Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

El juego online, el "hueso" de Codere

Codere publicó unos resultados bastante buenos del tercer trimestre, pero de poco le han servido: las acciones de Codere siguen cuesta abajo, y su cotización no tiene pinta de recuperarse. Y la culpa no es de los resultados, sino de los múltiplos: Codere sigue cotizando cara, y a esos múltiplos el mercado es muy exigente. No se puede cotizar a PER 100 y no dar resultados extraordinariamente buenos cada trimestre, y aunque probablemente el PER real sea más bajo, está claro que es muy elevado en todo caso.

Claro que si las circunstancias fueran propicias, una empresa como Codere podría soportar esos múltiplos sin problemas; en otras épocas, empresas similares ya se valoraban con ratios como los de Codere, o incluso todavía más caras, porque el juego es una cosa que siempre da dinero. Pero el problema es que las circunstancias no son propicias: el juego online sigue ganando cuota de mercado, y Codere no ha sabido o no ha podido subirse al carro. Y aunque es una empresa de juego, tiene que competir con otras empresas (las de juego online) que no están sometidas a fuertes restricciones regulatorias; y que por no estar sometidas, no están sometidas ni a Hacienda. Obviamente, con una competencia así, Codere lleva las de perder: es como pelear con una mano atada a la espalda. Y el juego online va ganando cada vez más adeptos, mientras que Codere, aun haciéndolo bien, no gana cuota de mercado.

La ONCE, más aliado que competencia de Codere

Estos días de pre-Navidad, la ONCE ha lanzado una campaña televisiva para que veamos cuántas cosas necesitan los ciegos y están sólo en el papel. Y coincidiendo con esta campaña, está presionando al gobierno en un doble frente:
  • Por una parte, la ONCE quiere que el gobierno les autorice un sorteo extraordinario en Navidad: 'En Navidad hay mercado para todos', dicen en la ONCE. Y probablemente tienen razón: En Navidad, hasta a los que no queremos jugar nos obligan a hacerlo.
  • Y por otra parte, lo que nos interesa: la ONCE quiere que se regule el juego online, que también les quita mercado a ellos; competencia desleal e ilegal, según la ONCE, y nosotros estamos de acuerdo. Y esto es muy importante para Codere, porque la ONCE tiene una capacidad de presión social de la que Codere carece. No es lo mismo que una empresa de juego pida algo (aunque sea algo justo) que que lo pidan todos esos miles de ciegos y minusválidos que sólo tienen en el papel las cosas que necesitan. ¡Se trata de hacer realidad las necesidades de un colectivo desfavorecido, no de aumentar los beneficios de una corporación del juego! (Entiendase esto, no literalmente, sino como el mensaje subliminar que la ONCE difunde en sus anuncios).


Es muy difícil poner puertas al campo; difícil, pero no imposible. Y es justo que el juego online pague impuestos, y que esté sometido a una severa regulación como lo están Codere, la ONCE, la ONLAE y todas las empresas de juego de España. Si la ONCE consigue movilizar al gobierno en este sentido, Codere sería la gran beneficiada, y podría volver a soportar los múltiplos elevados a los que cotiza. Pero mientras que no sea así, las perspectivas de Codere no justifican su cotización actual (a pesar de la caída), y seguimos pensando que Codere no interesa.

El futuro de Codere, de la mano de la ONCE. A ver qué dice el gobierno.



¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar