Este contenido tiene casi 11 años

Como todos sabemos, el pasado mes de abril se rescató a Grecia y se generó una desconfianza alrededor del grupo de países denominados PIGS, entre los que estaba España. Desde el Gobierno se responsabilizó de la desconfianza generada en los mercados financieros, a los especuladores y se les hizo únicos responsables de ello. La semana pasada se hizo efectivo otro rescate por parte del FMI a otro país de los que forman el grupo de los PIGGS, Irlanda. Una vez más, por parte de nuestro Gobierno, sale a la palestra la acción de los especuladores como responsables de la caída de las bolsas europeas y en especial de la española.

¿Realmente tienen la culpa los especuladores de los males que acechan a la economía española?

 

Vivimos en un momento en el que tanto familias como empresas están ajustando sus niveles de gasto a sus niveles de ingresos, porque realmente el panorama económico español tiene mala pinta. El sistema ha originado un nivel de gasto inaceptable traduciéndose en un déficit más que galopante (los gastos superan a los ingresos), lógicamente se tendría que reducir ese gasto y ajustarlo al nivel de ingresos, como hace todo el mundo. Muchos podemos pensar que es lo que se está haciendo desde el Gobierno, sí, lo están haciendo, reduciendo gasto y aumentando ingresos mediante la subida de  impuestos. Pero realmente, no se está haciendo de una manera adecuada y suficiente, por que continuamente se está  advirtiendo desde Europa a nuestro Gobierno de que tiene que realizar más ajustes y más severos. Los mercados financieros ponen a cada cual en su sitio y están pasando factura a España por que los inversores no confían en ella y más en un entorno donde pueden comprar deuda de países  que si que están haciendo las cosas adecuadamente,como por ejemplo Alemania o Gran Bretaña. No confían en la "marca España" y no se confía entre otras cosas por que nuestro país tiene tres millones de funcionarios, se han traspasado dos mil competencias a las autonomías, tiene ocho mil cuatrocientos ayuntamientos con unos déficits astronómicos, tiene una economía sumergida equivalente al 25% del PIB (que ha crecido todavía más desde que se aprobó la subida del IVA), un mercado laboral no cualificado, un sistema productivo donde no se es productivo y donde no se invierte en I+D, además de estar estrictamente ligado a la construcción... Y por supuesto, unos políticos centrados en el interés electoral más que en la unidad política para pasar a la acción inmediata y generar confianza. Con todo este panorama, resulta que los responsables de la corrección bursátil son los especuladores, que lo único que quieren es " sacar tajada ", no señores, no es así, los responsables de todo esto, son los malos gobiernos, que asumen el papel de víctimas injustificadas culpando a los especuladores de todos los males, señalándolos como si fueran una banda de traficantes desalmados en lugar de profesionales que hacen su trabajo, comprar y vender. Cuando venden, venden por que los activos en cuestión  no les merecen ninguna credibilidad y ninguna confianza. Este es el caso de España, ¿Hay alguién que compra algo que le genera desconfianza? Lógicamente no. Cuando el Ibex 35 sube, la causa es que las medidas del Gobierno están dando sus frutos, si el Ibex 35 baja la culpa es de los especuladores, nunca del ineficaz Gobierno.

Los mensajes que nos mandan los mercados financieros deberían ser interpretados por los gobiernos como un advertencia de que las cosas no se están haciendo bien, esa sería una postura inteligente, sin embargo, no es nada  inteligente culpar a los especuladores de la ineficacia propia.
 

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar