Fin de la fiesta de la banca

A los bancos se les puede acabar el chollo pronto. El BCE mantiene los tipos al 1% pero quiere reducir los préstamos a largo plazo de los que se ha beneficiado la banca. Esto quizá sea porque la mayor liquidez que da la autoridad monetaria no se traslada a los consumidores y las empresas, usándola para tapar su morosidad. Prueba de ello este par de gráficas, obtenidas del Banco de España:

En economía, una imagen también vale más que mil palabras. Creo que quien vea esta gráfica no dirá que la congelación del crédito es cosa de risa, o que es mentira. La primera recoge las variaciones del crédito a las empresas, y la segunda la evolución del crédito al sector público. Quién es el favorecido queda claro.

Los directores generales dicen que esto no es porque no quieran dar préstamos, sino que se debe a que la gente no los pide. Esto suena poco creíble. Los bancos ahora mismo están actuando de forma contraria a como se supone que debe actuar el sistema financiero: canalizando el exceso de ahorro de unos agentes a otros con necesidades de financiación.

Lo que sí es seguro que las entidades financieras se han beneficiado (y mucho) de toda la pasta que les regalaba el BCE. Las "operaciones principales de financiación a largo plazo" (léase préstamo barato a los bancos) no han hecho nada más que crecer. Este dinero se supone que era para que las entidades volvieran a prestar. ¿Qué hacen con las ayudas del BCE? Recibir dinero barato del BCE y comprar deuda pública española. Con los importantes beneficios de estas operaciones, van tapando la morosidad derivada de la mala gestión de riesgos.

En la siguiente gráfica se pueden ver los millones de euros de inyecciones de liquidez que reciben los bancos. Ésta no tiene la gráfica bonita del Banco de España, aunque los datos provienen de ahi.

Ésta partida, la de los préstamos a largo plazo del BCE es la que Trichet quiere reducir, está claro por qué. Pero no por esto se le van a acabar las facilidades a las entidades. Que se reduzcan las partidas a largo plazo no quiere decir que se vayan a reducir también las de corto plazo, o menos aún, que se vayan a aumentar los tipos de interés. Para los bancos seguirá siendo fácil obtener dinero, aunque algo menos.


Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar