Todos conocemos  a algún amigo que tras un cáncer, son otras personas, viven más el día a día y son mucho más felices, disfrutan de los suyos, y en general tienen una percepción mucho más positiva de la vida.

La única diferencia con ellos es que somos iguales, pero no hemos pasado por ese mal trago, eso si somos menos felices, no nos contentamos con nada, incluso somos hasta cierto punto egoistas.

El quiz de la cuestión está en que ellos tienen un anclaje para ser felices de primera línea y nosotros no hemos tenido el suficiente decoro de plantearnos en vivir mucho más felices.

El estar cerca de la muerte es suficiente para que una persona disfrute una tarde soleada de su chiquillo, mientras que nosotros juramos en arameo e indicamos lo infelices que somos al tener que estar con nuestro hijo en el parque,

Todo tiene su porqué, podemos vivir bastante más felices que hasta ahora pero necesitamos educar la mente para que nos permita, disfrutar más del momento, seamos libres, digamos "te quiero" a la persona que queremos, disfrutemos de cada pequeño momento, puedes hacerlo, si no eres capaz, déjanos que te ayudemos, lo podemos hacer, por ti.

Saludos.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar