¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

7 Gráficos que cuentan la historia del Brexit

En el aniversario de la votación del Reino Unido para abandonar la Unión Europea, la presentación de la estrategia de Theresa May para abandonar el Brexit queda marcada por la dimisión de David Davis. Analizamos los hechos que han marcado estos dos últimos años y lo que ha sucedido en los mercados y la economía del Reino Unido, de la mano de Schroders

Schroders

El 23 de junio de 2016, el Reino Unido votó si permanecer o no en la Unión Europea (UE). Muchos esperaban que el Reino Unido permaneciera en la UE, pero por una mayoría del 52% ganó la campaña Leave.

Está previsto que el Reino Unido salga de la UE a las 23:00 (hora del Reino Unido) del 29 de marzo de 2019.

 

Cronología del Brexit  

Fechas clave 

    Acontecimiento 

 18-19 October 2018  Cumbre de la UE:
- Establecer un acuerdo de salida que incluya la cuenta de divorcio.
- Una declaración política con un marco de trabajo para la futura relación con la UE. 
Otoño 2018 La Cámara de los Comunes necesita firmar el acuerdo del Brexit.
Enero 2019  Los parlamentos de la UE y el Reino Unido deben ratificar el tratado de salida antes de que se produzca el Brexit.
29 Marzo 2019

El Reino Unido tiene previsto salir de la UE a las 23:00, hora del Reino Unido, siempre que se haya acordado todo

30 Marzo 2019

El Reino Unido comenzará un período de transición, durante el cual mantendrá los beneficios de estar en la UE,

y podrá negociar sus propios acuerdos comerciales.

31 Diciembre 2020 El período de transición termina. El Reino Unido puede implementar sus propios acuerdos comerciales.

¿Qué ha pasado en los mercados desde el referéndum?

Los mercados de valores

Inmediatamente después del referéndum, el FTSE 100 y el FTSE 250 cayeron un 9% y un 12%, respectivamente. Pero desde el cierre de los mercados el 23 de junio de 2016, las acciones del Reino Unido, según el índice FTSE All-Share, han aumentado un 31,2% al 15 de junio de 2018.

El contexto económico global ha sido útil. Los inversores globales han comprado el llamado escenario Goldilocks; una combinación "no demasiado cálida, no demasiado fría" de crecimiento estable, inflación benigna y bajas tasas de interés.

El respaldo del mercado y la economía del Reino Unido provino del Banco de Inglaterra (BoE), que ha mantenido bajas las tasas de interés y la política monetaria, asegurando que las empresas y los mercados tengan acceso a financiación.

Sin embargo, el mercado bursátil del Reino Unido ha quedado rezagado respecto del resto del mundo. Desde el referéndum del Brexit, las acciones asiáticas han retornado 44.1%, según datos de Thomson Reuters y las acciones de los Estados Unidos arrojaron un 37.2%. Solo las acciones europeas, de los cinco principales índices analizados, ganaron menos que el Reino Unido, con un retorno del 19.5%. Los mercados bursátiles mundiales han obtenido un retorno del 33.2%.

Schorders retorno Brexit

El rendimiento pasado no es una guía para el rendimiento futuro y no puede repetirse.

Fuente: Schroders. Datos de Thomson Reuters Datastream al 15 de junio de 2018. Todos los datos bursátiles son el rendimiento total (incluidos los dividendos) y en las monedas locales, excepto en Asia y el mundo, expresado en dólares estadounidenses. Índices MSCI utilizados para Asia y el mundo. S & P 500 se usó para acciones en los EE. UU., FTSE All-Share se usó para acciones en el Reino Unido y Stoxx 600 se usó para acciones europeas.

Libra esterlina

La libra esterlina ha bajado un 10% frente al dólar estadounidense desde el referéndum, según los datos de Thomson Reuters, aunque esto enmascara una recuperación de la caída cercana al 20% inmediatamente después de la votación (ver la tabla a continuación).

La incertidumbre sobre el resultado de las negociaciones Brexit, la desaceleración de la economía del Reino Unido y el aumento de la inflación a comienzos de 2018 obligaron al Banco de Inglaterra a mantener bajos los tipos de interés para no desacelerar aún más la economía.

Las bajas tasas de interés y la incertidumbre económica y política no son buenas para una moneda. Pero mientras la debilidad de la libra perjudica a los británicos que se van de vacaciones fuera, puede beneficiar a las empresas británicas cotizadas que generan sus beneficios en el extranjero, dado que incrementa el valor del dinero que generan las empresas en divisa extranjera una vez convertido a libras.

Puedes ver el efecto que ha tenido la caída en libras en el índice FTSE All-Share en el cuadro a continuación. La debilidad en la libra ha respaldado las ganancias del índice en los últimos dos años. Cuando la moneda se ha fortalecido, el mercado de valores se ha debilitado y viceversa.

De hecho, si conviertes todas las rentabilidades del índice a dólares, entonces el mercado bursátil del Reino Unido es el índice que peor rendimiento ha tenido de los que hemos destacado: ha subido un 18,9% desde Brexit, menos que las acciones europeas, que han subido un 21,8% en términos de dólares.

Cómo la debilidad de la libra ha apoyado al mercado bursátil del Reino Unido desde el referéndum

Schoders Brexit

El rendimiento pasado no es una guía para el rendimiento futuro y no puede repetirse.

Fuente: Schroders. Datos de Thomson Reuters Datastream al 15 de junio de 2018. FTSE All-Share utilizado para acciones del Reino Unido.

Sectores de mercado

La economía de Goldilocks ha ejercido su magia en los sectores que más se benefician de una economía global más benigna, entre ellos los recursos básicos y los materiales.

Los sectores con menor ciclicidad, aquellos que producen bienes y servicios para los cuales la demanda se ve menos afectada por la salud de la economía, lo han hecho peor. Los más débiles también han sufrido problemas regulatorios y de competencia, incluidos los servicios de telecomunicaciones, los servicios públicos y el tabaco.

Por otra parte, los negocios inmobiliarios y minoristas en general han seguido desempeñándose mal, pero las preocupaciones estructurales, ejemplificadas por el 'efecto Amazon' -la evolución en curso del sector minorista provocada por la interrupción del comercio online- parecen ser más responsable de este desempeño que el Brexit.

Las valoraciones son más bajas en los sectores que están más dominados por las empresas nacionales, como lo ilustra la tabla siguiente. Las telecomunicaciones, los servicios públicos, el comercio minorista y los bancos parecen baratos, en comparación con el promedio del mercado del Reino Unido, en un múltiplo de precios ajustados cíclicamente a las ganancias (CAPE). Un número más bajo sugiere un mejor valor.

 
Sector   Rendimientos totales desde Brexit 

    CAPE Valuation  

Basic resources  109.8%  13.4x
Basic materials    103.7%    14.2x
Food & Drug retail   56.5%    14.1x
Beverages    49.3%    37.2x
Tech  46.7%    40.9x
Banks   40.4%  11.8x
Insurance   36.9%  14.9x
Construction & materials    35.9%  22.1x
Financial services  35.1%    29.8x
Industrials  34.0  22.3x
UK market    31.2%  17.8x
Travel & leisure  25.7%    22.7x
Healthcare  23.4%  19.0x
Media    20.6%    21.1x
Retail   18.8%  14.7x
Real estate   1.5%  20.4x
Utilities   -7.4%    12.5x
Tobacco   -9.9%   20.1x
Telecom    -21.0%  13.4x

El rendimiento pasado no es una guía para el rendimiento futuro y no puede repetirse.

Fuente: Schroders. Datos de la serie Thomson Reuters UK Index actualizados al 15 de junio de 2018.

Explicar lo que ha sucedido en las acciones de Reino Unido desde el referéndum es una cosa. Predecir cómo se comportará el mercado a medida que se desarrollan las negociaciones del Brexit es otra muy distinta. “Creemos que el endurecimiento continuo de la política monetaria de EE. UU. tendrá implicaciones para los mercados mundiales, ya que los inversores se preguntan cuánto tiempo más durará la economía de Golidlocks. En este sentido, creemos que aumentará la volatilidad con movimientos asociados en los bonos, los productos básicos y las monedas que causarán fluctuaciones en la renta variable británica”, afirma David Docherty, gestor de renta variable del Reino Unido de Schroders. Sin embargo, debemos tener en cuenta que, como muestran los ejemplos regulatorios y el de Amazon, el Brexit seguirá siendo solo uno de los factores que afectan a los inversores en renta variable del Reino Unido. Así, tal y como apunta Docherty, “hay otros factores no brexistas como el cambio tecnológico, el comercio internacional, la geopolítica, la actual fusión y adquisición de empresas, los recientes rumores en Italia, etc que muestran que la eurozona se enfrenta a graves problemas propios”.

¿Qué le ha pasado a la economía del Reino Unido?

Crecimiento (PIB)

El Reino Unido ha caído al fondo de la liga de crecimiento del G7. El grupo de los siete países industrializados más poderosos del mundo: Estados Unidos, Japón, Alemania, el Reino Unido, Francia, Italia y Canadá.

Como se ilustra en el cuadro a continuación, el descenso en las clasificaciones se produjo después de la votación del Reino Unido para abandonar la UE.

Schroders Brexit

Precios de la vivienda

Uno de los mejores barómetros de la salud de las finanzas domésticas en el Reino Unido es el precio de la vivienda; desde Brexit, el crecimiento del precio de la vivienda se ha desacelerado consistentemente.

Es posible que no se deba exclusivamente al Brexit, aunque la mayoría de los proveedores de datos sobre el precio de la vivienda lo han citado como un factor importante. Los inversores que compran activos inmobiliarios para alquilar han tenido que hacer frente a un incremento del impuesto de actos jurídicos documentados y a un endurecimiento de las condiciones para que los titulares de una hipoteca se beneficien de desgravaciones fiscales.

Schroders Vivienda Brexit

Tasas de interés e inflación

En agosto de 2016, el Banco de Inglaterra redujo las tasas de interés a un mínimo histórico de 0,25% después de un período de incertidumbre tras la votación del Brexit. En los meses que siguieron, la inflación aumentó constantemente, alcanzando un máximo del 2,8% a fines de 2017.

El Banco de Inglaterra elevó las tasas de interés hasta el 0,50% en noviembre de 2017 a medida que la inflación subía y la economía parecía tener una base más estable. Los inversores estaban tan seguros de un nuevo aumento de las tasas en mayo de 2018 que habían calculado un 100% de probabilidad de que esto ocurriera. Sin embargo, no sucedió.

Desde entonces, el BoE no ha podido volver a subir tipos. La inflación ha disminuido y la economía del Reino Unido se ha desacelerado significativamente. El mercado descuenta ahora una más que probable subida que situaría los tipos en el 0,75% en la reunión del BoE de noviembre, como muestra la tabla siguiente y en consonancia con una previsión anterior de Schroders.

 
 Fecha de reunión del Banco de Inglaterra 

    Probabilidad de un alza de tasas 

21 Junio 2018 4%
02 Agosto 2018 50%
13 Septiembre 2018 51%
01 Noviembre 2018 65%
20 Diciembre 2018 64%

Fuente: Schroders. Los datos de Bloomberg actualizados al 18 de junio de 2018. No se deben confiar en los pronósticos incluidos y no se garantizan.

El aumento y la caída y el aumento de la inflación en el Reino Unido enero 2010 - mayo 2018 Inflación (%)

Schroders Brexit

Fuente: Schroders. Instituto Nacional de Estadística británico (en inglés, ONS). Datos actualizados al 21 de junio de 2018.

Autor del blog


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar