La sentencia del Pleno del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013, tiene consecuencias importantes sobre las posibles reclamaciones de las cláusulas suelo.

La sentencia declara que las cláusulas suelo,  son nulas si hubo falta de  transparencia por parte del Banco, es decir falta de información suficiente sobre la existencia de dicha cláusula y sus consecuencias, en cuyo caso si cabe controlar el carácter abusivo de dichas cláusulas y declarar su nulidad y desaparición de los préstamos hipotecarios en que estén incluidas.
 
Es importante tener en cuenta que para que haya transparencia y por tanto la cláusula fuera válida, los requisitos que exige la sentencia son muy estrictos y creo que en los préstamos que se han firmado en los últimos años, al menos hasta el 2012, difícilmente se cumplirán los requisitos de transparencia.
 
Incluso aunque haya oferta vinculante no se cumpliría la transparencia, pues además de que tal oferta tendría que haberse entregado con tres días de antelación, y la prueba de que así se hizo corresponde al Banco, el Tribunal Supremo considera que para que haya transparencia hay que entregar un folleto informativo, una oferta vinculante que incluya el tipo de interés y las limitaciones a la variación del tipo (suelo-techo), posibilidad de examen de la escritura pública durante los tres días anteriores a la firma, además del cumplimiento por parte del Notario de la obligación de advertir sobre las circunstancias del interés variable y especialmente si las limitaciones al interés variable (suelo-techo) no son semejantes al alza y a la baja (aptdo. 198).
 
Pero ni siquiera cumpliendo estos requisitos existiría transparencia pues la sentencia exige además que tendría que haber información suficientemente clara de que la cláusula suelo forma parte del objeto principal del contrato, tendrían que haberse hecho simulaciones de escenarios relacionados con el comportamiento previsible del tipo de interés en el momento de firmar el contrato, es contrario a la transparencia incluir junto al “suelo” un “techo” como aparente contraprestación que realmente no lo es, etc.
 
A la vista de todos los requisitos que se exigen para que haya transparencia será casi imposible que haya algún Banco que los haya cumplido.
 
La posibilidad de plantear una demanda judicial, adquiere posibilidades reales de exito.
 
Seria conveniente presentar un escrito en el Banco para que  lo devuelvan sellado, requiriéndoles para que de acuerdo con el apartado 294 de la STS de 9 de mayo de 2013,  se le dejara de aplicar la cláusula suelo desde el próximo vencimiento. 
 
Probablemente el Banco no haga caso pero una vez recaída sentencia se podría recuperar lo cobrado de más desde la fecha del escrito.
 
 
Podeis acceder a la sentencia completa en :http://rankia.s3.amazonaws.com/promociones/sentencia.doc

 

 

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar