Nunca llueve a gusto de todos: Inflación y valores refugio (oro)

P. Gil - H. Mohedano

Uno de los temas de mayor actualidad es la reciente comparecencia de la directora de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Janet Yellen. Dicha rueda de prensa se esperaba con gran incertidumbre ante la posibilidad de una subida de los tipos de interés norteamericanos vista la ligera mejora de la economía y los buenos datos de empleo. En su discurso, Yellen comentó por otra parte el debilitamiento de la actividad económica internacional, la caída del crudo, la apreciación del dólar y la volatilidad de los mercados financieros en los últimos meses, además de la situación de la economía china. A día de hoy,  la inflación de la primera economía del mundo  sigue por debajo del 2% que busca la FED y la incertidumbre se ha abierto paso en los mercados financieros.  Parece ser por tanto que la economía yankee no ha repuntado como se esperaba lo cual parece que el "dinero barato" va a continuar presente al otro lado del charco.

Las tasas de interés bajas favorecen la inflación, ya que con ellas se busca avivar la economía (hasta el límite del BCE que incluso ha llegado a imponer tipos al 0%, es decir, que los bancos obtienen dinero "gratis" para que este sea puesto a disposición del público) además de buscar a través de un periodo inflacionario reducir la deuda de los países, por el simple hecho de que si el dinero cada vez vale menos, la deuda también. De ahí la importancia de generar una inflación que no llega.

Sin embargo, hemos echado a faltar alguna mención a otros activos como el oro por ejemplo, materia prima que esta estrechamente ligada a la política monetaria de Estados Unidos al tratarse de un valor refugio. Recordemos que el aumento de los tipos de interés deriva en un incremento del coste de oportunidad de mantener al metal, al tiempo que impulsa al dólar. El lingote cayó un 3%  la semana pasada después de las declaraciones  de las autoridades de la FED que se posicionaban a favor de subir los tipos. No obstante, después del discurso conciliador de Yellen ayer, el preciado metal repunto un 1,56% hasta los 1,240.88 dólares por onza.

 

Gold/USD - Gráfico diario

 

El oro no es meramente un "activo divino", sino que es la forma más reconocible de dinero para la humanidad debido a su escasez e indestructibilidad. Las entidades de inversión odian el oro, ya que suele repuntar cuando sus títulos menguan. Los gobiernos no son del todo muy partidarios del oro (salvo excepciones como China por ejemplo) debido a que revela la perdida de poder adquisitivo de la clase media a través de la deuda emitida por los bancos centrales.

Tiempo atrás, invertir en el oro no era atractivo para algunos inversores dado que el metal, así como las materias primas no produce dividendos como tal. ¿Al fin y al cabo por qué íbamos a invertir en un activo sin esta ventaja cuando tienes depósitos y deuda soberana con rentabilidades razonables? Lamentablemente con deudas con intereses negativos y depósitos al 0%, estos tiempos han terminado y cada vez más inversores muestran interés por este tipo de nuevas inversiones. Para The Bankruptcy, es altamente probable que el oro continúe mostrando una tendencia al alza en este 2016 siempre y cuando el riesgo de un decrecimiento económico global siga presente.

Otro artículo que podría interesarte: El refugio de la Bolsa

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar