Semana de bancos centrales y datos macro

Este contenido tiene casi 2 años

Terminamos la semana con el Dow Jones haciendo máximos históricos y superando la cota de los 28.000 puntos. Sin embargo, esta que empieza volverá a estar marcada por los bancos centrales. El miércoles la Fed publicará las actas de la reunión del mes pasado y su homónimo europeo lo hará un día después. Tras tres recortes de tipos de interés, Powell aseguró que la Fed ha acabado con las bajadas por ahora. Veremos. Lo bueno de todo esto es que la curva de tipos ha vuelto a recuperar la pendiente positiva que presentaba tiempo atrás, alejando ligeramente las sombras de caídas fuertes del mercado de renta variable estadounidense para los próximos meses.

 

La guerra comercial, tras las declaraciones del asesor económico Larry Kudlow, parece que podría llegar a su fin. Pero esta historia ya nos la sabemos y va para año y medio de duración. Así que habrá que intentar dejarla apartada esta semana y estar pendientes de los PMI de Estados Unidos, Europa y Japón. El mes pasado fue ligeramente positivo, de ahí nuestra insistencia de que, cuando el sentimiento está muy deteriorado, cualquier ligera mejora dentro de lo negativo se traduce en subidas en renta variable, ya que la Bolsa descuenta el futuro. Al otro lado del Atlántico también habrá que estar pendientes de las solicitudes del subsidio por desempleo, con una tasa de paro en mínimos históricos.

Volviendo a España, el acuerdo alcanzado entre el PSOE y Unidas Podemos para la formación de un Gobierno de coalición ha abierto la puerta a la imposición de tasas especiales a las entidades financieras. El BCE ya ha alertado sobre las consecuencias negativas que tendría un impuesto para la banca y añade que habría que estudiar que realmente esta tasa acarrearía más consecuencias positivas que negativas (como que el aumento de costes mediante un impuesto adicional repercuta sobre el cliente). Después del abrazo entre los dos dirigentes de la izquierda, los bancos del IBEX acumularon durante cuatro días caídas que oscilaron entre el 4,4 % del BBVA y el 8,4% de Bankia.

Como vemos en la imagen interior, el selectivo español, fuertemente bancarizado, necesita del apoyo del sector bancario para subir. La superación de los 9.600 puntos podría abrir la puerta a un cambio de escenario técnico en la renta variable española con un objetivo por proyección hasta los 10.800 puntos si se completa la figura de doble suelo.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar