Las acciones de EE. UU. Se mantienen a flote, esperando la próxima gran noticia para impulsarlas al alza

Las yields de los bonos del tesoro americano siguen su camino ascendente sin pausa.
 
La posibilidad de que la política monetaria expansiva de la Reserva Federal no tenga un recorrido temporal tan amplio como se esperaba en un principio empieza a ganar defensores entre analistas de mercados y bancos de inversión.
 
La causa principal es la expectativa de un enorme paquete de estímulo fiscal promovido por un gobierno unificado demócrata que podría elevarse a varios trillones de dólares, pero también la posibilidad de un repunte inflacionista que, aunque todavía no de señales de vida, podría aparecer con la enorme cantidad de fondos que el gobierno piensa desplegar para estimular el consumo.
 
El bono 10 americanos T-note ha alcanzado el yield de 1.16%, niveles no vistos desde finales de febrero, antes de que la Reserva Federal decidiera bajar los tipos de interés.
 
 
En precio, el bono ha roto los principales niveles que han actuado como soporte y no encuentra obstáculo hasta la zona de 134.80, lo que llevaría a un yield de alrededor de 1.40%.  
Este enorme empinamiento de la curva no es mas que un adelante por parte del mercado de una rápida recuperación económica y en cierta medida de una protección ante rebrotes de la inflación.
 
De confirmarse este escenario, los mercados bursátiles se verían beneficiados y solo faltaría para esta situación optimista una mejor evolución del nivel de contagios de la epidemia que, de momento, no ha ocurrido y del efecto positivo de la administración de las vacunas, algo que no sabremos hasta dentro de varios meses.
En el día los índices bursátiles experimentan solo ligeras ganancias dentro de un mercado bastante lateral que se encuentra a la espera de noticias catalizadoras para reiniciar su tendencia alcista de los últimos meses.
 
El dólar USA, tras el fortalecimiento de los últimos días, provocado principalmente por el repunte de los tipos de interés a largo plazo, corrige muy ligeramente a la baja en un movimiento de carácter exclusivamente técnico sin noticias económicas de relevancia en el día de hoy.
 
Solo en el caso de su cotización contra la libra esterlina, el dólar se ha debilitado con mas fuerza. 
 
GBP/USD ha ganado hoy casi una figura completa, 80 pipos en estos momentos, tras los comentarios del gobernador del Banco de Inglaterra, Baileys, descartando la posibilidad de tipos de interés negativos, algo que se había convertido en elemento de debate en los últimos meses, por considerarlo poco efectivos dada la falta de transmisión de esta medida a la economía real por parte del sistema bancario. 
Además, el gobernador Baileys ha hecho una valoración menos negativa de los efectos de este segundo lockdown en la economía británica.
El par recupera territorio perdido en los últimos días y encuentra su primera resistencia en la zona de 1.3635 seguida de un segundo nivel en 1.3670.
 
En un escenario temporal mas amplio, el par continúa en tendencia alcista desde finales de septiembre, movimiento que se aceleró después del acuerdo del Brexit, y tiene un nivel de soporte principal en la zona de 1.3440, nivel que no debe perforar para mantener la tendencia actual.
 


Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. 79,69% de las cuentas de inversores minorista pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero. 

¡Sé el primero en comentar!
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar