alarmantes como el interés corto que podemos ver en la anterior imagen: cuando escribimos estas líneas es del 33,10 % (muy por debajo de la media histórica del 40 % y de niveles extremos).

Cambiando de tercio, en el mercado de divisas observamos que la moneda china alcanza máximos de más de cinco meses frente al dólar, mostrando el optimismo de los operadores sobre las previsiones económicas antes de la ansiada firma de la fase uno del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China el miércoles. El tipo de cambio del yuan sube hasta 6,8883 frente al dólar estadounidense, su nivel más alto desde finales de julio, cuando el presidente Donald Trump puso al mundo en vilo con sus amenazas de nuevos aranceles de importación.

GKFX

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar