Nuevos brotes verdes

El presidente de la Reserva Federal estadounidense, Ben Bernanke, ha vuelto a decir que la economía estadounidense está mostrando signos de recuperación. (Texto completo aquí ). Estas declaraciones, según señalan se basan en que “las mejoras en los mercados financieros han ayudado a las perspectivas económicas”. El problema más persistente según sus declaraciones será el paro, que no remitirá hasta 2011.

Un punto importante es que se está buscando el momento más apropiado para ir reduciendo los estímulos, por un lado por el riesgo de que tales acciones traigan inflación en el futuro, y porque es necesario equilibrar las cuentas del Estado (“...aunque se han dado importantes pasos para hacer frente a la recesión y a las amenazas a la estabilidad financiera, para mantener la confianza en las finanzas públicas y mercados financieros es necesario que los políticos empiecen a planear la restauración del equilibrio de las cuentas públicas”). Bernanke, doctor en economía por el MIT y conocedor de la historia económica, sabe que este punto es bastante delicado, y es de suponer que esta medida se llevará a cabo de forma progresiva, ya que cuando el New Deal (plan de estímulo económico estadounidense para salir de la Gran Depresión) se vio restringido para reducir el déficit público, se produjo una recesión.

También se menciona la idea más común y punto de reforma más importante extraído de la actual situación, la reforma del sistema financiero. “Una lección clara de la actual agitación financiera es que necesitamos hacer que nuestro sistema de supervisión y regulación financiera sea más efectivo, tanto en EEUU como en el extranjero”. Lo cierto es que esta idea es bastante polémica, y objeto de discusión entre economistas keynesianos y liberales. Tal y como ocurrió en la Gran Depresión de los años 30, se llevaron a cabo medidas de regulación financiera, que fueron útiles para evitar la especulación dañina para la economía, la vuelta a las “banca aburrida”, tal y como menciona Paul Krugman.

Aunque si esto no sirviera para frenar la especulación, al menos calmaría los ánimos de muchos economistas y personas que buscan responsables de esta crisis, y que no quieren que los mayores culpables de la misma sigan enriqueciéndose; no del mercado, sino de las ayudas estatales. Aunque sólo sea por venganza.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar