Trading e Inversiones: Aprender a perder puntos y no dinero…

4

Trading e Inversiones: Aprender a perder puntos y no dinero…





Sin duda el aspecto psicológico en la inversión y en la especulación financiera juega un rol tremendamente importante que no puede dejar de tomarse en cuenta a pesar de algunos detractores al respecto.

Traders y expertos en materia de psicología como Víctor Urrutia han dedicado tiempo y esfuerzo en estudiar y en transmitir los aspectos psicológicos que influyen a la hora de tomar decisiones de cara a una toma de posición a corto, mediano o largo plazo sobre un activo en un mercado cualquiera. Algunos simplifican el tema hablando de “demonios”, otros de la amígdala en nuestro cerebro en una especie de funcionamiento de sobrevivencia como parte de nuestro cerebro primitivo, otros de condicionamiento cultural (creencias) o simplemente algunos lo reducen al constante aprendizaje que vamos teniendo a lo largo de nuestro desarrollo en este mundo civilizado que tiene como lenguaje común e inequívoco al dinero, lenguaje que logra superar fronteras, barreras idiomáticas y en el peor de los casos, valores tan importantes como el honor, la honradez y el respeto hacia la vida. 

Tal vez sea a mi humilde punto de vista, una mezcla de todos los puntos anteriormente mencionados, como cuando escuchamos hablar de Dios con diferentes nombres pero refiriéndose al mismo ser de amor, todopoderoso que para los que somos creyentes, todo lo creó, domina, ve y pone en orden.

No es de mi interés generar un artículo que provoque polémica hacia las conclusiones que un experimentando en los mercados pueda tener respecto a la importancia de la psicología y a su existencia explicada ni mucho menos entrar a polémica con el aspecto del credo espiritual de cada uno, más allá para quienes sean agnósticos, ateos o creyentes, monoteístas, politeístas o shintoístas, el hecho es que por alguna extraña razón que está en debate, el dinero mueve al mercado basado en dos principios básicos como son en la economía la ley básica de la oferta y la demanda, en los mercados financieros son el miedo y la codicia.

El miedo y la codicia


Dado que no es un artículo dedicado a profundizar en toda la teoría que rodea y da argumentación a estos conceptos es que lo resumiré de forma muy clara: La mayoría de los seres humanos a medida van aumentando en años de vida, van incrementando su miedo a perder dinero y aumentando su codicia por ganarlo. Mientras un bebé no diferencia entre un papel con tinta a un billete con un texto su reverso de “In God We Trust” dándole el mismo nivel de importancia, a medida ese bebé deja de serlo para convertirse en niño, comienza a aprender diferentes aspectos de la vida, entre esos, el “valor” del dinero, o mejor dicho, el “poder” del dinero. Entiende que ese papelito con tinta, tiene un poder superior a uno común y corriente porque básicamente puede cambiarlo por mercancías.

Ya sea por efecto cultural o propio desarrollo del cerebro (esto se lo dejo en debate entre los expertos dedicados a estudiar ello) es que a medida vamos creciendo en años de edad, el número que refleja el billete de papel o bien hoy el wallet, toma mayor relevancia ante nuestros ojos y poco a poco, sin darnos cuenta parece que nuestro interés en hacer crecer ese número va en constante ascenso (codicia) y de la misma manera en aparente “igual proporción” (visión que en realidad es equivocada porque, los expertos han descubierto que la pérdida se sufre de dos a tres veces más que el disfrute de la misma cantidad en ganancia) crece nuestro miedo a perderlo o a reducir ese “poderoso” número (en nuestra sociedad actual) que viene acompañado de un característico pero reconocido símbolo que puede ser para algunos en este lado del planeta un $, para quienes viven en la zona Euro con un €, para los que viven en el país del sol naciente con un ¥, o para los formales ingleses con un £. Y así en cada país, ese número es reconocido, toma otra forma, importancia y despierta estos sentimientos primitivos (al parecer) al estar acompañados por el símbolo correspondiente.

El problema del miedo y la codicia en el trading


Escuchaba uno de los interesantes podcast de @juan-such (recomiendo escucharlos porque son una maravilla donde se aprende mucho en su blog: https://www.rankia.cl/blog/such) donde conversaba con Samuel Gil, socio en "JME Ventures" sobre el libro "Alquimia" y en esta platica en algún momento tocaron algo que suelo mencionar bastante. La percepción del patrimonio cuando está en líquido versus cuando está en un bien que entendemos que cambia de cotización comercial en cada momento, al no ver reflejado esos cambios en una pantalla, no se nos despierta esa ansiedad propia al ver nuestros números bailar o simplemente cambiar continuamente, en cada segundo, minuto, día, mes o año de nuestra cuenta de trading o de nuestra cartera de inversiones en pesos, dólares, euros, etc… En la divisa que utilicemos.

El tener que enfrentarnos con estos cambios constantes, tanto si estamos en un número mayor al que teníamos justo antes de entrar al mercado o en el peor de los casos, uno inferior, es que nuestra toma de decisiones racionales, estudiadas de manual como se dice comúnmente, comienza a verse nublada por una cortina de niebla que nos antepone esa codicia y avaricia y que terminan influyendo a la hora de tomar decisiones en el mercado, ya sea para abrir, modificar o cerrar operaciones, aumentando con ello la probabilidad de violar todo plan de trading o inversiones delicadamente preparado.

Pensar en puntos, una posible solución


Más allá de las razones, es la solución lo que quiero plasmar en la presente publicación por lo que apuntaré y dispararé de forma directa a mi “sistema de puntos” como una posible solución a la sensación de miedo y codicia que puedas tener haciendo trading o invirtiendo.

Una de los aspectos en los que me acostumbre fue a convertir todo a porcentaje, algo de lo que se tiende a hablar mucho, pero además de ello para asegurar el eliminar el aspecto del símbolo monetario ya mencionado, es convertir ese símbolo en “puntos”. Para explicarlo de forma simple, en vez de perder $1.000 dólares, pienso que perdí 1.000 puntos. De esta manera, al menos a mí, me permite ver las cosas con mayor racionalidad, no cayendo en la desesperación ante una mala racha de operaciones ni emocionarme cuando la racha es favorable. El pensar en un sistema de puntos en reemplazo al de dólares (en mi caso mayormente invierto utilizando dólares) me ha ayudado a que la pérdida de $1.000 dólares sea igual de “dolorosa” que la felicidad de ganar $1.000 dólares, porque para mi mente ya entrenada, simplemente, pierdo 1.000 puntos o gano 1.000 puntos, no sopesando este complejo aspecto psicológico que nos hace sufrir mucho más con las pérdidas que con las ganancias siendo los mismos montos.

Conclusión


Bien dijo alguien por ahí que los seres humanos somos seres emocionales que de vez en cuando razonamos, es por eso que pensar en puntos en vez de dinero, puede ayudarte a tomar decisiones con mayor racionalidad que cuando piensas en dinero. Por supuesto que no existe nada escrito en piedra y esta forma me sirve a mi y le ha servido a varias personas que he asesorado para ver las cosas de forma racional y no tanto emocionalmente y así mejorando su calidad de vida (porque sufrir por temas económicos daña mucho la calidad de vida).

¿Crees que te pueda servir a ti?... Esa respuesta sólo la tendrás tú. Te invito a probarlo y por supuesto a dejar tu comentario!.

Rodrigo Aguila Bahamonde

Rankia Chile

  1. en respuesta a Andrade.12manuel00
    -
    #4
    20/09/21 23:31
    Que tal @andrade-12manuel00!

    Efectivamente, es una forma muy eficiente de eliminar de forma parcial o total el aspecto psicológico del dinero. Por supuesto que esto aplica siembre pensando en la base de operar como un profesional, no sólo en el "conocimiento del mercado" sino que con un fuerte foco en la Gestión Monetaria. Porque pensar en puntos sin Gestión Monetaria es la ruina asegurada.

    Un abrazo!
  2. #3
    20/09/21 23:01
    Siendo inocentes como niños es que se llega al cielo. Reemplazar el dinero por puntos, como si de un juego se tratase puede llegar a solucionar nuestros problemas con el (perder) dinero. Creo que todo deja de tratarse del dinero, las ganancias y las pérdidas y te centras más en lo que hay detrás: cómo ganar más puntos.
  3. en respuesta a Enverto
    -
    #2
    19/09/21 21:15
    Muy interesante lo que comentas @enverto y es una posición diga de análisis. El como se ven las cosas, todo es tan subjetivo, dependiendo de las ideologías, creencias, valores, etc...

    En cuanto a lo que comentas de trading, exactamente ayuda mucho, tratar de "engañar" a nuestra mente puede ser muy útil para ir disminuyendo y en el ideal, anular el factor psicológico.

    Un abrazo!!
  4. #1
    18/09/21 09:28
     
    En bolsa hablamos con total naturalidad de invertir, pero nadie se escandaliza cuando oímos  –fulanito apuesta contra Tesla y menganita a favor- verdad que ahí hay algo que chirria, apuestas en este negocio? 

    En cuanto al trading totalmente de acuerdo contigo, contar por puntos alivia el estrés, tanto es así que cuando se entiende el concepto se puede entrar con cualquier apalancamiento, el factor multiplicador no existe 

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar