Rankia España
blog Aprendiendo del Oráculo de Omaha
Invertir desde una perspectiva empresarial.

Grifols: crecer o crecer

Grifols era una de las empresas que más requería una actualización ya que en 2010 compró una empresa competidora muy importante (Talecris) y se hacía imprescindible ver cómo había afectado dicha adquisición a la cuenta de resultados, al balance y a las expectativas.


 

Descripción de la compañía y evolución de los negocios:

Grifols es una multinacional líder del sector hospitalario y farmacéutico. Está especializada en la investigación, fabricación y comercialización de productos derivados del plasma (hemoderivados), donde ostenta la tercera posición a nivel mundial, y en productos de teparia intravenosa (sueros), nutrición clínica, sistemas de diagnóstico, aparatos e instrumentación para las pruebas previas a una transfusión, hemostasia (procesos relacionados con la coagulación sanguínea), dispositivos médicos para tratamientos quirúrgicos y logística hospitalaria.

 

Los hemoderivados se obtienen del plasma humano, la parte líquida de la sangre que contiene las proteínas esenciales necesárias para el correcto funcionamiento del organismo, y están indicados para tratar trastornos como enfermedades neurológicas y pulmonares, cirrosis, shock y traumatismo, protección contra enfermades infecciosas, entre otras.

 

La sangre está compuesta en un 50% por plasma, al mismo tiempo el plasma está compuesto en un 7% por proteínas (albuminia, globulina, flebogamma, factor VIII, Alpha-1). Estas proteínas, debidamente tratadas y purificadas, son los productos hemoderivados.

 

Así que la obtención de plasma es el primer paso, fundamental en el complejo proceso de la elaboración de hemoderivados. Grifols obtiene el plasma a través de su red de 147 centros de donación en Estados Unidos. La Grifols Academy of Plasmapheresis, situada en Glendale, Arizona, da respuesta a las necesidades específicas de formación de todos los trabajadores que intervienen en el proceso de obtención de plasma para la fabricación de hemoderivados.
 

Se trata de un sector con elevadas barreras de entrada por la fuerte regulación y el difícil acceso a la recolección de plasma, que ha vivido fuertes movimientos de consolidación en los cuáles Grifols ha sido parte muy activa con importantes adquisiciones y donde las tres principales compañías del sector (Grifols es la tercera muy cerca de la segunda) ostentan el 60% de la cuota de mercado.

 

Más del 60% de los ingresos de la compañía provienen de fuera de Europa (40% de Estados Unidos y un poco más del 20% del resto del mundo). Por áreas de negocio, la división de hemoderivados (Bioscience) genera casi el 80% de los ingresos, mientras que las divisiones de diagnóstico y hospitalaria un 10% aproximadamente cada una.
 

A finales de los noventa la empresa comenzó su expansión internacional a través de adquisiciones: compra de las filiales que Alpha Theraupetic Corporation tenía en varios países europeos, en 2002 y 2003 hizo dos adquisiciones relevantes: SeraCare y gran parte de los activos de Alpha Therapeutic Corporation en Estados Unidos, que le permitieron penetrar y asentarse en el país americano, el referente mundial del sector.
 

Otras adquisiciones relevantes como la americana Plasmacare en 2006, la australiano-suiza Medium-Lateral en 2008 y en especial la americana Talecris en 2010 han permitido a Grifols subir al podio de las principales empresas del sector.

 

La compañía tiene tres plantas industriales en Estados Unidos, dos en España, una en Méjico, una en Suiza y una en Australia. La mayoría de sus productos son de aplicación hospitalaria y los comercializa en más de cien países de todo el mundo.

 

 

Análisis de la cuenta de resultados:

 

El Margen EBITDA(R&D), es decir, los Beneficios antes de intereses, impuestos, depreciaciones, amortizaciones y gastos I+D (R&D en inglés) como porcentaje sobre el total de ingresos ha sido siempre inferior al mínimo ideal del 28%.

Sin embargo, experimentó una mejora notable entre 2002 y 2008, pasando del 14,8% al 27,1%. En 2009 bajó al 26%, en 2010 al 23,8% y en 2011 volvió a empeorar hasta situarse en el 22,1%.

Es importante destacar la importante mejora experimentada entre 2002 y 2008, periodo que coincide con adqusiciones relevantes y una notable expansión internacional.

En 2009 cayó ligeramente y en 2010 cayó de forma más pronunciada debido a que algunos gastos como servicios profesionales (asesoramiento externo) o publicidad se triplicaron a causa del proceso de compra de Talecris, además de unos mayores costes de obtención del plasma y la escasa contribución del factor precio.

En 2011 el margen volvió a ser bastante malo por los mismos motivos que en 2010 además del efectivo negativo de las reformas sanitarias.

A partir de 2012 se esperan importantes sinergias operativas por la compra de Talecris (de unos 230 milones de dólares). Si a este factor positivo le añadimos un crecimiento esperado del sector del 5% anual y una mejora al alza de los precios es de esperar que a corto/medio plazo el margen EBITDA(R&D) vuelva como mínimo a los niveles de 2008, lo que sería muy positivo.

 

 

Las amortizaciones como porcentaje sobre el total de ingresos, cuyo porcentaje ideal es que sea inferior al 3,2%, en el caso de Grifols se han situado siempre entre el 4 y el 6%. Unos costes de amortización elevados demuestran que el sector es muy competitivo, lo que obviamente es negativo.

Las empresas que tienen una ventaja competitiva duradera acostumbran a presentar unos costes de amortización menores que las compañías que tienen que sufrir una competencia muy fuerte.


 

Los gastos I+D como porcentaje sobre el total de ingresos han sido siempre superiores al 3%, cuando el porcentaje máximo recomendable es del 2,4%. La empresa está en el número 20 del ranking de empresas españolas que más gastan por este concepto.

Este dato nos demuestra otra vez la competitividad del sector, la necesidad de realizar grandes inversiones en I+D cada año con tal de no perder posiciones en el mercado. Unos elevados gastos por este concepto empeoran el rendimiento económico de la empresa.

La I+D es determinante en todas las áreas de negocio de Grifols. Cuenta con un equipo de investigación y desarrollo que trabaja para crear nuevos productos y soluciones innovadoras en el ámbito de la salud. Cada área de negocio cuenta con una amplia cartera de proyectos de I+D. Podríamos decir que la I+D es intrínseca a la empresa y al sector.

 

 

En relación a los gastos financieros como porcentaje sobre el total de ingresos comentar que entre 2007 y 2009 estuvieron por debajo del 4%, lo cuál es positivo. Sin embargo, en 2010 subieron ligeramente hasta el 4,6% y en 2011 se han disparado y han sido de casi el 11%.

En términos absolutos el gasto por este concepto se ha cuatriplicado entre 2010 y 2011 (de 50M a 200M). El motivo fue la compra de Talecris a mediados de 2010. Una compra muy apalancada y de una compañía que era mayor que la propia Grifols.


 

El Margen neto sobre el total de ingresos fue muy pobre en 2011, apenas llegó al 3%, como consecuencia de un margen EBITDA(R&D) modesto, unos elevados gastos por amortización e I+D y unos elevadísimos gastos financieros.

En la misma linea que el margen EBITDA(R&D) el margen neto experimentó una importante mejora entre 2002 y 2009 (del 4,6% al 16,1%) y un notable empeoramiento entre 2010 y 2011 (11,6% y 2,8% respectivamente). Se espera que vuelva a niveles de como mínimo el 14-15% en los próximos años gracias a la aplicación de las sinergias operativas anteriormente comentadas, al crecimiento esperado del sector (de un 5% anual) y una mejora de los precios.

 

 

Evolución del BPA y crecimiento medio anual:

Tanto la evolución del BPA como el crecimiento medio anual del mismo han sido excepcionales durante el septenio 2002-2009, pasando de 0,095 euros/acción hasta 0,706 euros/acción sin ningún altibajo, permitiendo un crecimiento medio anual en este periodo del 33,1%.

Sin embargo, y a pesar de una buena evolución de los ingresos, en 2010 el BPA cayó hasta los 0,54 euros/acción debido a unos mayores costes de obtención del plasma y a la escasa contribución del factor precio.

En 2011, a pesar de que los ingresos casi se duplicaron gracias a la integración de Talecris, la suma de unos mayores costes de obtención del plasma, la escasa contribución del factor precio, las reformas sanitarias, la compra de Talecris y los elevados gastos financieros que ha generado esta adquisición lastraron los márgenes y el resultado de la compañía, que cayó hasta los 0,19 euros/acción.

La empresa salió a bolsa en mayo de 2006 a un precio de 4,40 euros/acción y un PER de 18. Las expectativas de crecimiento eran muy elevadas y a finales de año la acción ya cotizaba sobre los 10 euros y el PER era de 41. En 2007 la acción siguió subiendo y llegó hasta los 14 euros/acción mientras que el PER seguía siendo superior a 30. En septiembre de 2008 la acción subió hasta los 20 euros.

En apenas dos años la acción se había revalorizado un 350% en términos absolutos, mientras que el BPA había crecido un 136%.

EL PER en esos años era excesivamente alto, las expectativas de crecimiento no se ajustaban a la realidad y la burbuja acabó pinchando. Así, en 2008 la acción se hundió y acabó el año en los 12,6 euros, en 2009 en los 12,2 y en 2010 en los 10,20.

Entre 2006 y 2010 el BPA en términos absolutos había subido un 121% mientras que la acción lo había hecho un 131% y el PER volvió a niveles más razonables.

En junio de 2010 la acción cayó hasta los 8,32 euros. El anunció de la compra de Talecris hizo caer la acción un 8,5% en una sola sesión. La desconfianza sobre la operación era elevada, en especial por el fuerte incremento del endeudamiento que íba a originar la operación y el consiguiente lastre sobre los resultados.

Así como entre 2006 y 2008 la acción descontaba unas expectativas de crecimiento excesivas, en 2010 sufrió una penalización también desmesurada.

En 2011 la acción se recuperó y volvió a niveles más normales (cerró en los 12,7 euros). Sin embargo, desde finales de 2011 la acción ha experimentado una fuerte revalorización y a día de hoy cotiza por encima de los 16 euros fruto de las buenas perspectivas del sector, de las sinergias operativas de la compra de Talecris y de la disminución esperada de los costes financieros fruto de la refinanciación de la deuda pactada recientemente con los bancos.

 

 

Expectativas:

Es indudable que se trata de una empresa atractiva, que es de crecimiento y al mismo tiempo defensiva, y que en la última década ha experimentado un crecimiento espectacular.

Como he ído comentando anteriormente la compra de Talecris ha permitido a la empresa subirse al podio del sector, conseguir importantes sinergias operativas que permitirán mejorar los márgenes a partir de este mismo año, recientemente ha conseguido refinanciar la deuda con lo que se esperan menores costes financieros y las expectativas de crecimiento del sector para los próximos años son positivas.

La diversificación internacional seguirá siendo uno de los ejes estratégicos de la compañía que potenciará el crecimiento orgánico de todas sus divisiones.

El único pero será ver si la digestión de la compra de Talecris será más larga de lo deseado. El endeudamiento se ha disparado, los ratings otorgados por las agencias de calificación son de grado especulativo y la empresa tuvo que financiarse a un interés bastante elevado.

 

Puntuación de la cuenta de resultados: las cuatro primeras variables las valoro sobre un punto y el margen bruto, el crecimiento del BPA y las expectativas sobre dos puntos:

0,75/1+0/1+0/1+0/1+1,75/2+1,75/2+1,75/2= 6/10

 

 

Análisis del balance:

 

En primer lugar miraremos si la empresa ha podido financiar internamente sus necesidades de inversión o no ha tenido más remedio que crecer con financiación exterior, es decir, si el flujo de las actividades de explotación ha sido o no superior al gasto por inversiones.

El objetivo será ver si la compañía puede financiar internamente sus necesidades de inversión o por el contrario se ve obligada a recurrir a la deuda. Si la compañía puede utilizar su rentabilidad para financiar sus inversiones, si genera más de lo que necesita entonces no tendrá que recurrir al endeudamiento ni a ampliaciones de capital, no necesitará ir detrás del efectivo.

Como dice Buffett hay una diferencia enorme entre el negocio que crece necesitando una gran cantidad de capital, y el negocio que crece sin necesidad de capital.

Pues bien, examinando los datos vemos que durante la última década el gasto por inversiones ha sido en casi todos los años superior al flujo de efectivo generado por las actividades de explotación. Esto significa que la empresa no ha podido financiar con sus propios recursos su crecimiento y ha tenido que recurrir a la financiación externa, bien en forma de créditos (préstamos o empréstitos) o de capital propio (ampliaciones de capital). En la última adquisición, la de Talecris, la empresa tuvo que hacer una ampliación de capital, emitir deuda e incluso vender activos y no repartir dividendos.

En apenas cinco años el ratio deuda financiera neta/EBITDA se ha triplicado, pasando de 2,4x a 7,5x y el ratio de endeudamiento ha pasado de 1,48 a 2,48. En la última década la deuda financiera total se ha multiplicado por nueve.

El crecimiento de la empresa ha sido vetiginoso pero ha sido a costa de incrementar sobremanera el endeudamiento, en especial a partir de 2010, y deteriorar la cuenta de resultados debido al fuerte incremento de los gastos financieros.

El dato positivo es que para los próximos años se espera un desapalancamiento financiero fruto de un plan de inversiones menos agresivo y unos flujos de explotación mayores y con tendencia creciente gracias a las buenas expectativas del sector y a las sinergias operativas que le aportará la compra de Talecris, además de la disminución de los gastos financieros gracias a la refinanciación de la deuda conseguida a principios de año.

En enero de este año la empresa consiguió refinanciar las condiciones de la deuda financiera bancaria consistente en una reducción de los tipos de interés y la modificación de los tramos, que permitirán un ahorro de unos 40 millones de euros anuales en concepto de gastos financieros.

Comentar también que los recursos destinados a la adquisición de Talecris obtenidos a través de la ampliación de capital que hizo en 2011 fue emitiendo acciones preferentes, o clase B. No es la primera vez que hace este tipo de operación ya que en 2005 hizo los mismo. Ese año contabilizó estas acciones como deuda a largo plazo y al año siguiente la empresa compró estas acciones y ejecutó la amortización de las acciones con cargo a reservas voluntarias. Las empresas con una ventaja competitiva duradera no acostumbran a tener este tipo de acciones ni tienen necesidad de hacer este tipo de operaciones.

En cuanto al rating de deuda, la empresa obtuvo por primera vez calificación crediticia en 2010. Los bonos corporativos se calificaron con una B y con una B3 por parte de S&P y Moody's respectivamente. Un rating que sitúa la deuda de Grifols dentro del grado especulativo y unos cuantos escalones por debajo del grado de inversión, lo que provocó un elevado coste de financiación (cupón anual del 8,25% para los bonos corporativos).


 

En relación al análisis de la liquidez, cuyos ratios pueden ser poco útiles a la hora de determinar si una empresa tiene o no una ventaja competitiva duradera, comentar que el coeficiente de solvencia es muy bueno en todos los años, sin embargo el ratio de disponibilidad (efectivo y equivalentes de efectivo/pasivo corriente) fue bastante más bajo al ideal (0,3) hasta 2008.

En 2009 el citado ratio aumentó de forma considerable gracias a que buena parte de la emisión de bonos corporativos realizada ese año por valor de 600M euros se invirtieron en depósitos (efectivo y otros medios líquidos equivalentes) que tenían como objetivo asegurar los planes de futuro de la empresa.

La compra prevista de Talecris y la crisis, que provocó un empeoramiento del capital circulante, en especial por el aumento de las existencias y el empeoramiento en los cobros, requirieron aumentar de forma considerable el colchón de liquidez. Hasta entonces la empresa no lo necesitó.

Cuando la empresa ha requerido financiación a corto plazo la ha obtenido sin problemas (pagarés, líneas de crédito), pero con el mismo inconveniente que con la deuda a largo plazo, es decir, con un coste financiero bastante elevado.

 

 

Acerca de la evolución de las reservas, la compra de acciones propias, la posesión o no de acciones preferentes y las variables cualitativas comentar que las reservas han mantenido una excelente evolución gracias a los beneficios obtenidos cada año y a un pay-out medio relativamente bajo (40%).

En 2005 las reservas casi desaparecieron del balance, pero fue fruto de una operación muy atípica y relacionada con la ampliación de capital mediante acciones clase B comentada anteriormente.

La empresa hizo la primera compra de acciones propias en 2007. Ese año y el siguiente el porcentaje de acciones propias sobre el capital rondaba el 1%. Sin embargo, en los tres últimos años, de 2009 a 2011, la dirección decidió venderlas y a día de hoy las acciones propias que tiene la empresa en el balance son testimoniales.

 

Como he comentado anteriormente la compañiá emitió acciones preferentes, o clase B, en dos ocasiones: en 2005 y en 2011. Las primeras las amortizó y las segundas siguen en circulación. Las empresas con una ventaja competitiva duradera no acostumbran a tener este tipo de acciones en su balance.

 

Y en cuanto a las variables cualitativas destacan los siguientes premios:

 

Premio Global Business Leader Award 2011 otorgado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España a Víctor Grifols en reconocimiento a la internacionalización de la compañía.

Premio otorgado por la Cámara de Comercio de España en Estados a Víctor Grifols como Líder empresarial del año 2011 por la gestión realizada a lo largo de su trayectoria profesional.

Premio Carles Ferrer Salat en la categoría de internacionalización.

Premio del Instituto de Estudios Financieros a la Excelencia Financiera en Comunicación Corporativa.

Premio del Círculo de Emprsarios y la escuela de negocios Wharton en reconocimiento a la trayectoria de internacionalización de Grifols en los últimos años.

 

La empresa tiene tres fundaciones y un museo:

 

La Fundación Víctor Grifols i Lucas, cuya misión es promover la bioética mediante el diálogo entre especialistas de diferentes áreas de conocimiento.

La Fundación Probitas, cuya misión es contribuir a la mejora de los recursos sanitarios en aquellas regiones del mundo que padecen escasez de medios o conocimiento en el ámbito de la salud.

La Fundación José Antonio Grifols Lucas en Estados Unidos que tiene como misión proporcionar ayudas en materia de educación y salud para promover el bienestar de las comunidades y el entorno de casi un millón de personas que donan su plasma en los centros Grifols

 

 

Finalmente, el cuarto y último apartado del balance hace referencia al ROE. Fue muy positivo entre 2007 y 2009 (con valores superiores al 20%), experimentando una evolución muy positiva ya que a principios de la década pasada era de alrededor del 10%.

Estos datos demuestran que el apalancamiento financiero tuvo efectos positivos sobre la rentabilidad de los accionistas. La rentabilidad de las inversiones fue muy superior al coste de la deuda y por tanto el apalancamiento financiero fue muy positivo y eso permitió una muy buena rentabilidad de los accionistas. En 2010 bajó hasta el 16,3% como consecuencia de un ligero empeoramiento del resultado de explotación y un ligero aumento del total de activos no corrientes.

Sin embargo, en 2011, el año de la compra de Talecris, el ROE descendió radicalmente y fue del 3%. Esto sucedió por dos motivos: en primer lugar por un empeoramiento del ROI, motivado por unos resultados de explotación modestos en comparación con el importante aumento de los activos no corrientes fruto de la compra de Talecris.

Dicho de otra manera, el resultado de explotación aumentó un 33% mientras que los activos no corrientes lo hicieron en más de un 500%. Por ese motivo el ROI fue muy modesto, del 3,6%, e inferior al coste de la deuda, lo que significa que en 2011 el apalancamiento financiero fue negativo.

Eso nos indica que con el balance actual a más endeudamiento destinado a la financiación del activo más perjudicada se verá la cuenta de resultados de la compañía hasta el punto que un mayor endeudamiento generaría unos gastos financieros excesivamente elevados y que podrían llevar a la empresa a tener pérdidas y a un ROE negativo.

Se espera que en los próximos años, fruto de la mejora del resultado de explotación y del proceso de desapalancamiento el ROE se vaya recuperando y vuelva a los niveles de hace unos años.


Puntuación del balance: 3/4+1,25/2+0,75/2+1,5/2= 6/10

 


 

Análisis de las rentabilidades esperadas:

 

1-Rentabilidad inicial esperada: BPA estimado 2012/cotización actual= 0,70/16,44= 4,25%. He supuesto que este año el BPA volverá a los niveles de 2009.

 

2- Expansión esperada de la rentabilidad, también conocido como cupón en expansión, y que hace referencia a la tasa de rentabilidad esperada a la que crecerán los beneficios en el futuro. Vamos a suponer un crecimiento medio anual estimado del 12%.

Fortaleza del sector, desapalancamiento, sinergias operativas (por la vía de los costes), gastos financieros menores gracias a la refinanciación conseguida a principios de año, mejora en márgenes y consolidación de la empresa en el podio de las principales empresas de hemoderivados del mundo hacen pensar en una evolución muy positiva de los resultados.

 

3- Valor relativo a las obligaciones del Estado:

Con un BPA estimado para 2012 de 0,70 euros/acción y una rentabilidad del bono español a 10 años del 5,345%, tenemos un valor relativo de 13,09 euros, por debajo de la cotización actual.


4- Precio objetivo medio analistas: 16,25 euros/acción, por debajo del precio al que cotiza la acción actualmente.


5- Rentabilidad media esperada de la inversión:

BPA a 10 años vista: 2,17 euros/acción (BPA estimado para 2012 de 0,70 euros/acción y crecimiento medio anual esperado del 12% hasta 2022).

PER mínimo entre 2006-2011: 16,8. Tengo que fijarme en este periodo de años porque la empresa empezó a cotizar en 2006.

Precio estimado de la acción para dentro de 10 años: 2,17*16,8= 36,45 euros/acción, eso nos da una rentabilidad media anual vía precio del 8,39%.

 

La rentabilidad vía dividendos sería la siguiente:

1-  0,574 euros/acción es el dividendo medio anual por acción entre 2012 y 2022, para calcularlo hago la media entre los dos extremos, es decir, entre 2012 y 2022 (0,70*0,40+2,17*0,40/2), siendo 0,70 el BPA estimado para 2012 y 0,40 (40%) el pay-out estimado; 2,17 es el BPA estimado para 2022 y 0,40 (40%) el pay-out estimado.

2- Multiplico 0,574 por los diez años que cobraré el dividendo y me dará el dividendo en términos absolutos que debería cobrar durante este periodo= 0,574*10= 5,74 euros.

3- Calculo la rentabilidad media anual teniendo en cuenta el precio de la acción (16,28 euros) y los dividendos totales que espero obtener entre 2012 y 2022 (5,74 euros), y eso me da una rentabilidad media anual del 3,07%.

La suma de ambas nos da una rentabilidad media anual esperada del 11,46%.

 


Puntuación de las rentabilidades esperadas: 0,5/1+1/1+0/1+0/1+1/2= 2,5/6= 4,16/10


Puntuación total: 6+6+4,16/3= 5,38/10, un resultado que mejora en 0,75 puntos el primer análisis.


Puntuación del primer análisis completo (publicado el 12/02/12): 4,63/10. Precio de cierre de la acción el viernes 10/02/12: 14,95 euros.

 


Conclusión:

Sector defensivo, con muy poca dependencia del ciclo económico y con buenas expectativas de crecimiento.

Grifols ha conseguido subir hasta la tercera posición del sector después de liderar la concentración del mismo durante los últimos años tras varias adquisiciones relevantes, en especial la de Talecris en 2010.

A pesar del elevadísimo incremento del endeudamiento que han provocado estas compras se espera que en los próximos 3-4 años la empresa vaya desapalancándose gracias a las buenas perspectivas del sector de los hemoderivados, a las sinergias operativas de la compra de Talecris, la refinanciación de la deuda conseguida a principios de año y que permitirá reducir los gastos financieros, la mejora de los márgenes y un plan de inversiones menos agresivo que en los años anteriores que permita ser financiado con los recursos generados con la actividad de la empresa.

A pesar de las buenas expectativas de crecimiento las rentabilidades esperadas son modestas, lo que nos podría indicar una cierta sobrevaloración de la acción. En apenas tres meses ha subido desde los 11,11 euros/acción hasta los 16,44 euros, casi un 50% de subida en apenas un trimestre.


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 

 

  1. #2

    Jaskier

    Buen análisis...solo añadir que como comentas el precio actual de la acción quizás este un pelín sobrevalorado...las acciones preferentes o clase "B" tienen un descuento de casi el 40% y son las iguales...misma empresa,mismo dividendo e incluso nominal inferior (menos comisiones)....con lo que puestos a invertir lo mejor será decantarse por estos títulos por que mientras estén en circulación, en teoría su precio tiene más recorrido (ayer cerró a 11,5€/acción)...
    S2

  2. #2

    Encogu

    en respuesta a Jaskier
    Ver mensaje de Jaskier

    ups, acabo de ver que después de la conclusión había pegado sin querer el anterior análisis, sorry!

    gracias por tu comentario jaskier,

    precisamente en el primer análisis de grifols me preguntaron sobre este tema...

    Como comento en este análisis actualizado no es la primera vez que hace este tipo de operación ya que en 2005 hizo los mismo. Ese año contabilizó estas acciones como deuda a largo plazo y al año siguiente la empresa compró estas acciones y ejecutó la amortización de las acciones con cargo a reservas voluntarias. Las empresas con una ventaja competitiva duradera no acostumbran a tener este tipo de acciones ni tienen necesidad de hacer este tipo de operaciones.

    Para hacer frente al coste de la compra de Talecris la empresa se financió con una emisión de obligaciones a largo plazo, un crédito sindicado y una ampliación de capital liberada con cargo a reservas voluntarias mediante la emisión de 29,6 millones de nuevas acciones clase B, de 0,10 euros de valor nominal cada una, para su asignación gratuita a los accionistas en la proporción de una acción nueva clase B por cada diez acciones antiguas de clase A o clase B,

    El artículo 6 de los estatutos de la empresa dice lo siguiente:

    1.Acciones: el capital social de la sociedad es de 106.532.449 euros, representado por 213.064.899 acciones, pertenecientes a dos clases distintas:
    1.1. 213.064.899 acciones pertenecientes a la clase A, de 0,50 euros de valor nominal cada una, pertenecientes a la misma clase y serie, y que son las acciones ordinarias de la sociedad (las accines clase A); y
    1.2. 0 acciones pertenecientes a la clase B, de 0,10 euros de valor nominal cada una, pertenecientes a la misma clase y serie, y que son acciones sin voto de la sociedad con los derechos preferentes establecidos en el artículo 6 Bis de estos estatutos (las acciones clase B y, conjuntamente con las acciones clase A, "las acciones").

    Los poseedores de acciones preferentes no son accionistas a todos los efectos, en caso de quiebra están por delante de los poseedores de acciones ordinarias pero por detrás de los obligacionistas. Como acabamos de ver en los estatutos las acciones clase B no forman parte del capital social.
    Las acciones preferentes se sitúan entre la renta variable y la renta fija. Son similares a la deuda subordinada y en consecuencia diferentes a las acciones ordinarias.

    Tienen el inconveniente que son acciones mucho menos líquidas, no tienen derecho a voto, no tienen derecho de suscripción preferente y tienen un valor nominal inferior. Sin embargo cotizan a precios bastante más atractivos (por los inconvenientes que acabo de mencionar, si bien no sabría valorar si están demasiado penalizadas en comparación con las de clase A) y tienen una pequeña ventaja con el tema de los dividendos. En relación a los dividendos los estatutos dicen lo siguiente:

    El derecho de cada acción clase B a los dividendos y otros repartos y distribuciones distintos del Dividendo Preferente y el derecho de suscripción preferente y de asignación gratuita de acciones de cada acción clase B son los previstos en los apartados 3.1 y 6.1 de este artículo 6 Bis y son iguales a los de una acción clase A, a pesar de que el valor nominal de una acción clase B es inferior al de una acción clase B.

    2. Dividendo preferente
    2.1. Cálculo. Cada acción clase B da derecho a su titular a recibir un dividendo preferente mínimo anual con cargo a los beneficios distribuibles de cada ejercicio a cuya finalización la acción clase B permanezca emitida igual a 0,01 euros por acción clase B.
    2.2. Preferencia. La sociedad está obligada a acordar el reparto del dividendo preferente correspondiente a un periodo de cálculo y a pagarlo a los titulares de las acciones clase B antes de pagar dividendo alguno a los titulares de las acciones clase A con cargo a los beneficios distribuibles obtenidos por la sociedad en dicho periodo de cálculo.

    Saludos!

  3. #3

    Jaskier

    en respuesta a Encogu
    Ver mensaje de Encogu

    Gracias por la info...mejor aún!! sabia que las "B" tenían preferencia sobre las ordinarias, pero por lo que leo, el dividendo es igual o superior en al menos 0,01€/acción.
    Respetando totalmente a todo aquel que se considere accionista como propietario infinitesimal de una empresa, en mi opinión, lo del capital social y el derecho de voto me podría justificar una prima del 10% pero no del 60%...cuando se cerró la ampliación en Dic11,las "B" cotizaban a 7,8€, ayer 11,5€, y llegaran al menos a 14-15€ mientras las "A" sigan alrededor de 16€...bueno eso creo yo!!
    S2

  4. #4

    Encogu

    en respuesta a Jaskier
    Ver mensaje de Jaskier

    seguramente lo que perjudica a las acciones clase B es que son mucho menos líquidas, y en menor medida que no tienen derechos políticos, pero los derechos económicos son los mismos que las de clase A, incluso un poco mejor en el tema del dividendo, seguramente la prima a la que se están pagando las acciones A sobre las B es excesiva, como bien comentas...

    saludos

    1 recomendaciones
  5. #5

    Encogu

    en respuesta a Jaskier
    Ver mensaje de Jaskier

    hola Jaskier,

    ¿entraste en el valor por esas fechas?...

  6. #6

    Jaskier

    en respuesta a Encogu
    Ver mensaje de Encogu

    Buenas,
    Si te refieres al 2012, sí...cerré mi posición con un buen +70% en tan solo unos meses,aunque a toro pasado la verdad es que se le podría haber sacado algo mas..
    En cuanto al presente, con el Ibex en 10.300 y las acciones a 36€,me salia un PER demasiado alto para volver a entrar o sea que "a otra" o en mi caso ahora mismo en cash.
    Un abrazo

  7. #7

    Encogu

    en respuesta a Jaskier
    Ver mensaje de Jaskier

    Bien!

    sí, me refería a las fechas de la publicación del artículo y tus comentarios,

    estaba repasando comentarios/artículos antiguos, y Grifols es un caso interesante, además en ese escrito tu fuiste el único que me escribió...

    S2

Autor del blog

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar