Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Wall Street al asalto de máximos, pero con precaución.

Con el cambio de mes esta semana, los bancos centrales y los resultados empresariales pasan el testigo a los datos macroeconómicos. Seguiremos hablando de los datos relativos al sector manufacturero y servicios de países con una importancia capital como Reino Unido y Alemania. Lejos de Europa, Japón publica el Tankan y en China estaremos pendientes de las lecturas que nos brinde el PMI manufacturero de Caixin.

Este viernes los inversores deberán centrar su atención en el dato de empleo de septiembre en Estados Unidos. El empleo es la base de la cohesión social y el desarrollo, así que un buen o mal dato podría arrojar algo de luz sobre la política monetaria de la Reserva Federal de cara a saber si va a continuar con el plan marcado o ceder ante un nuevo escenario macroeconómico de desaceleración a nivel global y los twitts de Donald Trump.

Hay que recordar que las Bolsas del gigante asiático permanecerán cerradas durante la primera semana de octubre, así que los inversores estarán más pendientes de otros mercados. Como comentábamos en el artículo de la semana pasa, todos contendremos la respiración con los principales índices de Wall Street en zona de resistencia y con la amplitud de mercado acompañando la probable consecución de nuevos máximos.

Sin embargo, este asalto a la zona de máximos está envuelto en un clima de escepticismo y mucha precaución por parte de los inversores. Cuando hay caídas en el mercado, los sectores que mejor comportamiento relativo presentan frente al índice de referencia (el S&P 500) son aquellos considerados como defensivos: utilities y productos básicos de consumo. Es cierto que otros sectores como el inmobiliario o cuidados de salud también suelen rendir bastante bien cuando hay turbulencias.

En el gráfico adjunto vemos cómo en las fuertes caídas que vivimos a finales de 2018 los inversores buscaron refugio en los sectores citados anteriormente (XLU representa al sector utilities y XLP al sector de productos básicos de consumo). El eje de ordenadas mide el momentum y el de abscisas la fuerza relativa, así que cuanto más arriba y más a la derecha esté un sector, mejor lo está haciendo con respecto al S&P 500.

                  

Cuando el mercado comienza a ganar altura, los flujos de capital migran a sectores más agresivos, como tecnología o consumo discrecional. Ahora estamos cerca de máximos y los sectores que mejor se están comportando con respecto al mercado siguen siendo mayoritariamente defensivos, tal y como se aprecia en el siguiente gráfico, lo cual dice mucho del clima de cautela que reina entre los inversores.

                   

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Blog oficial en Rankia de:
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar