¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Mejores Opiniones

Las mejores opiniones sobre empresas cotizadas, productos y mercados financieros

Los ETF, la solución perfecta para el inversor minorista

Los ETF han venido a suponer para el mundo de las finanzas lo que los SUV para el mercado del automóvil. Ambos han dado con la solución a las necesidades de los usuarios. Si un SUV (Sport Utility Vehicle) gusta porque mezcla la robustez de un todoterreno con la comodidad y diseño de una berlina, el ETF logra algo parecido, pero dentro del mundo de la inversión. 


Los fondos cotizados o ETF permiten obtener un equilibrio entre diversificación y comodidad a la hora de operar. Es decir, permiten invertir en una cesta de activos (al igual que hacen los fondos de inversión) sin renunciar a la flexibilidad que supone poderlos comprar y vender en cualquier momento de la sesión (al igual que las acciones).
Visto así parece evidente por qué ha sido el producto financiero que más ha crecido en los últimos años. Su popularidad ha coincidido también con la agitación que está generando el debate entre gestión activa o pasiva.


En EE.UU., que es un país mucho más avanzado que el nuestro en términos de planificación y cultura financiera, los ETF ya suponen el 30% de la negociación bursátil. Allí la lista de principales valores negociados no la encabezan acciones como Apple o Exxon, si no los ETF. De hecho, el más negociado de ellos (el SPDR® S&P 500 ETF) tiene nada más y nada menos que 300.000 millones de dólares en patrimonio bajo gestión. Quizá por esto es por lo que se puede permitir el lujo de tener una comisión de gestión anual inferior al 0,10%.


Poco a poco los inversores españoles nos vamos dando cuenta del enorme sentido que tiene la inversión mediante ETF. Si bien es cierto que su uso ha crecido en los últimos años, también lo es que todavía está mucho menos extendido que al otro lado del Atlántico. 


Su utilización sirve tanto para inversores que se empiezan a preocupar por su jubilación y forman carteras a largo plazo, como para los inversores más inquietos a los que les gusta realizar trading a corto plazo. Para los primeros es clave la eficiencia en costes que tienen los ETF, con comisiones muy inferiores a las que pueda tener un fondo de inversión. Esta ventaja, con el paso de los años y el efecto del interés compuesto, puede suponer muchos euros de diferencia. Además, y a pesar de que solemos asociar los ETF a índices de renta variable, también existen los que replican índices de renta fija, permitiendo así adaptarse a los diferentes perfiles de riesgo.


En segundo lugar, para los traders que siguen muy de cerca el mercado y a los que les gusta hacer inversiones a corto plazo, los ETF le ofrecen la posibilidad de posicionarse en diferentes áreas geográficas, sectores o materias primas. La sofisticación de los mismos ha permitido que para perfiles de inversión más arriesgados existan los denominados ETF apalancados, que replican el comportamiento de un activo pero duplicando o triplicando la rentabilidad (ya sea positiva o negativa).


También hay un hueco para los que apuestan por caídas del mercado, que en este caso pueden hacer uso de los denominados ETF inversos. Esta tipología podría ir ganando adeptos ahora que nos encontramos con muchos índices bursátiles en zona de máximos históricos, algo que muchos piensan que podría ser la antesala de una corrección.
Otros encuentran en los ETF un instrumento muy útil para realizar coberturas. Un ejemplo claro sería el de un inversor que tiene una cartera de acciones españolas y compra antes de irse vacaciones un ETF inverso del Ibex para blindarse ante posibles caídas del mercado.


En términos de normativa, el principal reto al que se enfrenta la comercialización de ETF en Europa es la entrada en vigor de MiFID II. Para velar por la transparencia de los productos que se ofrecen, MiFID obliga a las entidades a facilitar a los clientes un documento con los datos fundamentales del producto (denominado KID o Key Information Document en inglés).


El problema está en que los emisores de ETF americanos por el momento no están produciendo este documento, de manera que muchos bróker no pueden ofrecer ETF americanos a sus clientes. Para resolver este problema Self Bank ha utilizado distintos recursos disponibles para proceder a la elaboración propia de  este documento, por lo que  sí se encuentra en condiciones de ofrecer la operativa en algunos de los principales ETF del mercado americano.


Para finalizar este repaso a las ventajas de los fondos cotizados, solo cabe recordar que hay un ETF disponible para prácticamente cada necesidad de inversión.
 

Y tú, ¿todavía no les ha hecho un hueco en tu cartera a los ETF? 


 

  1. #1

    Qihai

    Este artículo me viene como anillo al dedo. Precisamente tengo puesta una incidencia en Selfbank sobre la que no me dan solución. El ETF que replica al oro de ticker XAD1 con ISIN DE000A1EK0G3 sólo puedo contratarlo en la bolsa italiana pero es que también aparece en en mercado alemán. El problema es que está dado de alta como Warrant.
    Cuando llamé a Selfbank me dijeron que era un error informático y lo iban a arreglar pero no hicieron nada. Volví a insistir y me dicen que no se puede contratar porque no esta traducido.Me tuve que reír. ¿Cómo que no esta traducido si el kid esta en el mercado italiano? Sólo tienen que copiarlo y dejarnos operar donde queramos.Me responden que lo van a mirar pero sigo sin respuesta.
    Tampoco deja operar con el 4GLD y este es en Europa. Dicen que la traducción no esta disponible
    Ya que cuando llamó no saben solucionarse este problema podrían ustedes decirme algo al respecto???
    Saludos.

  2. #2

    Ciclopentano

    ETFs hay muchos, de muchos países y al alcance de todos. Algunos hasta distribuyen dividendos.... pero a la hora de tributar no esperéis que nadie os aclare dónde se hace, es España o en qué país... los broker y empresas que los comercializan no informan de ello, y lo peor es que en muchos casos no aplican retenciones, con lo cual... tienes un problema

  3. #3

    Qihai

    en respuesta a Ciclopentano
    Ver mensaje de Ciclopentano

    O sea que si quieres cobrar dividendos mejor comprar acciones directamente para evitar la doble tributación?
    Saludos.

  4. #4

    Sarmy

    en respuesta a Qihai
    Ver mensaje de Qihai

    Tiene que ser un problema de SelfBank porque el ISIN correspondiente a DE000A1EK0G3 no es un Warrant, es un ETF gestionado por Xtrackers y si que es cierto que aparte de cotizar en la bolsa de Italia, también lo hace en el XETRA y en el SIX Swiss Exchange.

    Para más información en los enlaces de abajo te dejo el KID y el datasheet:

    https://etc.deutscheam.com/GBR/ENG/Institutional/Downloads/ISIN/PRIIPs%20KIDs/DE000A1EK0G3

    https://etc.deutscheam.com/GBR/ENG/Institutional/Downloads/ISIN/Factsheets/DE000A1EK0G3

  5. #5

    Latirus

    Estos productos financieros benefician principalmente a los bancos.

    Acciones, bonos, Futuros y opciones son los únicos que llevan el suficiente tiempo funcionando para poder usarlos con garantías.

    Generalmente el banco que emite el etf no posee la materia prima, simplemente compra Futuros sobre esa materia prima y cuando ese futuro se acerca a vencimiento se rola.

    Al vender el futuro que tenía comprado y abrirse nueva posición comprado en el siguiente vencimiento, como el futuro suele estar en contango, pierde parte del valor por culpa de la diferencia de precios.

    Venden el cercano que está más barato y se compran el lejano que está más caro. Esa diferencia la pierdes si estas comprado del etf.

    Como mucho, yo entraría corto siempre en el etf.

    Al final pasará como ha pasado con los cfd´s en USA, que los han prohibido. Los retail traders pierden el dinero diez veces más rapido por el apalancamiento.

  6. #6

    Qihai

    en respuesta a Sarmy
    Ver mensaje de Sarmy

    Gracias eso imaginaba. Pues Selfbank no lo arregla y no dejo de quejarme. El problema ws que el Xetra es mas barato y más liquido


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar