El día de las elecciones en los Estados Unidos está aquí

La reacción de los mercados en este día de elecciones es de un moderado optimismo con la mayoría de los inversores deshaciendo posiciones defensivas.

El dólar se ha debilitado contra todas las divisas, con la única excepción del yen japonés que también se debilita por la misma razón que el dólar: flujos de salida de valores refugios.

¿Es esto una reacción normal?

La interpretación de este comportamiento de mercado se puede explicar por la ventaja que las encuestas dan al candidato demócrata Biden. En el caso de que el vencedor de los comicios fuera el antiguo vicepresidente y sobretodo si el Senado estuviera también en manos demócratas, la posibilidad de la aprobación de un paquete de estímulo fiscal de mayor tamaño, por encima de 2 trillones de dólares sería un hecho.

En este caso, los mercados bursátiles recibirían con entusiasmo esta medida que tan largamente ha sido esperada por los mercados. En el caso de los índices norteamericanos, probablemente el mas beneficiado sería USA30 ya que las medidas de estímulo fiscal favorecerían más a valores cíclicos que componen este índice.

Se podría esperar un mejor comportamiento futuro de este futuro con respecto al TECH100 que es el que ha liderado hasta ahora el movimiento alcista y que se podría ver mas afectado por una potencial y posible subida de impuestos corporativos que un gobierno demócrata implementaría para poder financiar el enorme déficit originado por el gasto fiscal.

Futuro europeo bajo el signo de la cruz electoral

Pero quizás quienes se beneficiarían en mayor medida de una victoria demócrata sería los índices europeos. Con Biden como presidente desaparecerían del horizonte las nubes oscuras que Trump creó con su continua amenaza de imponer tarifas arancelarias a las exportaciones de la Unión Europea.

DAX, en este escenario, podría recuperar de nueva la cota de los 13.000, a pesar del oscuro panorama que la pandemia está planteando en Europa. Las nuevas medidas de política monetaria expansiva que sin duda el BCE implementará en su próxima reunión de diciembre actuaría como revulsivo alcista para los índices europeos también.

Pero cabe la posibilidad de que la victoria que auguran las encuestas no sea tan clara e incluso el peor de los casos que sería que Trump impugnara los resultados electorales. Aquí volveríamos a la situación de risk-off total en los mercados, mas aún cuanto mas tiempo se tarde en dilucidar quien es el ganador. Los mercados bursátiles sufrirían perdidas considerables y el dólar se fortalecería de nuevo como valor refugio.

Hasta dentro de un par de días no podremos despejar estas incógnitas.

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar