Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

Blog El Radar

Invierta en el sitio justo en el momento adecuado con la ayuda de Víctor Alvargonzález

Etiqueta "Renta fija": 12 resultados

Siga al dinero

La mayoría de los analistas y estrategas del mercado trabaja con números. A más números, mejor. Existen incluso casos extremos de gente que, a más se equivocan, más números miran. Como si por ver más números fuera a cambiar la dirección del mercado y el resultado de sus inversiones. De hecho, para mí la diferencia entre un buen y un mal estratega financiero no está en que cometa errores – todos los cometemos – sino en su capacidad de analizar sus errores, rectificar a tiempo y sacar conclusiones de los mismos.

Yo por supuesto que miro los números. Son los que nos señalan las grandes oportunidades de compra, o si una tendencia se mantiene dentro de los parámetros de la cordura. Pero, en mi opinión, en los mercados hay varias cosas tan o más importantes que los números. Una de ellas son los flujos de dinero.   Leer más

¿A donde irá todo ese dinero?

Hay diez billones de dólares tan asustados que están invertidos en activos con rentabilidad negativa. Y una cifra mucho mayor recibiendo un cupón entre el cero y el uno por ciento, que, incluso con tipos cero como los actuales, es muy poco dinero. Especialmente porque hablamos de deuda que en muchos casos no llega a la calificación de “Investment Grade” (Grado de Inversión) o está en la parte baja de esta escala.

El dinero puede aguantar una buena temporada así. Mientras sigan bajando las rentabilidades se gana dinero por la plusvalía que se genera en el precio de los bonos. Pero es implícita – no es real hasta que se vende – y, además, hay un límite a lo que se puede pagar por “protección”. Desde los campesinos feudales hasta los comerciantes extorsionados por la mafia, pasando por los contribuyentes españoles, hay un momento en el que no se puede apretar más la soga. En este caso hablaríamos de un límite a lo que esta dispuesto a pagar un ahorrador por contar con la seguridad de un bono alemán en un mundo convulso política y económicamente. No se donde esta ese límite, pero lo hay. Además, el miedo a perder puede ser sustituido por el miedo a dejar de ganar – lo que se conoce como coste de oportunidad – y ese dinero agazapado algún día saldrá de la madriguera buscando rentabilidad. Hoy vamos a ver que dirección podría tomar.

Leer más

El mercado alcista de bonos más largo de la historia

En los últimos 25 años el mercado de bonos europeos ha experimentado la subida más larga de su historia. Cuando empecé a trabajar un bono del estado con vencimiento a diez años ofrecía un 10% de interés. A día de hoy ofrece un cupón del 1,50%. La rentabilidad ha caído, el precio ha subido. Es fácil de entender: simplemente imaginen lo que valdría a día de hoy un bono a diez años que de un cupón del 10% en lugar del 1,50% actual del mercado.

El problema con un mercado alcista tan largo radica en su capacidad de mantenerse en el tiempo. Como la fruta, a más maduro, más probabilidades de que caiga. Analicemos, por lo tanto, que podría poner punto final a este larguísimo periodo de subida en el precio de los bonos.

Leer más

Tamaño, contenido y duración

Tres palabras ha dicho el señor Draghi el jueves que parecen haber pasado desapercibidas en prensa, redes sociales y comunidad inversora. Era su cumpleaños – literalmente - y debió tomárselo muy bien, porque su mensaje fue un regalo para los mercados. Qué pena que los chinos sean más bien lentos de reflejos y no le hayan seguido el juego, porque se habría acabado la corrección bursátil. Llegan a decir algo al día siguiente parecido a lo de Draghi (estaban a lo suyo, de desfile militar)  y la fuerte subida de bonos y acciones europeas habría tenido continuidad global en lugar de desinflarse al día siguiente. Pero ya nos vamos dando cuenta de que cuando los chinos pretenden manejar los mercados carecen de la experiencia y sutileza florentina de don Mario. El método chino va más de encarcelar a quién vende acciones sin permiso. O en gastarse un pastón en comprar acciones para que dejen de bajar (con resultados muy pobres). Les falta un hervor en estas lides.

El primer regalo de Draghi ha sido el hecho de que haya hablado tan claro y tan pronto. Cuando hace unas semanas escribía en otro medio – y en @AlvargonzalezV que me iban a matar por decirlo, pero que no podía evitar pronosticar que Draghi iba a ampliar el QE – por algún motivo la gente se toma como algo personal que el BCE suba, baje o mantenga la masa monetaria -, lo que no imaginaba es que la predicción fuera a cumplirse tan rápido. No ha dado tiempo ni a que me critiquen.

Leer más

Llegan las rebajas de verano

En los comercios las rebajas de verano suelen producirse antes del ídem. En los mercados, que son muy suyos, suelen ser durante el periodo estival, para así fastidiarles las vacaciones a inversores y asesores. 
 
No es cierto que los veranos sean mayoritariamente bajistas. Si se miran las estadísticas, se llega a la conclusión de que hay de todo. Lo que pasa es que ni los inversores ni sus asesores olvidan esos veranos en los que las bolsas les cogieron con el pie cambiado. Para el profesional es una pesadilla estar lejos de su despacho, sin la información adecuada y lejos de sus clientes, lo que dificulta la adopción de medidas cautelares. Y al cliente le pillan en chanclas y bañador. Por eso se dice que las bolsas bajan más en verano: porque los veranos buenos se olvidan, pero los malos, si te pillan con el pie cambiado, son una pesadilla difícil de olvidar.
 
Pero este año para mí que las rebajas de los comercios van a coincidir con las de los mercados. De entrada, en el mes de junio se han unido casi todas las fuerzas bajistas. Desde la habitual incompetencia política europea al descontrol de los inversores sobre hacia dónde va la inflación.
 
Hablar de incompetencia es hablar de Grecia y el euro, situación cada día más surrealista. Al retrasar la semana pasada el pago de un crédito al Fondo Monetario Internacional, Grecia se ha unido a Zambia en lo que a calificación crediticia frente al FMI se refiere, porque hasta ahora sólo Zambia se había acogido a la opción de retrasar el paga. Pero siendo esto grave, lo más grave es que Zambia no comparte divisa con Alemania, pero Grecia sí. Eso si que es surrealista. Y suma y sigue.  Leer más

La liquidez puede ser muy rentable

El otro día me comentaba alguien con preocupación que tenía mucho dinero líquido, en cuentas corrientes y en fondos de inversión que le daban poca o ninguna rentabilidad, aunque estos últimos con mínima volatilidad (los depósitos no entran en la categoría de activos líquidos porque rescatarlos suele tener limitaciones económicas o temporales).
 
Le dije que eso sólo es un problema cuando los principales mercados, sean de acciones o bonos, están inmersos en una tendencia alcista clara y definida. Pero que ahora mismo no veía ningún problema en tener dinero líquido. Más bien al contrario, porque estamos en un periodo de transición y nada como esperar tranquilamente en liquidez a que se definan o reanuden tendencias. No hay ningún problema en perder el primer euro si, a cambio, se sube uno a la ola cuando empieza a moverse, es decir, cuando la tendencia toma consistencia y visibilidad. O cuando un mercado que tiene una buena base alcista ha tenido una corrección significativa.
 
Siempre me ha llamado la atención lo que la gente es capaz de esperar cuando va de pesca o de caza y lo que le cuesta esperar cuando invierte. El pescador no tiene inconveniente en poner un anzuelo mayor para evitar que piquen peces pequeños que no le interesan. Aunque usar ese anzuelo o ese cebo suponga esperar horas hasta que se mueva la caña. Y que decir de los cazadores, que salen de noche y esperan quietos – y normalmente congelados – en un puesto, y no disparan al primer conejo que asoma las orejas, sino que esperan pacientemente a que aparezca una pieza que merezca la pena. Leer más

El BCE es un banco central, no un bombero

A veces magnificamos las capacidades de los bancos centrales. Y, nos guste o no, el que manda es el mercado. Una cosa es que la decisión del BCE de comprar 60.000 millones de euros al mes en bonos europeos sea ponerles el viento a favor, y otra, considerarla una red de protección como la del circo. Porque la red es real, pero si lo que cae no es un trapecista sino un elefante, la cosa cambia.
 
Es muy sencillo: 60.000 millones son muchos millones, pero si se compara con el volumen de negociación de toda la deuda pública europea en un mes estamos hablando de que el BCE es una fuerte mano compradora, pero no tiene nada que hacer si todo el mundo se pone a vender. Sí, como ha ocurrido, la mayoría de los inversores decide que tener que pagar al estado alemán por prestarle a diez años vista es excesivo y se ponen a vender todos a una porque piensan que la cosa ha ido demasiado lejos, ya puede comprar el BCE, que los bonos europeos bajan.
 
Llevo años apostando por la deuda europea. Al principio porque consideraba  que el motor de la desinflación era más que suficiente para que cayeran los tipos de interés en el mercado – lo que hace subir el precio de los bonos - y, posteriormente, por la entrada en vigor del QE. Respecto a este último he llegado a decir al inicio que en una situación normal era como “tirar a balón parado”. Por “normal” entiendo un escenario sin cambios significativos, como que salga un dato de inflación o crecimiento  que sorprenda al mercado o que simplemente le entre mal de altura a los inversores. Porque fuera de la normalidad la red de seguridad se desmantela. Porque no existen redes de seguridad si el mercado decide que algo no vale lo que cuesta.
 
No es la primera vez que vemos algo así, pero seguimos pensando que los bancos centrales son omnipotentes. Hace nada, uno de los bancos centrales más ricos del mundo, el de Suiza, tuvo que tirar la toalla ante la presión – en este caso compradora  - del mercado. Muchos inversores internacionales buscaban refugio frente a la caída del euro y compraban francos suizos. Y a veces hasta los propios banqueros centrales se creen más fuertes que el mercado. Así fue el caso del de Suiza, que puso un límite a la apreciación del franco y ya ven donde ha acabado el límite. Todavía lo están buscando.
 
Otro que sabe mucho de esto es George Soros, que vio que la libra no pintaba nada en lo que se llamó el “Exchange Rate Mechanism”, el embrión del euro. Y el solito – bueno, con la ayuda de cierto apalancamiento y algunos colegas especuladores como él– se puso a vender libras a crédito para especular contra la absolutamente artificial banda de fluctuación establecida en el sistema (otra red). Acabo obligando al Banco de Inglaterra a sacarla del “mecanismo” y ganó 1.000 millones de dólares en el proceso.
 
La corrección que ha sufrido el mercado de bonos ha puesto de manifiesto muchas cosas interesantes (ver “El discreto encanto de las correcciones”), pero hay una que no mencioné en mi artículo anterior:
 
el BCE es un banco central, no un bombero.
 
Es más, y esto es una opinión personal: si yo fuera el Sr. Draghi, no habría hecho nada por frenar esta corrección, porque tal y como iban las cosas estaba a un cuarto de hora de tener que comprar bonos alemanes a diez años con tipo negativo, y una cosa es comprar bonos a tipo bajo – los mantienes hasta el vencimiento y listo, que para eso eres el BCE – y otra tener que pagar a varios estados europeos por prestarles dinero. Es más, según lo escribo pienso que si yo fuera el Sr. Draghi habría cogido unos cuantos bonos y habría echado un poco de leña al fuego para poner las cosas en un sitio y que me resultara más cómodo si tengo que seguir comprando miles de millones de euros hasta septiembre. Pero no me crean: es pura teoría de la conspiración ….
 
¡Que tengan una buena semana!
  Leer más

El discreto encanto de las correcciones

En los mercados las correcciones no son necesariamente malas. Salvo que acabes de tomar posiciones. Pero exceptuando ese caso, en el que, confesémoslo, todos nos hemos encontrado alguna vez, tienen derivadas positivas.
 
La primera es que limpian el mercado e, irónicamente, le dan estabilidad. Si los mercados subieran en vertical, sin tomarse nunca una pausa, las caídas serían siempre salvajes y la volatilidad inasumible para un inversor normal. Sería, como diría Rambo, “un infierno”.
 
La segunda es que aportan mucha información. Asumiendo que no se trate de un cambio en la tendencia de medio y largo plazo por la que estamos en el mercado y que, en consecuencia, pensamos mantenernos en él, la corrección nos índica donde está la parte más vulnerable. Leer más

Los aristócratas del dividendo

Comentaba el otro día con el representante de una gestora de fondos internacional que, al paso que van las cosas, la única forma de obtener “rentas”  va a ser cambiar la palabra “cupón” – que normalmente se asocia a la renta fija – por “dividendo” – que normalmente se asocia a la renta variable. En otras palabras: sustituir aquella parte de la cartera de renta fija con cupón negativo o cuasi nulo por acciones, y sentarse a cobrar el dividendo. Ciertamente las acciones pueden bajar y no tienen un vencimiento en el que sabes que recuperarás tu dinero, pero hay que apuntar muy mal para perder dinero en bolsa en un plazo de diez años si te quedas “quieto parado” sobre tu acción. Y hoy estamos hablando para inversores de largo plazo, como son muchos particulares que compran viviendas que no venden nunca y se limitan a alquilarlas, o compañías de seguros y fondos de pensiones que compran deuda a vencimiento.
 
Un fondo de pensiones español que compre ahora deuda a vencimiento va a obtener una rentabilidad del 1,30% anual durante los próximos diez años. Un particular que compre una vivienda obtendrá algo más, pero primero tendrá que conseguir alquilarla – hay mucha competencia – y, segundo, una vivienda tiene costes de mantenimiento. Pero alguien que compre ahora los 35 valores del IBEX en la misma proporción que pesan en el índice obtendría aproximadamente un 4,5% de rentabilidad anual por dividendo. Y muy mal tiene que darse, como digo, para que dentro de diez años esa “cesta” de valores haya perdido valor. Tengamos en cuenta que estamos a un 40% de lo que fueron los máximos históricos del iBEX …. ¡alcanzados hace 15 años! A esa distancia de los máximos muy mal tiene que ir la cosa para que dentro de diez años estemos por debajo de los niveles actuales. Y tengamos en cuenta que en plazos muy largos las bolsas de países avanzados – con la excepción de Japón - sólo han tenido un camino: al alza. El periodo que he mencionado (2000-2015) es la “pausa” más larga que ha tenido el mercado español en su historia. Leer más

¿Y yo, cuándo vendo mis bonos?

En Noviembre publiqué un libro -“¿Y yo, que hago con mis ahorros?” (Deusto) – uno de cuyos objetivos era ayudar al inversor conservador a obtener una rentabilidad superior a la que ofrecen actualmente los depósitos bancarios (otro era evitar que le den “gato por liebre” al comprar productos financieros). Y una de las recomendaciones era que invirtiera parte de sus ahorros en bonos europeos. O más concretamente, en fondos de renta fija europea, pues para un particular es mucho más sencillo y fiscalmente eficiente invertir en bonos a través de fondos de inversión que comprar directamente los bonos.
 
La recomendación se ha “pasado” de buena porque desde entonces el precio de los bonos ha subido como la espuma, al calor del proceso de estímulo monetario masivo del Banco Central Europeo (BCE), el ya famoso QE, que consiste precisamente en comprar cantidades ingentes de bonos públicos y privados de la zona euro como forma de inyectar liquidez en el sistema financiero de la eurozona. Y claro, cuando “alguien”, en este caso nada más y nada menos que el BCE, compra 60.000 millones de euros al mes, lo que compra sube. Pura ley de la oferta y la demanda. Y era el motivo principal por el que recomendaba que una parte del patrimonio del inversor conservador – y no tan conservador – fuera a este tipo de fondos. Leer más

Otros contenidos sobre 'Renta fija' en Rankia

R4 Renta Fija Euro - Alguien lo conoce

Supertacañon. Hola, Alguien sabe que fondo es este y porque no está disponible en R4? Renta 4 Renta Fija Euro FI ES0173319031

R4 Renta Fija Euro - Alguien lo conoce

Supertacañon. Hola, Alguien sabe que fondo es este y porque no está disponible en R4? Renta 4 Renta Fija Euro FI ES0173319031

R4 Renta Fija Euro - Alguien lo conoce

Supertacañon. Hola, Alguien sabe que fondo es este y porque no está disponible en R4? Renta 4 Renta Fija Euro FI ES0173319031

R4 Renta Fija Euro - Alguien lo conoce

Supertacañon. Hola, Alguien sabe que fondo es este y porque no está disponible en R4? Renta 4 Renta Fija Euro FI ES0173319031

R4 Renta Fija Euro - Alguien lo conoce

Supertacañon. Hola, Alguien sabe que fondo es este y porque no está disponible en R4? Renta 4 Renta Fija Euro FI ES0173319031

R4 Renta Fija Euro - Alguien lo conoce

Supertacañon. Hola, Alguien sabe que fondo es este y porque no está disponible en R4? Renta 4 Renta Fija Euro FI ES0173319031

R4 Renta Fija Euro - Alguien lo conoce

Supertacañon. Hola, Alguien sabe que fondo es este y porque no está disponible en R4? Renta 4 Renta Fija Euro FI ES0173319031

"En estos momentos de sobreendeudamiento se nos olvidan los riesgos de la Renta Fija"

Ervigio. De entrada la renta fija no es fija, esto habría que tatuárselo. Si encima uno mete el dinero en renta fija corporativa donde se está corriendo un riesgo de iliquidez no despreciable, se puede encontrar con que las pérdidas se van al doble dígito en porcentaje a las primeras de cambio.

"En estos momentos de sobreendeudamiento se nos olvidan los riesgos de la Renta Fija"

Ervigio. De entrada la renta fija no es fija, esto habría que tatuárselo. Si encima uno mete el dinero en renta fija corporativa donde se está corriendo un riesgo de iliquidez no despreciable, se puede encontrar con que las pérdidas se van al doble dígito en porcentaje a las primeras de cambio.

Fondos de inversión: RV versus RF

Jmlopezycia. Hola a todos. Busco información sobre esas dos alternativas RV y RF. Quisiera opiniones sobre ventajas de un tipo de fondo sobre el otro. Como se debe actuar,

Autor del blog

Envía tu consulta


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar