Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones
Degussa market report
El precio del oro en dólares estadounidenses ha subido de forma brusca desde los comienzos del siglo XXI, subiendo mucho más alto que el precio del oro en otras divisas.
 
Es por todos conocido que cuando el valor del dólar baja, el precio del oro sube. Lo cierto es que el valor del dólar lleva una tendencia alcista desde 2011 y el precio del oro sigue el camino contrario. Sin embargo, la apreciación de la moneda estadounidense ha hecho subir el precio del oro en otras divisas. 
 
Los números son claros: el precio del oro en dólares permaneció invariable de enero del 2014 a abril de 2016, pero subió alrededor de un 17% si lo medimos con otras monedas. 
 
precio del oro

 

El dólar estadounidense es la clave

El origen de la última crisis es el aumento de liquidez sin un retorno inmediato (unbacked paper money), es decir, el imprimir billetes de forma que tarda en materializarse en el QE. Este es un sistema notoriamente volátil que provoca una gran turbulencia financiera y económica. Los problemas que esto genera no sólo han preocupado a la economía de EEUU; afecta también a China, Europa y Japón. 
 
Prácticamente todas las áreas monetarias del mundo sufren la carga de deuda insostenible acumulada a lo largo de décadas, con bancos centrales que producen crédito en serie acumulando una enorme montaña de dinero. 
 
Ahora, los bancos centrales están bajando los tipos de interés (hasta llegar a situarlos en negativo en algunos casos), haciendo cada vez más barato el dinero. 
 
La situación económica es delicada, sobre todo para ahorradores e inversores que ven el dólar como la salvación. El dólar estadounidense es la moneda de la economía más grande y más poderosa. Es la moneda de curso legal de los mercados financieros, de crédito, bonos y derivados más liquidos y diversificados del mundo. Es el medio de transacción más aceptado en el mundo. De hecho, muchas divisas en el mundo son construidas sobre el dólar estadounidense.  Muchos bancos centrales secundan esta idea y cuentan con grandes reservas de dólares para respaldar sus monedas nacionales.
 
Esto viene a demostrar que el dólar estadounidense sigue siendo indiscutiblemente la moneda número uno.  A finales de 2015, por ejemplo, las tenencias de dólares representaban el 64% del total de las reservas de divisas (el euro representaba el 20% y el yen japonés el 4%).
 
reservas de oro
 

El oro como reserva

Las posibilidades de que los tipos de interés regresen a una determinada normalidad son pocas en un sistema unbacked paper money. Y hay más razones que hacen del oro aún más atractivo: esta enfermedad no puede ser solucionada con la política monetara. Todo lo contrario, la inyección de más crédito y dinero a tipos de interés cada vez más bajos es como darle al paciente la medicina equivocada. Solo empeora la situación. 
 
Las burbujas especulativas son un síntoma crónico del unbacker paper money, y toda burbuja acaba estallando tarde o temprano.  Es más probable que otras divisas comiencen a caer antes de que el dólar lo haga, sobre todo aquellas que como el euro o el yen japonés, van a remolque del dólar. 
 
Una vez que la situación comience a deteriorarse, no sería una sorpresa que el dólar se apreciara, ya que inversores que buscan una moneda segura acudirán al dólar.  Si esto ocurre, la demanda de oro aumentará. El oro es conocido como medio último de pago, y esa seguridad es lo que busca la gente cuando todo lo demás parece inestable. 
 
Si llegada la hora de la verdad, el dólar no pudiera aguantar la presión de ser la única moneda refugio del mundo, el oro sería el único rival serio para combatir la supremacía del dólar. 
 
Precio de los metales preciosos y ETF
¡Sé el primero en comentar!
Comentar
2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar