Aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un plan de pensiones

Aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un plan de pensiones

En este post tratamos uno de los temas más en voga en los últimos tiempos: los planes de pensiones. Trataremos a continuación de esclarecer los aspectos primordiales a tener en cuenta en la búsqueda de los mejores planes de pensiones, así como algunos consejos y pasos que nos puedan ayudar a elegir un plan de pensiones adecuado con nuestro perfil de inversión.
 
Hoy en día está cobrando verdadera importancia considerar seriamente la contratación de un plan de pensiones que nos permita tener una jubilación con buenas condiciones para encarar y disfrutar el retiro que nos merecemos (al margen de la Seguridad Social). El recelo es comprensible al comprobar el ritmo al que se debilita la famosa hucha de las pensiones, la pirámide de población española y su cada vez mayor semejanza a una seta o un escandaloso nivel de desempleo combinado con un sistema de reparto que aboca a los futuros pensionistas a una gran incertidumbre.
 
Nadie tiene claro cuál va a ser la cuantía que le corresponderá en el momento de despedirse del mundo laboral para disfrutar de un retiro merecido y confortable después de una larga y dura etapa laboral. Incluso cada vez son más las voces que avisan de que el sistema de pensiones está quebrado, y la mejor opción existente es acudir a un plan de pensiones privado que nos asegure unas rentas dignas.
 
El objetivo de este post es proporcionar una serie de pasos a seguir para poder tomar la decisión más correcta en la elección del plan de pensiones más adecuado para una futura jubilación. Empezamos.
 
 
Plan de pensiones
 
A través de Rankia puedes descargarte la guía de Planes de Pensiones con todo lo que necesitas saber de estos productos.
 

¿Qué es un plan de pensiones?

Y comenzaremos por el principio: un plan de pensiones es un instrumento de carácter privado que otorga prestaciones de carácter complementario a las recibidas por la Seguridad Social llegado el momento de la jubilación, viudedad, orfandad o invalidez. Cabe insistir en el carácter complementario de estos instrumentos respecto del régimen de la Seguridad Social, así como tener en cuenta que se les aplica un régimen financiero y fiscal específico.
 
Los planes de pensiones son productos financieros de ahorro a largo plazo en los que el partícipe realiza aportaciones periódicas (del importe y la periodicidad que desee) que le permitirán disponer del capital o renta generado desde el momento de su jubilación, para poder complementar su pensión pública. En caso de incapacidad o fallecimiento del suscriptor, los fondos generados quedarán a disposición de los beneficiarios correspondientes.
 
A continuación, planteamos algunos de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de contratar un plan de pensiones
 

Horizonte temporal hasta la jubilación

Las primeras cuestiones que nos vienen a la cabeza cuando nos planteamos contratar un plan de pensiones son la rentabilidad que esperamos conseguir llegado el día de la jubilación y el tiempo que necesitaremos para conseguirla. En este caso, es vital tener en cuenta el horizonte temporal que falta hasta nuestra jubilación, y lo recomendable sería empezar a planificar la jubilación en el mismo momento de incorporación a la vida laboral, ya que cuanto antes se empiece, menor resultará el esfuerzo a realizar para llegar a la cuantía que nos marquemos como objetivo (además de la rentabilidad compuesta que nos generarán las aportaciones). También hay que tener en cuenta que si comenzamos a invertir desde la juventud podremos optar por planes de pensiones que incorporen más riesgo y, por tanto, tendrán un mayor potencial de rentabilidad. En cambio, si comenzamos en edades cercanas a la jubilación no será recomendable asumir tantos riesgos.
 
Generalmente existen varias etapas en el largo camino temporal que recorremos junto a nuestro plan de pensiones. En una primera etapa, que se suele denominar fase de capitalización, las aportaciones realizadas son relativamente bajas. Es en las sucesivas fases de planificación cuando el nivel de aportaciones se va incrementando gradualmente (fase de maduración y de extinción) debido a nuestra (en teoría) mayor capacidad de ahorro y un horizonte temporal que va encogiéndose irremediablemente.
 
También cabe destacar la flexibilidad de los planes de pensiones debido a que existe la posibilidad de elegir el importe a aportar así como de ejercer una variación con absoluta libertad en caso de que no se pueda satisfacer una mensualidad. Además, existe la opción de fijar cada cuánto tiempo aportar dinero al plan o interrumpir y reanudar las aportaciones según las necesidades o disponibilidad que tengamos.
 

Rentabilidad histórica de los planes de pensiones

La gestión de los planes de pensiones está diseñada para un horizonte de largo plazo, por lo que no debemos obsesionarnos con los resultados obtenidos a corto plazo. Cobra mayor importancia una gestión estable y que apueste decididamente por la rentabilidad en el largo plazo. Entra dentro de la sensatez que haya periodos de corto plazo en los que se tomen decisiones de gestión con la prioridad de la protección aunque el coste sea una rentabilidad poco atractiva. La prueba del algodón será la evolución histórica de las rentabilidades, que nos mostrará si la gestión ha sido exitosa con una rentabilidad sostenida en el tiempo. Aunque rentabilidades pasadas no garanticen rentabilidades futuras, son una buena referencia del comportamiento del plan de pensiones que pueda tener en un futuro.
 

Perspectivas para los planes de pensiones

Como ya hemos apuntado al principio, las perspectivas respecto al actual sistema de pensiones señalan que corre serio peligro de ser insostenible en un futuro no muy lejano. Hay que tener en cuenta que en la actualidad la recaudación de la Seguridad Social resulta insuficiente para poder atender el creciente gasto en pensiones. El Fondo de Reserva de la Seguridad Social ha reducido sus fondos en una cuantía muy considerable. Para hacernos una idea, contaba con 65.830 millones de euros en 2011  que se han visto reducidos de forma escandalosa hasta los 39.520 millones en el año 2015 (llegó a estar dotado por más de 80.000 millones). Durante los años 2012, 2013 y 2014 se han extraído del fondo para atender otros gastos un total de 43.000 millones de euros (aparte de los 5.350 extraídos del Fondo de Prevención y Rehabilitación de las Mutuas). El caso es que el envejecimiento de la población hace que sea insostenible mantener las pensiones en estos niveles en el futuro. El ratio de cotizantes por jubilado se encuentra en mínimos de 15 años y la situación tiene una clara tendencia a agravarse en los próximos años. Además el número de jubilados aumenta y los que entran cobran más que los que salen.

 

Ratios e indicadores importantes en los planes de pensiones

A continuación, se describen diferentes ratios e indicadores a tener en cuenta a la hora de analizar y comparar distintos planes de pensiones. 
 
  • Volatilidad (desviación típica): se trata de una medida que nos proporciona la variación respecto a la media del precio del instrumento financiero en el que se ha posicionado el plan de pensiones. Su objetivo es cuantificar las probabilidades de cambios bruscos en el precio.
  • Ratio de Sharpe: es una medida del rendimiento ajustado por el riesgo, y su cálculo consiste en restar el tipo de interés libre de riesgo al rendimiento de la cartera del plan de pensiones y dividir el resultado por la desviación típica de sus rendimientos.
 

Fiscalidad y comisiones de los planes de pensiones

Actualmente el Estado proporciona ventajas fiscales con el objetivo de fomentar la suscripción de planes de pensiones. Con el cumplimiento de ciertos requisitos, las aportaciones realizadas reducen la base imponible del IRPF
 
Desde el momento en que empecemos a cobrar el dinero conseguido, dichos ingresos tributarán como rentas del trabajo.
 
En cuanto a las comisiones legisladas, han bajado las comisiones máximas un 30%. En concreto, las nuevas máximas comisiones que se nos podrán cobrar serán las siguientes:
  • Entidad gestora: 1,5% (antes el máximo estaba en el 2%).
  • Entidad depositaria: 0,25% (antes el máximo estaba en 0,5%).
  • Total: 1,75% (antes se situaba en el 2,5%).
 

Rentabilidades históricas de los planes de pensiones

 
La gestión de los planes de pensiones está diseñada para un horizonte de largo plazo, por lo que no debemos obsesionarnos con los resultados obtenidos a corto plazo. Cobra mayor importancia una gestión estable y que apueste decididamente por la rentabilidad en el largo plazo. Entra dentro de la sensatez que haya periodos de corto plazo en los que se tomen decisiones de gestión con la prioridad de la protección aunque el coste sea una rentabilidad poco atractiva. La prueba del algodón será la evolución histórica de las rentabilidades, que nos mostrará si la gestión ha sido exitosa con una rentabilidad sostenida en el tiempo. Aunque rentabilidades pasadas no garanticen rentabilidades futuras, son una buena referencia del comportamiento del plan de pensiones.
 

Composición de la cartera y categoría de nuestro plan de pensiones

Las contribuciones realizadas por los partícipes se incorporan al plan de pensiones. Es muy relevante que el suscriptor conozca la composición del mismo y valore si satisface sus necesidades. Así, se debe elegir una modalidad acorde con el perfil de aversión al riesgo de la persona que lo contrata. Existen distintos tipos de planes de pensiones que se adaptan al riesgo que estemos dispuestos a asumir. Puede ser un poco tedioso peinar el mercado en busca de nuestro plan de pensiones ideal (también podemos buscar asesoramiento externo), pero seguro que si damos con el plan de pensiones adecuado el tiempo empleado estará más que bien aprovechado.
 
Las alternativas disponibles son múltiples, y le recomendamos que tenga siempre en cuenta un buen nivel de diversificación.

 

Ejemplo de planes de pensiones

 
A continuación comentamos, a modo de ejemplo, un plan de pensiones de ING Direct, Plan Naranja Ibex 35. 
 
Orientado para un horizonte de jubilación lejano, el Plan Naranja Ibex 35 de ING Direct nos brinda unas comisiones bastante inferiores a las marcadas por el límite reglamentario. Se trata de un plan de pensiones orientado hacia el segmento más joven de la población, con un horizonte de jubilación todavía lejano. Al concentrar buena parte de su peso en renta variable, su potencial de rentabilidad es alto en el largo plazo, lo que conlleva una expectativa de riesgo mayor (que los de renta fija), aunque el largo plazo debería estabilizar su volatilidad. 
 
Las decisiones concretas de inversión son tomadas de conformidad con los criterios del equipo gestor y de acuerdo a las instrucciones de la Entidad Promotora del Fondo y dentro de los límites de la normativa vigente.
 
En cuanto a las comisiones, son las siguientes:
  • Comisión de depósito del 0%
  • Comisión de gestión del 1,25%
  • Comisión sobre resultados: no hay
Invierte en las 35 empresas con mayor capitalización bursátil de la economía española, por lo que replicará al índice obteniendo rentabilidades muy similares. Se trata de uno de los planes de renta variable más preferido por los españoles. Ofrecemos a continuación su rentabilidad acumulada en los últimos años (naturales):
 
 
 

Conclusiones acerca de los planes de pensiones

Hemos intentado sintetizar algunos de los aspectos que consideramos clave a la hora de escoger de forma eficiente entre los distintos planes de pensiones el que mejor se adapte a nuestro perfil de inversión y la rentabilidad deseada. Puede resultar verdaderamente tedioso realizar un análisis exhaustivo que nos haga dar con el plan de pensiones que nos venga como anillo al dedo. Pero estamos hablando de los ahorros de toda una vida, por lo que todo esfuerzo estará bien invertido en un futuro, y por tanto, merecerá la pena toda la tarea de filtración que realicemos. Podéis encontrar más información sobre cómo elegir un plan de pensiones aquí.

Esperemos que todo lo apuntado sea de su interés y le pueda ayudar a planificar su jubilación de la manera más eficiente posible. Puede que se nos hayan quedado en el tintero aspectos a tener en cuenta y estamos abiertos a cualquier comentario que sea susceptible de mejorar la información que contiene el post.

¿Crees que falta algún aspecto primordial que debería tenerse en cuenta a la hora de elegir entre la variedad de planes de pensiones existente? 

 

 
 
  1. #2
    01/01/16 21:51

    Yo no aconsejo invertir en planes de pensiones y tampoco aconsejo a mis clientes que lo hagan. Voy a explicar sucintamente el motivo: la situación económica actual y demográfica no son muy halagüeños para el futuro. Es de esperar que gobiernos futuros tendrás que realizar subidas importantes de impuestos. El plan de pensiones tienen todas las papeletas para ser gravados por el político de turno. Así que mejor pensar en otros productos que no queden tan expuestos.

  2. #1
    31/12/15 19:13

    Hola...yo sigo sin ver claro el asunto de la fiscalidad que creo que es uno de los mas importantes y que le diferencia de, p ej., los fondos de inversion. La detracciones anuales del IRPF, cuando se recuperan en la jubilacion , creo que cotizan al tipo marginal. Siendo asi, no veo el tema fiscal por ningun lado. Ademas, a mi entender, las rentabilidades a dia de hoy son sensiblemente inferiores a un buen fondo de inversion en el largo plazo.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar