Hoy a las 11.00 hora local en Washington, el Tesoro americano anunciará una nueva ronda de inyecciones de liquided a los bancos estadounidenses, en un intento de incrementar el consumo y mejorar los muy perjudicados balances de entidades financieras, cargados de lo que se ha venido a llamar, "activos tóxicos..."

El nuevo paquete de estímulo pendiente de aprobación, elevará el compromiso de las autoridades norteamericanas para solucionar la actual crisis financiera, hasta la imponente cifra de 9.7 trillones de dólares, lo que sería suficiente para pagar el 90% de las hipotecas de todo el pais, cuya cuantía está calculada en 10.5 trillones de dólares según datos de la Reserva Federal... Las promesas son de 1 trillón en paquetes de estímulos, entorno a 3 trillones de préstamos y gastos, y 5.7 Trillones en acuerdos para aproveer ayuda financiera. Si será por dinero....!!

¿ Problema resuelto pues ?, bueno probablemente la dimensión del problema sea bastante mayor, debido a los efectos que el apalancamiento financiero sobre estos instrumentos hipotecarios, haya podido causar, pero si un cosa sigue quedando claro aquí, y es que la crisis de liquided se soluciona con dinero, y por el momento, por dinero no va a dejar de solucionarse...

Se está hablando mucho a ambos lados del Atlántico sobre la posible creación de bancos agregadores de Activos Tóxicos, lo que se viene a denominar con la engañosa expresión de "Bad Bank". Hoy el Financial Times recoge una información sobre la posibilidad de que la Comisión ha pensado en pedir a la banca que valore los activos con problemas a precios de mercado como paso previo a transferirlos a una entidad a nivel europeo que los centralice... Probablemente también esta tarde tengamos más detalles sobre la posible creación de una entidad de este tipo en EEUU...¿ pero esto qué es bueno o malo...?

Pues en principio el mercado lo ha estado pagando, y es el motivo del pequeño Rally iniciado a mediados de la semana pasada. El problema es que las entidades financieras están tan pilladas con Activos Tóxicos en sus balances, que a pesar de estar garantizados por el Estado en muchos de los casos, auyentan la entrada de nuevos capitales en ellas, dada la incertidumbre de su valoración. De hecho no hay mercado para valorarlos en la mayoría de los casos.

Pero cuidado, el mercado ha estado pagando una idea ligeramente distinta de la que se está barajando con la información que tenemos por el momento, esto es, que los Gobiernos van a comprar los Activos Tóxicos, y los bancos se van a ver tremendamente aliviados, al soltar el lastre que los hunde. Problema: El inmenso coste que esta medida tendría, que podría arrastrar al abismo a los propios estados.

Parece ser que el funcionamiento del Banco Agregador, o Bad Bank, va a ser ligeramente distinto: Haría las funciones de una casa de subastas, con la garantía del Gobierno dirigiendo las ventas. Los bancos aportarían sus Activos Tóxicos, para que los inversores privados pujaran por ellos, con la protección de la Reserva Federal sobre posibles futuras pérdidas de los compradores. De esta forma, el Gobierno pondrá un suelo a la valoración de estos activos de manera que si ésta sube, los inversores se beneficiarían, mientras que si la valoración continúa cayendo, el Estado encajaría la pérdida, lo cual es un buen incentivo para que los inversores se animen a comprar algo de lo que por el momento huyen como la peste. Para el Estado también es una medida mucho más barata que comprar los activos directamente, con lo que parece que va a ser la vía a implementar.

¿Y cómo lo interpretará el mercado...? Pues en una primera instancia probablemente con ventas, dado que las compras anteriores anticipaban una medida mucho más agresiva. Ya lo estamos viendo en el comportamiento de los mercados europeos en la sesión de la mañana... Después cualquiera sabe, aunque desde mi punto de vista, la medida no es del todo mala.

Lo iremos viendo. S2.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar