Augurios de estanflación

Cuando hay nuevos temas sobre los que escribir, como es el caso de la actual crisis económica, los economistas, financieros y periodistas empiezan a rebuscar en Google antiguas crisis económicas y con ello pretenden explicar la actual, de forma dogmática y monotemática. Uno de los augurios que ha tardado más en aparecer (quizá porque en la actualidad parece contrario a lo que señalan los indicadores económicos), es el fenómeno de la estanflación. Traducción literal del término inglés stagflation, fruto de concatenar las palabras estancamiento e inflación.

Pues bien, si seguimos mínimamente los medios puede que nos choque esta idea, cuesta pensar que en la actualidad se de un fenómeno inflacionista, cuando los índices de precios en los países desarrollados no hacen nada más que caer. Sin embargo, George Soros señala que habrá estanflación (leer más). El "gurú" de los mercados, más bien un especulador, ha obtenido una importante fama criticando el capitalismo salvaje y la globalización que le permitió enriquecerse, ahora se dedica a hablar sobre la crisis actual en medios de comunicación de todo el mundo. También se declara en contra de una mayor regulación financiera.

El escenario económico actual es diferente al que se daba por ejemplo, en EEUU. En los años 70, la primera crisis del petróleo unida al aumento del gasto por la Guerra de Vietnam provocó inflación, mientras que el fin del sistema de Bretton Woods terminó con crecimiento sostenido de la "época dorada del capitalismo".

Parece difícil pensar que en unos meses los precios subirán, esto se podría deber a los planes de estímulo económico, al petróleo (que se espera que suba el año que viene), pero sobre todo debería ser por un aumento de la demanda, en especial del consumo. Los "brotes verdes" (término que utilizó por primera vez Timothy Gheitner) que parecen atisbar por dirigentes políticos pueden ser un simple espejismo fruto, por ejemplo, de la época veraniega. El drama actual no parece ser la estanflación, sino más bien la deflación, que podría empeorar si los políticos ceden a las presiones conservadoras y reducen la cuantía de los planes, o los eliminan. Si esto ocurre, el augurio más repetido por economistas es que la actual crisis se parecerá a la "década perdida" de Japón.

En cuanto al problema de la inflación, si aparece tras la recuperación, ya habrá tiempo de reducirla, es lo único para lo que parece estar preparado el Banco Central Europeo.


Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar