Difícil panorama el que se presenta para la renta variable en el corto plazo.

En nuestro anterior análisis del día 21 de febrero comentábamos que tanto el S&P500 como el DOW JONES INDUSTRIAL se encontraban en niveles elevados de sobrecompra y que lo más probable es que se produjera un brusco retroceso en el mes de marzo. Dicho retroceso se está produciendo desde principio de mes, provocado por el elevado grado de sobrecompra en ambos índices y apoyado por la subida de precios en el petróleo que como todos sabemos responde a las tensiones geopolíticas que se han producido en Egipto, Túnez y en estos momentos en Libia. También analizamos niveles de sobrecompra similares en el pasado y comentábamos que ante estos niveles en el pasado, el DOW JONES INDUSTRIAL había retrocedido de media 500 puntos y el S&P500 una media de 55 puntos. Ambos índices han corregido pero no han llegado a estas cotas. Sin embargo, el Ibex 35 si que se ha dirigido al entorno que señalábamos como más probable, el nivel de los 10.400 puntos, nivel que superó al cierre el pasado viernes 11 de febrero.

Hemos comentado muchas veces desde este blog que la bolsa es una máquina que descuenta expectativas, y en estos momentos los principales índices ya descuentan el escenario actual con un precio del petróleo y de las materias primas elevado, de hecho todos los gobiernos se han puesto manos a la obra para minimizar el impacto que pueda tener en sus economías domésticas. A día de hoy 14 de marzo los precios del barril de Brent y West Texas se están moderando.

Los sucesos acontecidos este fin de semana en Japón eran, evidentemente, un hecho inesperado, con lo cual las bolsas todavía no han asimilado las posibles consecuencias que puede tener esta crisis, de momento el Nikkei ha cerrado esta mañana con retrocesos del -6,18%. Teniendo en cuenta lo acontecido  en Japón y que el S&P500 y el DOW JONES IND. no han retrocedido a los niveles que comentábamos en el análisis del día 21 de febrero, nos hace pensar en la continuación de los retrocesos, que pueden llevar al Ibex 35 al entorno de los 10.061-10.100 puntos, cotas en las que se encuentran niveles de retrocesos de Fibonacci. Todo dependerá, claro está, del comportamiento del S&P500 ante el soporte de los 1.294 puntos y del DOW JONES INDUSTRIAL ante el soporte de los 12.000 puntos. La ruptura de dichos niveles al cierre anticiparía una caída mucho más amplia.

 

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar