¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog El Radar
Invierta en el sitio justo en el momento adecuado con la ayuda de Víctor Alvargonzález

Lo que no hay que hacer si te engancha un caimán

Hace años tuve la oportunidad de ir al Amazonas, donde uno de los mayores riesgos, aparte de las míticas pirañas, es que te ataque un caimán. Así que charlando con el guía le pregunté cuál sería la mejor defensa – si la es que la había- si tienes la desgracia de que un caimán te engancha un pie.

Yo pensaba, por puro instinto, que lo que habría que hacer es intentar zafarse rápido del bicho. Me respondió que eso es precisamente lo que NO hay que hacer, porque las fauces del caimán son más rápidas – mucho más rápidas - que cualquier movimiento humano, y, encima, al caimán le gusta jugar sobre seguro: espera al mínimo movimiento que hagas para engancharte un poco más. Sabe que en ese momento es cuando lleva ventaja. En otras palabras: a más te muevas, antes te come.

Curiosamente, el consejo del guía era mantener la tensión, pero no hacer movimientos para tratar de sacar el pie. Así, con un poco de suerte, el animal podría decidir mover ficha, que es cuando abre un segundo la boca y tú puedes escapar o al menos reducir el envite. Si te ve quieto puede confiarse – piensa: este es fácil, no opone resistencia - o puedes tener  suerte y que te toque un caimán impaciente o muy hambriento. En realidad, yo creo que el consejo de quedarse quieto se da sobre todo para que ganar tiempo para que alguien llegue en tu auxilio, pero eso es lo de menos en este caso.

Porque, se preguntarán ¿Y a qué viene contar aquí esta historia? Pues a que es lo que me viene a la cabeza cada vez que veo actuar – o más bien “no actuar” - al BCE ante la amenaza de deflación (*) en Europa– que en la mayoría de los países de la zona no es una amenaza, es una realidad-. Me recuerda a lo que NO se debe hacer si te pilla un caimán, pero justo a la inversa. Si te ataca la deflación – o la inflación- lo peor que puede hacer un banco central, teórico guardián de la estabilidad de precios, es quedarse quieto cual conejo deslumbrado de noche en medio de una carretera esperando con cara de tonto a que le arroye el coche. Como dijo Paul Volkler, el presidente de la Reserva Federal Norteamericana (la FED) que combatió - y elimino - la hiperinflación norteamericana de inicios de los años 80: “es fácil sacar la pasta del tubo, pero es muy difícil volverla a meter dentro”. Y la pasta está saliendo. Lleva años haciéndolo. Sólo tienen que ver el gráfico que viene a continuación. Salvo el BCE, cualquier puede ver cuál es la tendencia del IPC en la Eurozona que es como decir que cualquiera puede ver cómo sale la pasta lenta pero inexorablemente del tubo. Y pueden imaginarse como sería el gráfico si quitáramos a Alemania del mismo.

 

 

Gráfico: IPC de la zona Euro desde el año 2010. “Pasta saliendo del tubo”

IPC Zona Euro desde el año 2010

Fuente: Bloomberg

 

Curiosamente esta no es una mala noticia para el inversor, pero matizaría que para el inversor paciente cual caimán, no para el cortoplacista, porque el BCE es lento e indeciso y eso retrasará su entrada en modo pánico. Es muy simple: decir “a más salga la pasta del tubo más difícil será volverla a meter” es lo mismo que decir que a más tarde el BCE en tomar decisiones drásticas, más agresivas y drásticas tendrán que ser. En otras palabras: si el BCE pensaba – de momento sólo piensa - emplear un billón de euros en estímulo monetario y dudaba de si incluir deuda pública o no, cuando países como España lleven ocho meses de IPC negativo y el del Eurozona haya entrado en deflación, - probablemente Alemania incluida - en lugar de un billón será billón y medio lo que hará falta para volver la pasta al tubo. Y tendrán que comprar hasta en los mercadillos si quieren que la gente deje de posponer sus decisiones de compra porque “mañana todo estará más barato”, “esperemos al Black Friday” y los comercios se inventen el “Red Monday”, el “Green Tuesday” y así un color por día de la semana para poder bajar precios sin que se note que si no tiran los precios no venden un colín.

Para un inversor esto significa que cuando el Consejo de Gobierno del BCE se vea con medio cuerpo en la boca del Caimán, pasarán de “maricomplejines” - como diría Jiménez Los Santos – a comprar todo lo que se mueva: deuda corporativa, deuda pública y hasta acciones cotizadas en bolsa. Vamos: para el inversor bien asesorado puede ser como tirar un penalti en lugar de tener que lanzarte al área a buscar hueco.

Así que, paciencia. La recompensa merecerá la pena. IPC bajando durante años, tendencia bajista clarísima (ver gráfico), inflación en el 0,3% (cuando el objetivo de estabilidad de precios fijado por el propio BCE es nada más y nada menos que ¡“cerca del 2%”!  No sé cuánto y cuando el estímulo monetario acabará llegando a la economía real – hay teorías al respecto - pero que tiene que pasar por los mercados, eso lo tengo clarísimo. 

 

Víctor Alvargonzález, Director de Inversiones de Tressis, SV y autor de "¿Y yo, que hago con mis ahorros?"

@AlvargonzalezV

 

(*) Para quién se pregunte porque va a ser mala la deflación, si todo es cada día más barato, le diré que sí, que baja todo, pero a medio plazo también bajan los salarios. La empresa que no vende o tiene que reducir márgenes acaba bajando sueldos. Pero lo que no bajan son las deudas. Al banco le debes lo mismo por la hipoteca. Y la Deuda del Estado tampoco baja por la deflación. Lo cual hace que lo otro que no bajen son los impuestos. Bonito escenario ¿no? Un poco de deflación es buena, sobre todo si es porque baja el petróleo, pero años de deflación son nefastos, sobre todo si son porque la gente no se anima a consumir y pospone sus gastos importantes a la espera de mejores precios. Y esto obviamente afecta también a las empresas, que a su vez posponen sus planes de expansión, etc., etc.

  1. #1

    Jose Alberni

    Y así estamos, nos están mordiendo y nosotros sin movernos, a ver si nos sueltan la patita y podemos escapar, quizás pase una patera y nos ayuden a subir a ella, lo malo es que puede que nos contagien de ébola. Mala solución Victor.

  2. #2

    Ufano

    ¡Bienvenido a Rankia!

    La lectura de tu artículo me ha servido para reflexionar que creo que te equivocas en considerar negativa una deflación de décimas como tenemos actualmente, incluso no sería mala una deflación moderada. Me he animado a escribir un pequeño artículo para comentar mi idea que ya hemos debatido en alguna ocasión a través de twitter.

    Es triste que con la excusa de clavarnos el injusto impuesto de la inflación, se nos haya hecho creer que la deflación es siempre mala, lo cual no es cierto.

    Ufano:

    Blog en Rankia.- https://www.rankia.com/blog/gestion-alternativa/

  3. #3

    Víctor Alvargonzález

    en respuesta a Ufano
    Ver mensaje de Ufano

    Gracias por la bienvendida. Y si, un poco de deflación es buena. Igual que un poco de vino. Lo que se trata es de evitar años de deflación en los que baja todo menos las deudas. Al banco le sigues debiendo lo mismo aunque te bajen el sueldo. Y el Estado sigue debiendo lo mismo pero el PIB baja. No querrías estar ahí, de verdad :) Esto de la deflación es como el colesterol: lo hay bueno y malo. Y aquí los precios no bajan solo porque baje la gasolina - ese es colesterol bueno - bajan también porque la gente no consume y las empresas no invierten. Y eso no es bueno. Un saludo!!

  4. #4

    Ufano

    en respuesta a Víctor Alvargonzález
    Ver mensaje de Víctor Alvargonzález

    Sobre lo que comentas hay que plantearse por un lado si es procedente crear una inflación que beneficia, como bien indicas, al que se ha endeudado (en muchos casos de forma imprudente) perjudicando al que ha ahorrado y creando un riesgo moral que provocará incentivos a futuro para endeudarnos y desincentivos para ahorrar el dinero que ganamos. Además de si es procedente o no habría que plantearse también si es ético y justo.

    Estoy de acuerdo contigo en que la inflación es como el colesterol puede ser buena o mala. Pero para mi la buena es la que se crea como consecuencia de un aumento de los precios por aumento de la demanda de un producto en concreto o por todos los productos que se generan en una economía y la mala es la que se produce como consecuencia de una aumento de la masa monetaria o de un abaratimiento (artificial) del precio del dinero. La inflación mala sería el reflejo de la pérdida de valor del dinero con respecto a los bienes que se producen en una economía.

    Por último, creo que hay que pensar que si los precios están al -0,5% puede ser que estén ahí por efecto de un -0,5% de deflación buena o mala pero también por una resta de vectores, quiero decir podría ser que lo que está sucediendo es que los precios estén en -0,5% por el efecto conjunto de una deflación por descenso de demanda del pongamos -10% y de un aumento de la inflación mala (la derivada de la expansión monetaria que estamos teniendo del 9,5%) ésta suma de factores haría también que la deflación fuese del -0,5% (sin embargo tendríamos deflación y colesterol del malo corriendo por nuestras venas). Este último caso es que el creo que estamos padeciendo actualmente. Y sin embargo, el Banco Central Europeo, tal como han hecho antes la Reserva Federal o el Banco de Japón y como tú mismo apoyas, siguen inflando a bollos y a queso la Economía.

  5. #5

    Soniae

    Es un honor tenerte con nosotros don Victor! Te leo cada semana en otra web y tengo que decirte que gracias a tus consejos tengo unos duros mas...

    Respecto a este artículo, en mi opinión el BCE haría una locura comprando deuda soberana de algunos países como España...si es así, nos esperan nuevos aeropuertos sin aviones en Soria y en Teruel, AVEs de Calahorra a Zamora y mas ciudades de las ciencias y literaturas...y todo por el maldito 3%...

    No entiendo como Alemania va a permitir que el BCE compre deuda soberana de la periferia, ¿no conocen ya a nuestros políticos?

    Don Victor, muy optimista le veo yo a usted últimamente cuando a veces habla de RV española, parece como si no tuviese en cuenta el gigantesco riesgo que supone Podemos, si este partido gobernase en España, el ibex se desmoronaría en unos pocos días.

    Saludos y gracias por su presencia en Rankia!

  6. #6

    Rosel

    faltaba un crak e rankia y este es victor, bienvenido a rankia
    te seguo mucho en el confidencial pero aqui en rankia hay mas madera de inversionistas
    un abrazo

  7. #7

    Coe51z

    en respuesta a Víctor Alvargonzález
    Ver mensaje de Víctor Alvargonzález

    Efectivamente. la deflación crea una espiral negativa sobre la economía y de la que no se conoce la manera de salir

    Un descenso de los precios incide directamente en los resultados empresariales, lo que provoca recortes de plantilla y mas paro.

    Los occidentales lo conocemos solo en teoría, pero los japoneses que lo han sufrido durante muchos años lo cambiarían por inflación, que siendo mala, al menos se conocen remedios.

  8. #8

    Nirag

    ¡Profético, felicidades!, lástima de no haberlo leído en diciembre.

Autor del blog

Envía tu consulta

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar