¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Mejores Opiniones

Las mejores opiniones sobre empresas cotizadas, productos y mercados financieros

Finanzas islámicas (I): un pasaje a lo desconocido

Con este artículo comienzo una serie de artículos acerca de las finanzas islámicas, que en la actualidad sigue siendo un gran desconocido. En este primer acercamiento veremos la historia de las finanzas islámicas, evolución y principales características. En artículos posteriores haremos un acercamiento a los fondos de inversión islámicos y la inversión en bolsa según dichos principios.

 

meca

 

Introducción

 

El mundo árabe y, dentro del mismo, la religión islámica, sigue siendo un desconocido para el conocimiento medio de la mayoría de la población occidental. Detrás de prejuicios y desinformación, se esconde una de las culturas y civilizaciones que más han aportado al desarrollo de nuestra humanidad.

Según datos recientes del Pew Research Center demographic projections, existen mil ochocientos millones de musulmanes en el mundo, lo que representa un 24,1% de la población mundial y se estima que crecerá más de un 70% para 2060, situándose, según las proyecciones, en tres mil millones de personas (31.1%)

 

Fuente: Pew Research Center demographic projections

 

Como no podía ser de otra manera, en el ámbito económico y comercial, las finanzas islámicas han tenido su presencia desde tiempos remotos. Incluso, muchos de los instrumentos comerciales que se utilizan hoy en día tienen su origen desde hace más de mil años.

 

¿Qué son las finanzas islámicas?

 

Por finanzas islámicas se conoce al sistema financiero regido por los principios de la ley islámica (Sharia). Dichos principios están basados en un principio general de velar por el bienestar de la población, prohibiéndose aquellas prácticas que se consideren injustas o abusivas.  

Los principios más importantes de la Sharia son los siguientes, según (Karim, Tarazi y Reille, 2008):  

  • El dinero no posee valor intrínseco: el dinero no es un activo y su aumento solamente debe derivar de la combinación con otros recursos para la realización de una actividad productiva.  
    • Los aportantes de fondos (prestamistas) deben compartir el riesgo con los prestatarios de los negocios o actividad productiva que financian.  
  • Finalidad material: las transacciones deben estar respaldadas por activos, y las inversiones se pueden efectuar únicamente en activos reales y duraderos. 
    • Es por este motivo que en este sistema financiero no caben las operaciones de especulación, compras en corto o al descubierto y demás operaciones que no cuenten con el respaldo de un activo real.  
  • Inversiones permitidas: no se pueden realizar inversiones en actividades incompatibles con la Sharia.  
    • Ejemplo de estas prohibiciones son las vinculadas al consumo de alcohol o cerdo, apuestas, fabricación de armas y, en general, toda actividad considerada dañina para la sociedad en su conjunto.  
  • Contratos no abusivos: los contratos se deben celebrar por mutuo acuerdo y deben estipular con claridad los términos y las partes deben conocer exactamente el producto o servicio que se compra o se vende.  

 

Un punto importante para entender las finanzas islámicas es no confundirlas con el sistema económico de los países árabes. La industria financiera económica islámica representa una parte del sistema financiero en la mayoría de los países árabes, donde coexiste con la banca y fondos tradicionales. Solamente algunos países como Irán y Sudán han establecido por ley, la conversión de todo su sistema financiero a los principios del Islam.  

 

¿Cuál es la historia de las finanzas islámicas?

 

El comercio fue una de las causas principales de la expansión de la cultura islámica por toda la cuenca mediterránea, desde el siglo VII (De Anca 2014). Fue, en aquel entonces, cuando se establecieron las primeras normas o principios que regirían el comercio islámico.  

La división que se ha producido desde entonces en el mundo islámico, ha sido una de las principales causas de que muchas de estas figuras económicas subsistan hasta el día de hoy, y a su vez, de que no exista uniformidad en la aplicación de dichos principios en más de los 75 países donde se aplican, siendo más laxa la interpretación de los mismos en el Sureste Asiático y más estricta en los países del Medio Oriente.  

Después de varios siglos de escaso desarrollo bajo el mandato colonial en la mayoría de países islámicos, las condiciones fueron más propicias para el desarrollo de los primeros bancos bajo esta filosofía de inversión, con la llegada de la mitad del siglo XIX. Entre estos factores destacan: el proceso descolonizador, la escasez de instituciones y escasez de productos que cumplieran las exigencias del credo y principios de la legislación islámica.  

El primer experimento de una institución islámica se realizó de forma encubierta en el municipio de Mit Ghamr, en Egipto, en 1963, aunque existieron pequeñas iniciativas puntuales en Pakistán y Malasia en fechas anteriores (Benali, 2015).   

En la década de los 70, con el boom petrolero, surgen una serie de instituciones que constituirían la base de toda la industria posterior (Benali, 2015). 

  • 1971: se funda el primer banco islámico social Nasser Social Bank en Egipto 
  • 1975: se crea el primer banco comercial islámico moderno, Dubai Islamic Bank. Ese propio año se fundó el Islamic Development Bank (IDB) en Emiratos Árabes Unidos por acuerdo de cuarenta países musulmanes, con el objetivo de promover la cooperación económica bajo los principios islámicos 
  • 1977: surgen otras instituciones como el Faisal Islamic Bank (Egipto,1977), Kuwait Financial House (1977), Bahrain Islamic Bank (1981). 

 

En la década de los años 80 se produce la creación del Malaysian Pilgrims Fund Board (Tabung Haji), primera institución islámica en este país (Benalli, 2015). En 1983 se crea el primer banco islámico (Bank Islam Malaysia Berhad), el cual se ha convertido en una de las figuras esenciales del sistema financiero malayo (Sánchez, 2016), convirtiéndose Kuala Lumpur junto con Dubai, en los principales centros financieros a nivel mundial, tanto de bancos como fondos de inversión islámicos.

 

Prohibiciones en las finanzas islámicas

 

Todas las instituciones e instrumentos utilizados en las finanzas islámicas giran en torno a la Sharia, sus prohibiciones y sus principios están establecidos en el Corán.  

 

1) La “Riba” o prohibición de la usura, es uno de los ejes centrales de todo el sistema financiero islámico. El cobro de intereses se considera injusto, ya que en el Islam toda ganancia debe estar sujeta al riesgo de posibles pérdidas; y el enriquecimiento debe tener como contrapartida el trabajo, la participación en el riesgo de la actividad o la responsabilidad sobre el producto comerciado (Sánchez, 2006). 

“Los que devoran la usura se comportan como aquel a quien el toque de Satán ha sumido en el desconcierto, porque dicen: el comercio es una forma de usura, siendo así que Dios ha hecho lícito el comercio y ha prohibido la usura. Así pues, quien sea consciente de la advertencia de su sustentador y desista (de la usura), podrá quedarse con sus ganancias pasadas y su caso queda en manos de Dios; pero los que reincidan, ¡esos están destinados al fuego y en el permanecerán!” (Sura 2:275). 

 

2) La prohibición de “gharar” es otro pilar fundamental. Consiste en la restricción de todas aquellas situaciones donde exista información imperfecta o asimétrica.  

Por tanto a la hora de la firma de un contrato todas las partes deben conocer todos los extremos del mismo (precio, costes, condiciones), prohibiéndose además todo la venta de todo aquel objeto que no exista, tenga precio indefinido o se desconozca su fecha de determinación (Sánchez, 2006).  

Esta limitación tiene numerosas implicaciones en el mundo financiero ya que la prohibición de gharar elimina todo tipo de especulación, que constituye una pieza fundamental de todos los mercados financieros occidentales. Entre las transacciones que quedan bajo el manto de esta restricción se encuentran los contratos de futuros, swap, warrants, ventas en corto o al descubierto, así como de todo tipo de contratos de seguros que no se encuentren bajo la forma de los contratos de seguros islámicos (takaful). 

 

3) La prohibición de maysir (apuestas) se encuentra recogida expresamente en el Corán (Sura 5, 90-91) e implica que todos tipos de apuestas están prohibidas por la jurisprudencia islámica, lo que incluye aquellas compañías que su negocio esté relacionado con este tipo de actividad.  

4) Por último se excluyen todo tipo de inversión en actividades económicas consideradas haram en el Islam (prohibido según la ley islámica). Además de las actividades económicas prohibidas más conocidas, que son las bebidas alcohólicas y el cerdo, existen otras actividades que también quedan excluidas. Un ejemplo de negocio considerado haram son la promoción y la venta de artículos de lujo, ya que se considera inaceptable desde el ámbito religioso la inversión en este tipo de artículos cuando la mayoría de la sociedad musulmana sufre de carencias de bienes materiales de primera necesidad.  

 

 

Tipos de contratos en las finanzas islámicas

 

Basándose en estas restricciones, todas las operaciones comerciales o financieras regidas la legislación islámica se debe incorporar, en uno de los siguientes contratos o en un híbrido de los mismos:  

 

Tipos de contratos en las finanzas islámicas

Contrato Función Descripción
Amana  Custodia  Contrato de depósito para su custodia y cuidado 
Bay’ al-Istisna  Fabricación Orden de venta para fabricar o construir 
Bay-mua’ jjal  Pago aplazado Contrato de venta donde el precio del producto se acuerda pero el pago se produce en una fecha futura. 
Bay’ al-Salam  Contrato de futuro Venta con pago inmediato pero con entrega en una fecha futura. Es similar a un contrato de futuro pero requiere que el pago sea total al tiempo del contrato. 
Ijarah  Leasing Contrato de venta de un usufructo por un período específico de tiempo. 
Mudarabah  Contrato de financiación Contrato por el cual un agente económico con capital (rabbul-mal) crea una asociación con otro agente económico (mudarib) para compartir los beneficios. Las pérdidas patrimoniales son asumidas por el propietario de capital, excepto en casos de negligencia del mudarib que si compartiría las pérdidas. 
Murabahah  Contrato de venta con margen Contrato por el cual un agente con capital adquiera una materia prima para un emprendedor que no dispone de capital, a cambio el agente financiador de la operación recibe un margen de beneficios que se añade al coste del producto. El pago se difiere a un período específico de tiempo. 
Musharakah  Asociación Contrato de asociación. Representa un híbrido de un contrato de asociación y un contrato mudarabah. Combina un acto de inversión con uno de gestión. 
Qard-al-hassan  Prestamo sin interés Préstamo caritativo sin interés y bajas expectativas de retorno de capital. 
Sukuk  Bono Certificado, refleja el derecho de participación en activos subyacentes. 
Takaful  Contrato de seguro Contrato de seguros a través de la garantía mutua o conjunta. 
Wikala  Contrato de agencia Contrato de representación. Delegación a una persona o entidad (Wakii) para que actúe en su nombre o como su representante. 

Fuente: elaboración propia a partir de Iqbal (1997)

 

 

Artículo elaborado tomando como referencia mi Trabajo Final del Doble Grado en ADE + Derecho en la Universidad de Valencia: " Fondos de inversión islámicos: análisis y estudio comparativo de su rentabilidad frente a los índices islámicos en el período 2010-2016"

 

 

 

 

 

 

 

 

  1. #3

    Natch

    Datos desconocidos y realmente interesantes. Excelentes.

  2. #4

    Luis Angel Hernandez

    en respuesta a laowei1500
    Ver mensaje de laowei1500

    Me alegro que os haya gustado, es un tema desconocido para los inversores en España. Estuve mucho tiempo buscando información para preparar el TFG y costaba mucho encontrar información sobre el tema. Cualquier duda que os quede acerca del tema pueden comentarla.

    Saludos

  3. #5

    Fauchon345

    No soy ético en cuanto a las finanzas, pero lo que implica esa cultura me supera.

  4. #6

    Solrac

    Muy interesante el tema de tu TFG, gracias.

    Personalmente creo que en general estos preceptos le restan al sistema financiero muchos puntos de competitividad con respecto al occidental, pero muchos. Por ejemplo no poder disponer de opciones ni Futuros, tan necesarios para el campo y la industria petrolera, me supera. Yo especulo habitualmente con opciones y creo que le hago un favor a la sociedad, la cual ignora por completo a que me dedico en realidad.
    En cambio hay preceptos morales que habrían evitado la gran recesión de 2008.

    En general, no obstante, meter a la religión donde manda el dinero me parece mala idea a largo plazo porque te basas en axiomas, no en evidencias. No me gusta hacer algo porque lo diga un libro mitológico.

    Saludos y espero las siguientes entregas.

  5. #7

    Acm1994

    Excelente artículo, me ha servido para entender un poco más el complejo mundo de las finanzas islámicas. En la actualidad estoy realizando mi TFM sobre las finanzas islámicas, concretamente estoy realizando una comparativa entre el Project Finance Islámico y el Project Finance tradicional.

    Un saludo.


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar