Rankia España
Blog de GKFX
Nuestra visión de los mercados

La despedida de SUPER MARIO

No hace mucho, en julio de 2012, Mario Draghi pasaba a la historia con su whatever it takes. Lograba así calmar a los mercados de renta variable y renta fija. Este jueves será el adiós definitivo, ya que tendremos la reunión mensual del Banco Central Europeo. Será su última reunión como presidente del organismo antes de que sea sustituido por Christine Lagarde. Para algunos, pasará a la historia como el banquero que ha salvado al euro y a la Unión Económica y Monetaria. Otros, sin embargo, son más críticos con la actuación del BCE bajo su mandato.

El nuevo paquete de estímulos monetarios aprobado el mes pasado no ha sido bien recibido por los bancos centrales de países como Alemania, siempre crítico con las actuaciones de Draghi, ni tampoco por la banca comercial, en donde hemos visto el descontento de Ana Botín, entre otros. Para la presidenta del Banco Santander, la política de tipos bajos o negativos, además de dañar la rentabilidad de los bancos, no estimula la economía europea: sigue sin crecer la demanda de crédito en el viejo continente.

La banca ha vivido un entorno complicado marcado por los tipos bajos, nuevas exigencias regulatorias y la aparición de nuevos competidores. El ahorro se impone al endeudamiento y la confianza del consumidor está muy tocada. Es por esto por lo que el selectivo español, índice fuertemente bancarizado, presenta una clara divergencia en cuanto al DAX o los índices de Wall Street, así como un peor comportamiento relativo. Pesos pesados del IBEX, como el Banco Santander, han vuelto a testear los niveles de 2016 y ahora parece que podrían estar completando una pauta de giro tras confirmar una nueva sucesión de máximos y mínimos crecientes.

Pese a ser un sector muy deprimido en donde muchas gestoras tratan de encontrar valor, no hay que olvidar que la sustituta de Mario Draghi al frente del BCE, Christine Lagarde, defendió la semana pasada la necesidad de continuar con la política monetaria expansiva de su predecesor para conseguir el objetivo de inflación del banco central. Lagarde es consciente de que los riesgos a la baja a los que se enfrenta la zona euro siguen vigentes y la inflación está muy lejos del nivel del 2 %. Se va Mario Draghi, pero se mantendrán sus políticas. En cada ejercicio se dice que a la banca europea no le queda ya nada más negativo que descontar. ¿Seguro?

Autor del blog

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar