Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

Blog Planning & eMotion

Planificación financiera y patrimonial

Etiqueta "planificacion financiera": 8 resultados

En gestión pasiva, ¿ETF o fondo de inversión?

La pasada semana centrábamos nuestra atención en las diversas formas en las que los ETF podían complementar nuestras carteras, especialmente de aquellas formadas por fondos de inversión, aunque dejábamos una pregunta en el aire: desde un punto de vista financiero-fiscal, ¿cuál de los dos instrumentos es más eficiente?

 
Para poder dar respuesta a esta pregunta, opté por realizar dos estudios, tomando en cada uno de ellos dos carteras. En el primero de ellos, una cartera estaría compuesta por un fondo de inversión de gestión pasiva que replicas el comportamiento del S&P 500, como el BK Índice América, y, dado que no existen fondos que repliquen el comportamiento inverso de los índices, un fondo de inversión monetario, como el Gesconsult Corto Plazo. Por otro lado, la segunda cartera consistiría en dos ETF, uno que replicase el citado índice de manera directa y otro, en la medida de lo posible, de la misma gestora, que replicase el índice de manera inversa. Dadas las complicaciones operativas que implicaba la condición de utilizar las mismas gestoras, opte por utilizar el ETF iShares Core S&P 500, que replica directamente el comportamiento del índice, y el ProShares Short S&P 500, ambos cotizados en USD.
 
Las operaciones a realizar en este primer caso, con los cuatro productos, son relativamente sencillas (y prácticamente imposible en condiciones normales de mercado), y consistirían en comprar el ETF directo y el fondo de Bankinter en los suelos del índice de referencia y el ETF inverso y el fondo de Gesconsult en los techos del S&P. El resultado, suponiendo una inversión inicial de 10.000€ y teniendo en cuenta la incidencia de los tipos de cambio y el efecto de las liquidaciones fiscales, como puede verse (y resulta obvio por el efecto del ETF inverso) es el siguiente:
etf fondos
Evidentemente, este estudio no deja claro cuál es realmente la mejor opción, pero viendo los resultados, operación por operación, llama la atención la diferencia de rentabilidad en las operaciones “alcistas” entre el ETF y el fondo, como puede observarse:
rentabilidad
Este resultado me llevó a plantear el Segundo estudio. En él, la diferencia con el primero sería muy simple: en vez de tomar un fondo monetario y un ETF inverso, supondremos que, en el caso del ETF de iShares, mantendremos el dinero en cuenta corriente, mientras que en el caso del fondo de Bankinter, lo traspasaríamos a un fondo con una rentabilidad por operación del 0,00%, salvo el último día, el pasado viernes 8 de marzo, momento en el que reembolsaríamos el fondo en cuenta corriente. El resultado es el siguiente:
gestion pasiva
Como se puede observar, el efecto fiscal es sumamente importante, y determina que sea mucho más eficiente la inversión a través de fondos de inversión, en lugar de ETF, por más que las comisiones del ETF sean sustancialmente inferiores a las del fondo.
En todo caso, y viendo está situación, aún queda un interrogante por responder… ¿es mejor una gestión activa o una gestión pasiva?
 
  Leer más

Los productos estructurados y la cuadratura del círculo

Uno de los productos que más han proliferado en los últimos años son los estructurados. En sus múltiples variantes (Depósitos, simples o combinados con depósitos tradicionales, bonos, notas, seguro de ahorro, etc.), este tipo de productos ha sido ofrecido a innumerables ahorradores que, hartos de ver como sus inversiones bursátiles no dejaban de perder dinero, veían en este tipo de productos una excelente oportunidad de obtener unos buenos beneficios sin necesidad de poner en riesgo toda su inversión. Pero, ¿existe la cuadratura del círculo?

 
En primer lugar, cabe preguntarse ¿qué es un producto estructurado? Podemos definir un producto estructurado a cualquier tipo de producto cuya rentabilidad y/o duración depende de la evolución de uno o varios valores o índices bursátiles (aunque existen y han existido también productos dependientes de la evolución materias primas, tipos de cambio, índices de precios o índices de Renta Fija como el Euribor), a los cuales definimos como subyacentes.
 
La composición de este tipo de productos suele ser muy similar a la de un fondo de inversión garantizado, con una parte (la mayoritaria) invertida en un título de Renta Fija que suele garantizar al menos una parte del importe invertido (otra característica bastante común, aunque no todos los estructurados sean garantizados) y el resto (que suelen ser todos o parte de los intereses que genera ese bono) invertido en un derivado, generalmente opción exótica, sobre el subyacente o la cesta de subyacentes elegidos. La principal diferencia con los fondos garantizados es que los estructurados suelen tener la posibilidad de auto cancelarse antes de la fecha de vencimiento prevista si se dan una serie de circunstancias predefinidas, hecho que no se da en los citados fondos. Suelen ser, asimismo, productos alcistas, es decir, donde se obtiene dinero si el subyacente sube, aunque también existen estructurados bajistas.
 
Otra característica común a todos ellos es la complejidad de los contratos. He tenido la oportunidad de analizar un buen número de contratos de este tipo de productos y, en algunos casos he necesitado leer los contratos más de 5 y 6 veces… para empezar a vislumbrar como funcionaban las formulas de calculo que proporcionaban los valores determinantes de la rentabilidad del producto (y en algún caso, todavía me daba a cuenta a posteriori de que había cometido un error…).
 
Pese a ello, su funcionamiento suele poder explicarse de forma muy sencilla, con el fin, entre otros motivos, de que el posible inversor pueda centrar su atención en el tipo de interés de los cupones que puede cobrar, o en que podrá ver como gana dinero si la bolsa sube y no perderlo si baja…, aunque eso no siempre sea así…
 
En mi opinión, los productos financieros son “buenos” o “malos” en función del resultado que obtenga el inversor, no debiendo desechar de mano ninguno. En este caso, han existido autenticas “joyas” que han permitido obtener a sus inversores rendimientos del 5, 8 o 10%, con subidas del subyacente inferiores al 1%.
 
Sin embargo, y por desgracia, no puede decirse que la mayoría hayan obtenido resultados si quiera similares. Lo cierto es que la gran mayoría de inversores en estos productos han recibido, en el mejor de los casos, el importe invertido, cuando no una sustancial pérdida en sus inversiones. Pocos son los que pueden decir que hayan obtenido rentabilidades positivas, y aun menos los que hayan podido obtener rentabilidades por encima de las ofrecidas por alternativas como los fondos de inversión.
 
El motivo de esta situación es claro. Las entidades, a la hora de montar este tipo de productos, utilizan aquellos subyacentes que, estando entre los más conocidos para el público general, tengan las mayores probabilidades de caer en bolsa, con el fin de ofrecer rentabilidades lo más atractivas posibles; otra opción es utilizar subyacentes muy conocidos y fórmulas de cálculo lo suficientemente complejas como para evitar que, aunque se dé un ciclo alcista, el producto no solo devuelva el principal sino que, además, no pague cupones.
 
Ejemplos de estas situaciones hay cientos, aunque me quedaré con uno, no especialmente negativo, y un detalle para la reflexión.
El ejemplo es el de una Nota Garantizada a dos años de CaixaBank que toma como subyacente el Ibex 35. Este producto garantiza tanto el capital como un cupón anual del 3,25%, así como un cupón del 8% a fecha de vencimiento en caso de que la suma de rendimientos del índice durante los 24 meses que dura el contrato sea positiva, computando para ello el 100% de las caídas y las subidas, con un límite, en este último caso, del 1,00%. Durante el periodo de comercialización, a principios del presente 2012, tuve la oportunidad de analizarlo y, teniendo en cuenta que tomaba la cotizaciones de referencia los días 28 de cada mes, o inmediatamente posterior, pude comprobar que, tomando los datos históricos del Ibex, el citado cupón extra se habría cobrado en 14 de 229 ocasiones posible, es decir, la probabilidad de obtener el cupón ascendía a un 6,11%. El resultado, el esperado: desde mayo, los titulares del producto saben que solo cobrarán los cupones anuales del 3,25%, nunca el 8% extra.
 
La reflexión es que, en caso de que les ofrezcan este tipo de productos y considere que encaja tanto en su perfil inversor, como en su cartera, opten por productos cotizados, ya que a veces una venta a tiempo, previa al vencimiento, supone la diferencia entre ganar y perder dinero. Tengan en cuenta un par de datos. Casi diariamente puedo comprobar la evolución en la cotización de unos 170 productos estructurados. Actualmente, un 40,83% cotiza con pérdidas de hasta el 20% o beneficios; el casi 60% restante, tiene pérdidas superiores a ese 20%, aunque hay que decir que hace menos de 6 meses, el porcentaje de estructuras con pérdidas superiores al 20% suponía…  el 81,64% de las estructuras.
 
A partir de aquí, pueden ustedes opinar sobre si existe o no la cuadratura del circulo…
 
PD: Me permito desearles desde aquí  unas muy felices fiestas a todos los lectores de este blog, deseando que hasta el momento les haya sido de alguna utilidad, y que lo siga siendo en 2013. Y como un poco de optimismo no viene mal, aquí les dejo una felicitación que creo transmite un mensaje que conviene recordar en los tiempos que corren…
 
  Leer más

Productos de Ahorro/Previsión: Características de P.I.A.S. y Seguros de Ahorro

 

Continuando con el análisis que comenzamos en el post de la semana pasada, repasaremos, a continuación, las características de aquellos productos de Ahorro/Previsión no destinados específicamente a la jubilación, diferenciando entre aquellos productos que mantienen ventajas fiscales (los P.I.A.S.) de los que no las tienen (Seguros de Ahorro, Planes de Jubilación (que no de Pensiones, importante matiz), Unit Link…); con respecto a estos, solo haremos una excepción, los Seguros de Ahorro Estructurados, productos que analizaremos más adelante junto con sus “primos” (Depósitos, Bonos, Notas, etc.).

Un Plan Individual de Ahorro Sistemático (P.I.A.S.) no es más que un seguro de ahorro que, con una serie de limitaciones, referentes a las aportaciones y periodo mínimo de duración de la inversión, proporciona unas ventajas fiscales a la hora de rescatar las aportaciones realizadas. Las mencionadas limitaciones afectan tanto a las aportaciones anuales (con un máximo de 8.000€) como al total aportado (con un máximo de 240.000€), así como a la duración mínima del producto (debe haber transcurrido al menos 10 años desde la aportación de la primera prima), además de que tomador, asegurado y beneficiaron han de ser obligatoriamente la misma persona. Además, el producto tiene que denominarse específicamente P.I.A.S. (si bien, los seguros de ahorro o planes de jubilación que cumplan las limitaciones descritas anteriormente y hayan sido contratados con anterioridad al 1 de enero de 2007 podrán acogerse a las ventajas fiscales siempre que se traspasen a un P.I.A.S. antes de ser rescatados) y solo puede existir un contrato por cliente. Cumpliendo todas estas características, el cliente que constituya una renta vitalicia al rescate del mismo podrá ver reducido el porcentaje de renta sujeta a tributación (a través de la base imponible del ahorro) de manera sustancial, y en función de la edad del titular; así, si constituimos la citada renta vitalicia a una edad inferior a los 40 años, el porcentaje de la misma sujeto a tributación asciende a solo el 40%, pero si la constituimos con más de 70 años, el porcentaje sujeto a tributación se reduce a tan solo el 8%. En todo caso, tanto los porcentajes sujetos a tributación como la carga máxima efectiva que soportará el titular del contrato quedan descritos en la tabla adjunta:   Leer más

Fondos de Inversión: Características a tener en cuenta

Sin lugar a dudas, los fondos de inversión son una de las herramientas más útiles que existen para que cualquiera pueda realizar una planificación financiera adecuada a sus necesidades y nivel de riesgo. Por ello, considero que, antes de analizar el papel de este tipo de productos dentro de nuestra cartera de Renta Fija, y pese a que es un instrumento financiero muy conocido, conviene recordar cuales son tanto las ventajas como los inconvenientes que pueden aportar a la hora de canalizar nuestras inversiones a través de ellos.

En términos generales, los fondos de inversión aportan algunas ventajas claras y evidentes. Por un lado, son un método sencillo de diversificar los riesgos; el aumento de los importes invertidos (en comparación con la inversión individual y directa en acciones o títulos de Renta Fija) permite acceder al inversor a una mayor diversificación que, en función de los fondos elegidos, puede afectar tanto al tipo de activos, como al ámbito geográfico, los sectores, las divisas, etc. Permite, asimismo, acceder a determinados tipos de activos que, si quisiésemos afrontar de forma individual, nos podría ser sumamente complicado afrontar; así, si nuestro importe a invertir no es muy elevado, pero queremos acceder a una cartera diversificada de Renta Fija, que incluya emisiones desde 1.000€ a 1.000.000$, los fondos de inversión son la herramienta adecuada. Estas economías de escala aportan, a su vez, otra ventaja añadida, que es la reducción de costes asociados a la inversión. Si intentásemos replicar la cartera de algún fondo de inversión global, o especializado en países emergentes, los costes que asumiríamos (comisiones de compra venta, corretajes, comisiones de depósito…) podrían multiplicar varias veces los que aplican los fondos de inversión.   Leer más

Gestión de liquidez: ¿todo al depósito?

Los depósitos han sido, tradicionalmente, el producto preferido por los españoles para invertir su dinero. De hecho, no hace tanto tiempo, cualquier inversor podía obtener rentabilidades cercanas al 10% en un producto que podía considerarse como muy seguro, gracias a que la situación financiera de las entidades que ofrecían estas rentabilidades era buena, la salud del sistema financiero (nacional y global) ofrecía una imagen robusta y la existencia de determinados productos complejos se circunscribía a los grandes patrimonios.

Sin embargo, estas circunstancias han variado sustancialmente debido a la brutal crisis que padecemos y a las prácticas de algunas entidades (e incluso de algunos "profesionales" del sector) que, lanzándose a una desaforada búsqueda de margen y/o capital necesario para el cumplimiento de convenios internacionales, dejaron por el camino el cumplimiento de las buenas prácticas que jamás debieron obviarse.   Leer más

La gran pregunta

Una vez que tenemos ordenado nuestro patrimonio, es el momento de hacernos la  gran pregunta: ¿Es correcta la estructura de inversión que tenemos, es la adecuada para mi edad y mi perfil de riesgo?

Existen varios factores que son fundamentales a la hora de tener claro cual puede ser nuestra estructura de inversión óptima.

En primer lugar, tenemos que ser plenamente conscientes de qué hitos nos vamos a encontrar en el camino, es decir, qué situaciones conocidas en este momento van a provocar un replanteamiento en nuestra situación patrimonial, al tener que disponer de una parte del mismo. Desde la compra de una vivienda al pago de la formación de nuestros hijos, todos deben ser tenidos en cuenta, ya que existe un buen número de productos en los que el plazo de la inversión es un elemento fundamental. Por ejemplo, si necesitásemos disponer del dinero en dos años, seria peligroso comprar un bono cuyo vencimiento tuviese lugar dentro de cinco. Por tanto, resulta fundamental que el dinero que destinemos a este tipo de necesidades ya previstas sea invertido en activos con un nivel de riesgo bajo (aunque podamos elevarlo cuanto más lejana en el tiempo se sitúe la necesidad) y en instrumentos que presenten un muy elevado nivel de liquidez o cuyo vencimiento se produzca antes de la fecha prevista de uso del mismo.   Leer más

Preparando la maleta

Los elementos básicos para la elaboración de nuestro Plan Patrimonial son el ahorro que generamos y nuestro patrimonio personal, en especial el financiero e inmobiliario. Son, de alguna manera, el equipaje que va a acompañarnos.

En lo que respecta al ahorro que generamos, poco debemos comentar. Una simple formula, ingresos menos gastos, bien sean reales o estimados, y obtendremos esta cifra, sencilla pero fundamental para determinar el impacto de cualquier imprevisto.

En cuanto a la composición de nuestro patrimonio, es muy importante tener claro qué elementos forman parte de él, como si del balance de una empresa se tratase. Existen múltiples formas de realizar esta tarea, aunque, personalmente, hay dos que, siendo complementarias, creo que resultan muy útiles. Hoy nos centraremos en la más directa.   Leer más

Empezando a movernos

Probablemente tengan la siguiente situación fresca en la memoria. Toman la decisión de irse de vacaciones. Eligen un lugar, eligen un alojamiento y, a partir de estas premisas, toman una decisión… ¿planeamos todos los detalles del viaje o dejamos todo a la improvisación?

Si optaron por la primera opción, muy probablemente, sus vacaciones hayan sido como esperaban, o al menos se habrán acercado mucho. En el segundo caso… el resultado puede ser completamente impredecible. Tal vez hayan pasado las mejores vacaciones de su vida, aunque, si han improvisado todos los detalles, es más probable que se hayan sentido decepcionados.

Esta situación podemos extrapolarla a nuestra situación económica. Una buena planificación, sabiendo con que contamos y que queremos conseguir, nos otorga un mayor número de probabilidades de alcanzar los objetivos que nos planteemos a lo largo de la vida, bien sea a corto, medio o largo plazo, haciendo más fácil la consecución de los mismos.   Leer más

Otros contenidos sobre 'planificacion financiera' en Rankia

5 consejos financieros: después de obtener un ascenso

Inbestme. Antes de darte unos consejos financieros por tu nuevo ascenso, queremos darte la enhorabuena. Disfruta de tu merecida recompensa. Seguramente has trabajado durante muchas horas para lograrlo y ahora tu duro trabajo ha dado sus frutos. Estarás emocionado y lleno de euforia.

5 consejos financieros: después de obtener un ascenso

Inbestme. Antes de darte unos consejos financieros por tu nuevo ascenso, queremos darte la enhorabuena. Disfruta de tu merecida recompensa. Seguramente has trabajado durante muchas horas para lograrlo y ahora tu duro trabajo ha dado sus frutos. Estarás emocionado y lleno de euforia.

5 consejos financieros: después de obtener un ascenso

Inbestme. Antes de darte unos consejos financieros por tu nuevo ascenso, queremos darte la enhorabuena. Disfruta de tu merecida recompensa. Seguramente has trabajado durante muchas horas para lograrlo y ahora tu duro trabajo ha dado sus frutos. Estarás emocionado y lleno de euforia.

5 consejos financieros: después de obtener un ascenso

Inbestme. Antes de darte unos consejos financieros por tu nuevo ascenso, queremos darte la enhorabuena. Disfruta de tu merecida recompensa. Seguramente has trabajado durante muchas horas para lograrlo y ahora tu duro trabajo ha dado sus frutos. Estarás emocionado y lleno de euforia.

5 consejos financieros: después de obtener un ascenso

Inbestme. Antes de darte unos consejos financieros por tu nuevo ascenso, queremos darte la enhorabuena. Disfruta de tu merecida recompensa. Seguramente has trabajado durante muchas horas para lograrlo y ahora tu duro trabajo ha dado sus frutos. Estarás emocionado y lleno de euforia.

La importancia de la planificación financiera en el riesgo que puedes asumir

Inbestme. En general, los mercados financieros, a largo plazo, recompensan por los riesgos que uno asume. Cuanto mayor sea el riesgo de una cartera mayor será la rentabilidad. Es importante hacer una buena planificación financiera.

La importancia de la planificación financiera en el riesgo que puedes asumir

Inbestme. En general, los mercados financieros, a largo plazo, recompensan por los riesgos que uno asume. Cuanto mayor sea el riesgo de una cartera mayor será la rentabilidad. Es importante hacer una buena planificación financiera.

La importancia de la planificación financiera en el riesgo que puedes asumir

Inbestme. En general, los mercados financieros, a largo plazo, recompensan por los riesgos que uno asume. Cuanto mayor sea el riesgo de una cartera mayor será la rentabilidad. Es importante hacer una buena planificación financiera.

La importancia de la planificación financiera en el riesgo que puedes asumir

Inbestme. En general, los mercados financieros, a largo plazo, recompensan por los riesgos que uno asume. Cuanto mayor sea el riesgo de una cartera mayor será la rentabilidad. Es importante hacer una buena planificación financiera.

La importancia de la planificación financiera en el riesgo que puedes asumir

Inbestme. En general, los mercados financieros, a largo plazo, recompensan por los riesgos que uno asume. Cuanto mayor sea el riesgo de una cartera mayor será la rentabilidad. Es importante hacer una buena planificación financiera.

Autor del blog

  • Danlopveg

    Daniel López Vega. Analista financiero y patrimonial. Asesor Financiero Independiente. Apasionado de los mercados desde hace casi 20 años. Y bloguero en los ratos (pocos) libres...

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar