Tres hábitos de traders tranquilos y rentables

Empecemos de forma drástica: ¡todos somos  esclavos! Como seres humanos somos esclavos de  las sustancias, de las actividades, creencias, ya sea el  azúcar, el café, la comida, el sexo o las drogas, el éxito,  el dinero, el juego, la espiritualidad o el éxito a nivel  personal.  

Por supuesto, no todos son adictos al mismo nivel pero  todos y cada uno de nosotros es adicto. Estamos en  constante búsqueda, que se expresa en el trading a  través del “sobreoperar”. 
Tal vez el mercado le ofrece lo que probablemente sea  una oportunidad en forma de un raro setup.  Usted entra pero poco después viola sus reglas de  trading: Elige un tamaño de posición demasiado  grande, quita su stop-loss, y así sucesivamente...ni  siquiera saber por qué.  
Has cometido estos errores innumerables veces y has  sufrido las consecuencias en forma de pérdidas. Y, sin  embargo, lo vuelves a hacer.  

Porque lo que es conocido como sobreoperar es un  comportamiento compulsivo. 

1-El impulso subyacente 
Todas las adicciones tienen básicamente la misma  raíz: ansiamos por nuestros sentimientos.  Analicemos esto. Digamos que usted está  constantemente rompiendo sus reglas de trading.  Hágase las siguientes preguntas: 
• ¿Por qué estoy rompiendo mis reglas? Tal vez no te  guste perder o equivocarte. Son síntomas de una  adicción a la certeza. 
• ¿Por qué soy adicto a la certeza? Hay 
• innumerables razones: Estás desesperado por  ganar dinero, te gusta la seguridad, quieres  mantener tu familia y mucho más.  
• ¿Y por qué? Podrías decir: Bueno, no sé por qué - ¡simplemente porque! Pero básicamente, el  motivo principal 
siempre radica en la satisfacción de un sentimiento. 

2-La fuerza de voluntad no es suficiente 
Así que nuestra verdadera adicción es a nuestros  sentimientos- y eso nos lleva a actuar en exceso. Como  no podemos superar la adicción y la compulsión con la  lógica, la pura fuerza de voluntad no es suficiente para  evitar que nos excedamos. 
Si observas tus pensamientos y sentimientos te  darás cuenta de que la adicción y la compulsión  son impulsadas por un breve pensamiento que  parpadeadestellos en su conciencia. Este pensamiento  funciona como una especie de gatillo. Sin que te des  cuenta, comienza a crecer y a partir del breve destello,  viene una cadena de pensamientos más pesada. Tu  cuerpo y tu mente empieza a decirte: tengo que hacer  esto. Tengo que eliminar este stop loss ahora. Con  cada segundo que pasa, tu mente racional lucha contra  el impulso de actuar demasiado...en vano.  

3-Fíjese en el gatillo  
Entonces, ¿qué podemos hacer? Tenemos que ser  conscientes del desencadenante inicial, reconocerlo  como tal y detener su desarrollo antes de que se  convierta en una compulsión.Curiosamente, basta con  eliminarla. Esto rompe el desarrollo de un débil impulso  a la cadena de pensamientos estresantes. Cuando  la conciencia se refuerza con la práctica regular, se  convierte en práctica regular en sí, se convierte en un  hábito mental, que conduce a una mayor coherencia en  nuestras acciones. 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar