¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Planes de Pensiones

Planes de Pensiones, Planes de Previsión Asegurados, Fondos de pensiones y Planes de Previsión Social

planes cintillo

Preparar la jubilación con un plan de pensiones

Retrasar un acto de consumo actual para poder realizar un acto de consumo futuro requiere de buenas dosis de disciplina y previsión, y si, además, la espera es prolongada, el común de los mortales se inclina por pensarse mucho ese trasvase de consumos. Si a esto unimos que parte de nuestras necesidades futuras estarán, o pensamos que estarán, cubiertas por el Estado, tenderemos a dejar para mañana lo que deberíamos haber empezado hoy .¿De qué estamos hablando? De la jubilación.

Antes de continuar, sin embargo, deberíamos recordar la esencia del problema y su principal incógnita. El problema es extensible a todas aquellas personas que ingresan más de 30.000 euros anuales, o que prevén superar el equivalente a esos ingresos en el momento en el que finalmente se jubilen.

¡Una recomendación a la hora de preparar la jubilación: empiece cuanto antes!

Al estar limitadas las bases máximas de cotización a la Seguridad Social y la pensión máxima de jubilación, esta última en 27.852 euros para 2003, los que tengan ingresos del trabajo de 30.000 euros y los que obtengan cualquier importe de ingresos superior van a recibir de la misma pensión. De tal forma que los primeros podrán mantener un nivel de vida similar al que tenían antes de jubilarse, mientras que los segundos tendrán que reducir –y cuanto más hayan llegado a ingresar, mayor reducción – su ritmo de gastos.

Cómo calcular la rentabilidad financiero-fiscal

Nuestro inversor tiene 37 años y vamos a suponer que se jubila a la edad de 65. Por tanto, va a estar aportando a su plan de pensiones esa cantidad, actualizándola año a año en función de una inflación hipotética del 3%,durante los próximos 28 años.

Supuesto

· Fecha de nacimiento: 09/09/1965 · Base imponible: 35.000 euros
· Tipo marginal IRPF: 37% · Rentabilidad: 6%
· Aportación al PP en primer año: 3.000  
· Inflación e incremento de las aportaciones: 3%  

¿Qué es lo primero que consigue con la aportación? Ahorrarse un pago de impuestos de 1.110 euros (3.000 x 37%) en la declaración del IRPF. Es decir, si no hubiese realizado la aportación al plan de pensiones, el inversor habría tenido que tributar por los últimos 3.000 euros de sus ingresos (nos olvidamos de los 32.000 euros primeros) a su tipo marginal del 37%, esos 1.110 euros, pero como ha realizado la aportación, podrá restarla de sus ingresos consiguiendo el citado ahorro fiscal.

Por decirlo de otra forma, es como si de la aportación total de 3.000 euros su coste fuera de 1.890 euros y los 1.110 euros restantes se los hubiera subvencionado Hacienda.

Sigamos con el ejemplo hasta el momento en que se produce el rescate del plan de pensiones. Nuestro inversor, gracias a esas aportaciones y a la rentabilidad obtenida ha acumulado unos derechos consolidados a los 65 años de 282.376 euros. Podemos desglosar ese capital en los siguientes conceptos:
• coste efectivo de las aportaciones: 81.139 euros
• ahorro fiscal: 47.653 euros
• rentabilidad: 153.583 euros

Rescate (Euros corrientes)

Antes de impuestos Después de impuestos*
Capital

282.376

221.315

Renta

18.318

14.722

Renta temporal hasta edad de

85

*Se ha actualizado la tabla del IRPF suponiendo una inflación del 3%

Una vez jubilado, tendrá que decidir cómo quiere rescatarlo.

Normalmente, la forma del rescate va a depender del resto de ingresos que reciba el jubilado. En general, aunque habría que estudiar caso por caso, cuando se dispone de otros ingresos –pensión de jubilación, alquileres...– suele compensar el rescate en forma de capital o de forma mixta generando rentas de pequeño importe. Cuando los demás ingresos del jubilado son reducidos puede llegar a compensar el rescate en forma de renta.

Hasta aquí muy bien, pero ¿cómo se comparan los planes de pensiones con otros productos de inversión?

Los productos más eficientes a medio y largo plazo, sin contar el caso especial de los planes de pensiones, son los fondos de inversión. La diversificación, seguridad, transparencia en la información, liquidez y fiscalidad del producto configuran al fondo de inversión como el vehículo idóneo para complementar el ahorro en planes de pensiones destinado a la jubilación. Todo ahorro que se destine a este objetivo, y que no pueda (límite de aportaciones de los planes) o no deba invertirse en planes (por motivo de mantener algo de liquidez ante imprevistos), debería encauzarse hacia fondos de inversión.

Vamos a apoyarnos en los datos del ejemplo anterior para realizar una comparativa entre una inversión en planes de pensiones y otra en fondos de inversión. Antes de nada, y para poder realizar una comparación en términos homogéneos entre los dos productos, vamos a suponer que los 3.000 euros invertidos en el plan de pensiones son equivalentes, en cuanto a esfuerzo de ahorro, a una inversión de 1.890 euros en fondos (3.000 euros - 1.110 euros) ya que tenemos que incorporar al supuesto el menor pago de impuestos que genera la aportación al plan de pensiones.

Una inversión de 1.890 euros durante 28 años, incrementada anualmente un 3%, que obtenga una rentabilidad anual del 6%, genera un resultado total de 177.897 euros, que se desglosarían de la siguiente forma:
• aportaciones: 81.139 euros.
• rentabilidad: 96.757 euros.

Para calcular el resultado final de esta inversión, después de impuestos, tenemos que aplicar un tipo impositivo del 15% sobre la ganancia (rentabilidad):
96.757 x 15%=14.514 euros,
y restar este importe al resultado final:
177.897 -14.514 = 163.383 euros.
Y este importe habría que compararlo con el resultado después de impuestos en el plan de pensiones, que ascendía a 221.315 euros. Como puede apreciarse a simple vista, la ventaja del plan de pensiones es indudable para personas con tipos impositivos elevados –recordamos que en este ejemplo el tipo marginal aplicado ha sido del 37%–, pero también genera resultados atractivos para personas con tipos impositivos inferiores, como podrá apreciarse en la siguiente tabla.

Un plan de pensiones, mejor que el fondo
Tipo marginal

Resultado después de impuestos

Fondo de inversión

Plan de pensiones

24%

197.097

221.315

28%

186.724

221.315

37%

163.383

221.315

45%

142.636

221.315

Artículo extraído de la Revista AIF (mayo-junio 2003)

planes footer

Autor del blog

  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar