¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

El Radar

Invierta en el sitio justo en el momento adecuado con la ayuda de Víctor Alvargonzález

Etiqueta "Economía": 11 resultados

Trump trades #1

A principio de año les dije que 2017 se iba a mover a ritmo de Donald Trump. Y de política europea, directa o indirectamente. Y ya ven: desde el peso mejicano, pasando por las farmacéuticas en EE.UU. a la libra en el Reino Unido.

Pero mi compromiso no se queda en decir a primeros del año qué factores creo pueden mover el mercado. En la medida de mis posibilidades voy a tratar de seguir asesorando a los inversores cortoplacistas a lo largo del ejercicio. Se trata de identificar cuando se puede encender el interruptor Trump - o “estar en modo Trump on” - y viceversa - “Trump off” -. Y en Europa el interruptor lo marcan el BCE y el auge o caída del populismo y sus consecuencias. En otras palabras; un seguimiento de los factores que les dije marcaría el año.   Leer más

Estrategia militar aplicada a las finanzas

La estrategia financiera es como la militar: se establece en base a la información de que se dispone. Pero los buenos generales no sólo contemplan la opción más probable, sino todas las posibles acciones y reacciones del enemigo. De la misma manera, el estratega financiero tiene que contemplar todos los posibles escenarios, por raros e improbables que parezcan, entre otras cosas porque, al menos en finanzas, el consenso se equivoca más que acierta.

Todo el mundo piensa que este año la Fed subirá los tipos de interés al menos en tres ocasiones y un cuarto de punto en cada una de ellas. Y los que difieren piensan que los subirá todavía más. Nadie piensa que no los vaya a subir. Veamos que podría ocurrir para que la expectativa generalizada no se cumpliera.   Leer más

¿Preparado para Trump?

Hace un par de meses escribí en otro medio sobre cómo sería la economía en manos de Trump. Y lo hice porque consideraba que, contrariamente a la opinión generalizada, veía perfectamente posible que ganara. Y no tanto por él mismo, sino por lo pésima candidata que me parecía Hillary Clinton.

Desde entonces Hillary me sorprendió positivamente en los debates y Trump hizo justo lo contrario. Y mira que ella es un objetivo fácil, súper conectada como está con ese “establishment” que cada vez odia más el pueblo, y con el armario lleno de esqueletos.

Ya daba yo por muerto a Trump cuando ¡zas!: sale del armario un esqueleto de proporciones épicas justo antes de las elecciones. Hillary no solo usaba su correo personal – y por lo tanto inseguro – para temas de Estado, sino que compartía esos documentos con una ayudante suya, cuyo correo era todavía más vulnerable. Vamos, de traca. Y Trump, que no es tonto, lanza una idea simple pero eficaz: si gana Hillary tendremos un presidente investigado por el FBI desde el día uno. Eso de la mujer que hasta sus votantes llaman “Hillary la mentirosa”.

Leer más

Lecciones de una crisis

Aunque la tragedia griega no ha finalizado, si es cierto que esta “temporada” de la “serie” está acabando. Tal y como escribí en otro medio, la temporada acababa si o si el 20 de este mes. Se puede dejar de pagar al FMI – con el permiso de EE.UU. -, pero no a la empresa que te pone el riñón artificial, que en este caso no es otra que el Banco Central Europeo (BCE). No puedes estar viviendo del dinero del BCE y no pagarle el crédito que vence el día 20. Y menos cuando has cometido el error de ponerte en sus manos porque, al hacer un corralito, lo primero que hace cualquier griego es sacar todo lo que pueda - y como sea - del banco.
 
La crisis no ha acabado porque ya sabemos que esto es política, no economía. Grecia no debería haber entrado en el euro y no está en condiciones de seguir en él. Y todavía menos con el daño que ha hecho a la economía y a la confianza de los inversores este último episodio. Pero la decisión política es mantenerla dentro y el precio de esta decisión es subvencionar su permanencia. Y tampoco ha acabado políticamente. Al menos en Grecia. Después del “papelón” que ha hecho Tsipras, la inestabilidad parlamentaria está garantizada.
 
Pero de todo se aprende, y también de esto. A bote pronto se me ocurren algunas conclusiones para después de la batalla.
 

No gana nadie

Aunque al final da la sensación de que ha ganado la Troika, la realidad es que le debían 320.000 millones y ahora hay que poner más dinero, no menos. Una parte para pagarse a sí mismos – los europeos -, otra que va a perdonar el FMI y otra más para recapitalizar los bancos griegos, que se han quedado cual cajas de ahorro españolas. Se habla de hasta 25.000 millones de euros para este menester. Y hay que añadir la más que probable – y lógica - ayuda humanitaria. Leer más

Teoría de la extrapolación

Cuando los políticos no quieren hablar de un tema determinado dicen que “no toca”. A mi en general no me “toca” hablar de política, sino de mercados. Pero conocidos los resultados de las elecciones municipales y autonómicas desgraciadamente me va a tocar. Porque, nos guste o no, va a influir en lo que haga la bolsa española en los próximos meses.
 
Obviamente no voy a caer en la tentación de dar mi opinión (política) y mucho menos convertirme en analista (político). Lo que voy a hacer es un pequeño ejercicio de anticipación y ver cómo pueden influir estos resultados en la evolución futura de la bolsa española.
 
A corto plazo es evidente: aportan incertidumbre, y la incertidumbre cotiza a la baja. Incertidumbre no tanto porque un partido radical de izquierda acabe gobernando una ciudad, aunque sean las principales ciudades españolas. Lo que realmente genera incertidumbre es que el resultado pudiera ser extrapolable a unas elecciones generales, pues es el gobierno central el que establece la política económica y fiscal del país. Eso sí que afecta a los mercados. Leer más

El BCE es un banco central, no un bombero

A veces magnificamos las capacidades de los bancos centrales. Y, nos guste o no, el que manda es el mercado. Una cosa es que la decisión del BCE de comprar 60.000 millones de euros al mes en bonos europeos sea ponerles el viento a favor, y otra, considerarla una red de protección como la del circo. Porque la red es real, pero si lo que cae no es un trapecista sino un elefante, la cosa cambia.
 
Es muy sencillo: 60.000 millones son muchos millones, pero si se compara con el volumen de negociación de toda la deuda pública europea en un mes estamos hablando de que el BCE es una fuerte mano compradora, pero no tiene nada que hacer si todo el mundo se pone a vender. Sí, como ha ocurrido, la mayoría de los inversores decide que tener que pagar al estado alemán por prestarle a diez años vista es excesivo y se ponen a vender todos a una porque piensan que la cosa ha ido demasiado lejos, ya puede comprar el BCE, que los bonos europeos bajan.
 
Llevo años apostando por la deuda europea. Al principio porque consideraba  que el motor de la desinflación era más que suficiente para que cayeran los tipos de interés en el mercado – lo que hace subir el precio de los bonos - y, posteriormente, por la entrada en vigor del QE. Respecto a este último he llegado a decir al inicio que en una situación normal era como “tirar a balón parado”. Por “normal” entiendo un escenario sin cambios significativos, como que salga un dato de inflación o crecimiento  que sorprenda al mercado o que simplemente le entre mal de altura a los inversores. Porque fuera de la normalidad la red de seguridad se desmantela. Porque no existen redes de seguridad si el mercado decide que algo no vale lo que cuesta.
 
No es la primera vez que vemos algo así, pero seguimos pensando que los bancos centrales son omnipotentes. Hace nada, uno de los bancos centrales más ricos del mundo, el de Suiza, tuvo que tirar la toalla ante la presión – en este caso compradora  - del mercado. Muchos inversores internacionales buscaban refugio frente a la caída del euro y compraban francos suizos. Y a veces hasta los propios banqueros centrales se creen más fuertes que el mercado. Así fue el caso del de Suiza, que puso un límite a la apreciación del franco y ya ven donde ha acabado el límite. Todavía lo están buscando.
 
Otro que sabe mucho de esto es George Soros, que vio que la libra no pintaba nada en lo que se llamó el “Exchange Rate Mechanism”, el embrión del euro. Y el solito – bueno, con la ayuda de cierto apalancamiento y algunos colegas especuladores como él– se puso a vender libras a crédito para especular contra la absolutamente artificial banda de fluctuación establecida en el sistema (otra red). Acabo obligando al Banco de Inglaterra a sacarla del “mecanismo” y ganó 1.000 millones de dólares en el proceso.
 
La corrección que ha sufrido el mercado de bonos ha puesto de manifiesto muchas cosas interesantes (ver “El discreto encanto de las correcciones”), pero hay una que no mencioné en mi artículo anterior:
 
el BCE es un banco central, no un bombero.
 
Es más, y esto es una opinión personal: si yo fuera el Sr. Draghi, no habría hecho nada por frenar esta corrección, porque tal y como iban las cosas estaba a un cuarto de hora de tener que comprar bonos alemanes a diez años con tipo negativo, y una cosa es comprar bonos a tipo bajo – los mantienes hasta el vencimiento y listo, que para eso eres el BCE – y otra tener que pagar a varios estados europeos por prestarles dinero. Es más, según lo escribo pienso que si yo fuera el Sr. Draghi habría cogido unos cuantos bonos y habría echado un poco de leña al fuego para poner las cosas en un sitio y que me resultara más cómodo si tengo que seguir comprando miles de millones de euros hasta septiembre. Pero no me crean: es pura teoría de la conspiración ….
 
¡Que tengan una buena semana!
  Leer más

Jugar con el BCE es tirar a balón parado

Imaginemos que en un mercado entra a comprar lo que entre “brókers” se denomina una “mano fuerte”. Imaginemos que, además, anuncia lo que va a comprar (eso ya es mucho menos habitual). E imaginemos finalmente que esa mano fuerte es la más fuerte que puede haber – un banco central – y que, además, no sólo te dice lo que va a comprar, sino que también te dice lo que NO va a comprar. Pues eso - y más - es lo que ha hecho el BCE con el proceso de Quantitative Easing (QE), para regocijo de quienes hayan visto venir la jugada. Y lo mejor: el partido no ha terminado.
 
Ya lo decíamos a primeros de Diciembre en estas mismas páginas, concretamente en el artículo  Lo que no hay que hacer si te engancha un caimán:
 
….cuando el Consejo de Gobierno del BCE se vea con medio cuerpo en la boca del Caimán, ……………….para el inversor bien asesorado puede ser como tirar un penalti en lugar de tener que lanzarse al área a buscar hueco.

La Tragedia Griega: primer acto

Cuando empezaron los problemas con Grecia – o más bien cuando políticos y mercados se dieron cuenta de lo que venía gestándose durante años – cometí el error de escribir que más que una tragedia parecía una telenovela. Los actores eran malísimos: ya sabemos como es la clase política europea en general y griega en particular. Y el guion era surrealista: un país que nunca debió de estar en el euro entra y, además, con trampa, y todo por una decisión política, tal que si Grecia está en Europa – cuestión política - ¿por qué no va a tener la misma divisa? – cuestión económica.

Es como decir que todos los madrileños tienen que estar en el club de golf más selecto de la ciudad porque son madrileños, con independencia de que puedan o no pagarlo. Claro, luego la cuota la pagan el resto de los socios. Y los palos de golf, el equipo y alguna que otra comida en el club social. Pero no sólo lo pagan los demás socios. En este caso quién más ha pagado es el pueblo griego. Si en algo estoy de acuerdo con el Sr. Tsipras es que lo de Grecia ha pasado de crisis económica a crisis humanitaria. También creo que podrían haber estado en la Unión Europea y no en el euro y ahora serían mucho más felices. Y los contribuyentes de la eurozona también. Pero no. Los políticos tenían que montarse su unión económica hasta con quién no tenía economía para pertenecer al club. Y encima la gestionaba “de aquella manera”. Y, finalmente, telenovela también por lo absurdo de la situación, que roza el ridículo: la supervivencia de una idea de la importancia histórica y económica que es el euro podría depender de un país que sólo representa el 2% del PIB de la eurozona.

Retiro, por lo tanto, lo de fotonovela. Y no porque todo lo anterior no sea cierto, que lo es, sino por respeto al hecho de que detrás de todo ello hay gente que sufre, y eso es una tragedia. Y también sería trágico que el euro se fuera al traste por una decisión política equivocada (una más)

No creo, como ya he comentado varias veces, que Grecia vaya a salir del euro, al menos en este nuevo capítulo. Patada a la lata hacia delante y a otra cosa. A la hora de manejar el dinero de los impuestos, dinero “que no es de nadie”, como dijo la inefable ministra Carmen Calvo, los políticos son manirrotos y prefieren pagar antes que coger el toro por los cuernos. Pero aun así este nuestro “radar” va a seguir de cerca lo que ocurra en Grecia, porque esto es como cuando juegan los niños pequeños: hay que estar “al loro” porque a veces hay accidentes. Sobre todo si son muy pequeños o muy brutos. O ambas cosas a la vez.

Leer más

Arriba y abajo con el dólar

 “Up & Down with The Rolling Stones”: así se llama un libro que escribió una persona cercana al grupo, un chaval que montó el primer club de fans y lo que hoy llamaríamos un “blog” sobre el grupo (entonces una revistilla de cotilleos sobre sus andanzas). El caso es que – la importancia de los medios -, llego a conocer bastante bien los entresijos de la banda y a acompañarles en muchas de sus giras. El título tiene su gracia por el doble sentido del mismo, dada la conocida afición de una parte de los miembros de este maravilloso grupo de rock por, digamos, la vida agitada y todos sus ingredientes. Y también tuvo su gracia la historia porque le forzaron a  cerrarlo: los músicos no querían que el fisco se enterara de donde estaban cada día (por los famosos temas de residencia) ni tampoco sus ex mujeres, por motivos parecidos.

Ahora se podría escribir uno que se llamara “Up & Down with the dollar “, porque bastaría con utilizar todas las opiniones que publican analistas, medios y redes sociales para escribir un libro entero. Un libro que, al contrario que el anterior, no les recomendaría comprar. El peor enemigo del inversor es la confusión, y leer demasiadas opiniones sobre un activo financiero crea confusión. De hecho, si les sirve de algo mi experiencia, les diré que sólo leo lo que escriben personas/entidades/medios que me merecen la máxima confianza y respeto, bien por la calidad de la información, bien por el talento del analista o estratega en cuestión.

Así que ahí van algunas de ideas y sugerencias que creo pueden ayudar a eliminar confusión y arrojar cierta luz sobre el futuro del dólar.

No se fie de las predicciones “al céntimo”

Leer más

Cómo ganar dinero en un escenario deflacionista

Ayer se publicó el IPC de Diciembre de la Eurozona: - 0,2%. Ya no estamos solos. El IPC ya no es negativo solo en España, Grecia, Italia o Francia. Y a este paso pronto lo será en Alemania. Técnicamente estaremos hablando de deflación si dentro de cinco meses sigue en negativo, como ya ocurre en España. Y todo ello coincide, lógicamente, con un intenso debate en las redes sociales sobre si la deflación es buena o mala. La respuesta es: depende.

Depende de si es larga, corta o mediopensionista. También depende de si es sólo porque bajen los carburantes o porque la gente no gasta ni a tiros y la única forma de vender es tirar los precios (poniéndole todo tipo de nombres para que no se note, sean rebajas, rebajas de las rebajas, “Black Friday”, “Green Monday” o “semana del tresillo y el almohadón” (para así colocar esos tresillos y almohadones que han quedado en el almacén.

En términos generales, que bajen los precios hasta que el IPC llega a ser negativo – deflación – es malo o bueno sólo en los extremos. En otras palabras: si la gente se pasa años esperando para comprar una lavadora nueva porque anda mal de dinero y encima piensa que dentro de unos meses la lavadora le saldrá todavía más barata, pues eso no es bueno (especialmente para el fabricante y, sobre todo, el distribuidor de lavadoras). Si la economía está estancada y la gente no gasta y para vender hay que bajar tanto el precio y los márgenes de venta, al final hay que bajar el salario al que fabrica o vende la lavadora. Y eso no es bueno, se diga lo que se diga. Por el contrario, si el IPC baja solo porque baja la gasolina, el problema lo tienen los países productores, no los “adictos” al petróleo como nosotros y el resto de europeos.

También depende de si se mira desde el punto de vista del inversor o de la economía real. Y como “mi negociado” es la economía financiera, es decir, ganar dinero, no vender lavadoras, voy a hablar de cómo nos va a afectar como inversores el hecho de que Europa pase de que bajen los precios pero el IPC se mantenga positivo, es decir, desinflación, – en esas estaba la eurozona desde hace años – a que no sólo bajen, sino que el IPC sea directamente negativo.

Si, como creo va a ocurrir, Europa entera y no sólo España va a entrar en un escenario de IPC negativo, ahí van algunos consejos sobre cómo aprovecharlo o que al menos no le afecte negativamente.

Leer más

Otros contenidos sobre 'Economía' en Rankia

Maldita Ley de Protección de Datos (y lo mal que la aplican algunos)

Tristán el subastero. El derecho a la protección de nuestros datos personales es un derecho fundamental que tenemos todos y que se traduce en la potestad de control sobre el uso que se hace de los mismos.

Los subasteros le debemos mucho al Lado Oscuro judicial

Tristán el subastero. Por mucho que estas situaciones nos enrabieten y nos hagan echar espumarajos por la boca como me ha sucedido a mi esta mañana, lo cierto es que los subasteros españoles deberíamos estarle muy agradecidos a todos los jueces y secretarios del Lado Oscuro porque sin ellos este negocio no sería la enmarañada selva oscura y salvaje que es

Los subasteros le debemos mucho al Lado Oscuro judicial

Tristán el subastero. Por mucho que estas situaciones nos enrabieten y nos hagan echar espumarajos por la boca como me ha sucedido a mi esta mañana, lo cierto es que los subasteros españoles deberíamos estarle muy agradecidos a todos los jueces y secretarios del Lado Oscuro porque sin ellos este negocio no sería la enmarañada selva oscura y salvaje que es

Jueces poco resolutivos que no hacen su trabajo

Tristán el subastero. Hoy me he vuelto a topar con cierto juzgado de Colmenar Viejo en el que los asuntos no salen adelante o salen a duras penas porque el titular del juzgado o el secretario judicial no resuelven lo que tienen que resolver.

Emergencia Nacional USA. Economía EU. Índices, IBEX

Antonio iruzubieta. La pasada semana finalizó con un ambiente muy positivo de mercados, a pesar de los datos macro (ventas al menor negativas, producción industrial negativa e inferior a estimaciones de consenso, nueva y contundente reducción de previsiones de PIB, etc…) o de la noticia de la deuda USA superando el...

Emergencia Nacional USA. Economía EU. Índices, IBEX

Antonio iruzubieta. La pasada semana finalizó con un ambiente muy positivo de mercados, a pesar de los datos macro (ventas al menor negativas, producción industrial negativa e inferior a estimaciones de consenso, nueva y contundente reducción de previsiones de PIB, etc…) o de la noticia de la deuda USA superando el...

Emergencia Nacional USA. Economía EU. Índices, IBEX

Antonio iruzubieta. La pasada semana finalizó con un ambiente muy positivo de mercados, a pesar de los datos macro (ventas al menor negativas, producción industrial negativa e inferior a estimaciones de consenso, nueva y contundente reducción de previsiones de PIB, etc…) o de la noticia de la deuda USA superando el...

Autor del blog

Envía tu consulta

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar