La crisis subprime, para neófitos

1
Este contenido tiene más de 13 años

UNA HISTORIA, TRES VISIONES

Un sketch humorístico en el Canal Cuatro de la BBC, una especie de manual elaborado por un ingeniero industrial catalán jubilado y un profesor valenciano de Análisis Económico ayudan a desvelar las claves de todo cuanto rodea a las cada vez más famosas hipotecas basura de EE UU. Sin duda, uno de los mayores focos de desestabilización que han atravesado los mercados financieros en los últimos años y, para muchos, una de las mayores crisis de todos los tiempos.

¿Quién no ha oído hablar, leído o visto alguna noticia relacionada con la cada vez más famosa crisis de las hipotecas subprime? La crisis provocada por las hipotecas basura de EE UU que no sólo está trayendo en jaque a las entidades financieras de todo el planeta sino también al propio sistema.

Muchas explicaciones se han dado sobre este ‘invento’, pero todavía son legión los que desconocen realmente su verdadero significado y todavía menos su impacto. En pos de aclarar todo lo que rodea a uno de los mayores focos de desestabilización por el que han atravesado los mercados financieros en los últimos años, este semanario ha abordado tres vías de explicación diferentes y variopintas procedentes de la versión de un ingeniero industrial jubilado, un profesor universitario en activo y un sketch humorístico en un programa de la televisión inglesa.

Una de las visiones más curiosas, didáctica y sobre todo fáciles de entender la ha dado un español, Leopoldo Abadía Pocino, ingeniero industrial jubilado de 75 años y profesor de Política de Empresa del IESE durante más de tres décadas. Su particular ‘tesis’ sobre las subprime ha cautivado a toda una legión de internautas hispanoparlantes, además de estar siendo traducida ya a varios idiomas.

La particularidad de la ‘Crisis Financiera 2007-2008’, que es como se llama el documento elaborado por Abadía, reside en que lo que nació como un manual particular para comprender todo lo relacionado con las hipotecas basura en EE UU se ha propagado como la pólvora por internet despertando un sinfín de halagos y felicitaciones.

A base de cortar y pegar de un modo cronológico artículos que aparecían diariamente en prensa, Abadía recopiló lo que para muchos se ha convertido en una especie de libro de cabecera. Mientras él no se cansa de gritar a los cuatro vientos que no es ni un especialista en la materia, ni mucho menos un economista, sigue inmerso en la elaboración de un diccionario financiero –“para que me ayude a comprender los términos”–, que está haciendo las delicias de los internautas interesados por la economía y sus derivados. El profesor Abadía alerta sobre cómo cualquier impositor de un banco o caja de cualquier parte del mundo puede estar corriendo hoy en día un serio riesgo, dado que su entidad financiera pudiera tener en sus balances activos infectados de hipotecas subprime.

O como él dice: “El dinero que he ingresado esta mañana en la Caja de Ahorros de San Quirico de Safaja puede estar esa misma tarde en Illinois porque allí hay un banco al que mi caja le ha prestado mi dinero para que se lo preste a un NINJA”... Por supuesto, el de Illinois no sabe que el dinero le llega desde mi pueblo, y yo no sé que mi dinero, depositado en una entidad seria como es mi caja de ahorros, empieza a estar en un cierto peligro”.

Otro de los enfoques que ha recogido este semanario viene de la mano de José Manuel Pastor, profesor de Análisis Económico de la Universidad de Valencia e investigador del IVIE, cuya visión va en la línea de Abadía al apuntar que “no sabemos hasta qué punto nuestros bancos o cajas han comprado activos garantizados con estas hipotecas”.

Empaquetado y venta

Sin embargo, Pastor discrepa de Abadía a la hora de contextualizar la crisis subprime de EE UU y la de España, dado que son dos modelos bien distintos. El problema viene dado por la globalización porque “aunque las hipotecas españolas sean buenas, nuestros bancos están expuestos a riesgo de impago al tener títulos garantizados con las subprime”. Básicamente lo que se está haciendo es ‘empaquetar’ titulizaciones y venderlas en el mercado al mejor postor.

Navegando por internet es fácil encontrarse con un curioso vídeo, del cual se reproducen algunas imágenes más arriba, donde dos singulares personajes debatían sobre las subprime. A priori parece que se trata de una conversación entre el presentador del programa y un ‘reputado’ banquero. Pero nada más lejos de la realidad. Son dos humoristas ingleses llamados John Bird y John Fortune.

Se trata de un sketch de una duración de ocho minutos y medio en el cual, a golpe de ironía, los dos cómicos desentrañan el mecanismo que rodea a las hipotecas basura estadounidenses y el riesgo que representan. Una radiografía en toda regla aderezada con el tradicional humor inglés que refleja, entre otras muchas situaciones, cómo se les ofrece la posibilidad de pedir hipotecas subprime, de alto riesgo –porque lo van a tener complicado para pagarlas– a los llamados NINJAS: ‘No income, no job, no assets’, o sea, personas sin ingresos fijos, sin empleo y sin propiedades.

Sin embargo, ese riesgo ha sido muy bien ‘gestionado’ por las entidades bancarias estadounidenses, dado que para cubrirse las espaldas han creado instrumentos financieros de nueva generación. Entre ellas, las obligaciones garantizadas por hipotecas (MBS), obligaciones de deuda colateralizada (CDO) y/o permutas de cobertura por incumplimiento crediticio (CDS). Estos mecanismos han derivado en las famosas titulizaciones, que de forma tan singular explican los dos cómicos ingleses.

La cosa no queda ahí, dado que no se cortan ni un pelo a la hora de dar nombres (el banco americano Bear Stearns que estuvo al borde de la quiebra, el primer ministro inglés Gordon Brown...), mientras ironizan con la pasividad de los grandes bancos centrales y terminan a modo de sentencia diciendo que los que de verdad pierden no son los banqueros sino “tu sistema de pensiones”.

EL ‘MODELO ABADÍA’

Diez explicaciones para comprender una de las mayores crisis económicas de la historia

1) ORIGEN DE LA CRISIS
La Reserva Federal de EE UU acomete una agresiva bajada de tipos de interés en dos años (del 6,5% hasta el 1%) para paliar los efectos provocados por el estallido de la burbuja tecnológica.

2) EL NEGOCIO BANCARIO CAE
Como los tipos estaban tan bajos, en EE UU comenzaron a dar créditos más arriesgados y a multiplicar el número de préstamos.

3) LOS ‘NINJA’ SE TRAGAN EL ANZUELO
Fue entonces cuando las entidades financieras se fijan en las personas que no tienen ingresos fijos, propiedades y trabajo estable, los famosos NINJA, que hasta ahora no tenían la posibilidad de pedir préstamos.

4) SURGEN LAS HIPOTECAS SUBPRIME
En EE UU hay dos tipos de hipotecas: las prime, que tienen poco riesgo de impago, y las subprime, con un elevado riesgo de no devolución de los créditos hipotecarios obtenidos.

5) EL BOOM INMOBILIARIO HACE DE AVAL
Para entonces, la economía estadounidense iba viento en popa, las viviendas se revalorizaban cada vez más y los bancos estaban convencidos de que los NINJA podrían responder a las hipotecas subprime.

6) LOS BANCOS SE QUEDAN SIN LIQUIDEZ
El fuerte ritmo prestatario de las entidades americanas las obligó a pedir dinero a bancos y cajas extranjeras. Éstas no dudan en entrar en el juego, pese a conocer el riesgo a que se estaban exponiendo en todo momento.

7) LAS NORMAS DE BASILEA
El sistema financiero mundial se rige por las Normas de Basilea que, entre otras cosas, obliga a que el capital de un banco o caja no sea inferior a un determinado porcentaje del activo.

8) PELIGROSA ARQUITECTURA FINANCIERA
Para financiarse fuera, los bancos de EE UU ‘empaquetan’ sus hipotecas, las buenas y las malas, en las llamadas titulizaciones. Así ven la luz complejas estructuras financieras como las MBS, Mortgage Backed Securities u obligaciones garantizadas por hipotecas, que posteriormente se convirtieron en CDO, Collateralized Debt Obligations u obligaciones de deuda colateralizada.

9) ADECENTANDO LOS BALANCES
Para limpiar los balances se crea la figura de los conduits, trusts o fondos que no tienen la obligación de consolidar sus balances en la matriz. Hecha la ley, hecha la trampa.

10) EL SISTEMA SE CONTAMINA
Cualquier banco o caja del mundo que se haya prestado a este juego puede tener al enemigo en casa a través de las complejas estructuras financieras creadas con el único fin de ‘pasarle el muerto’ a otro. El enemigo puede estar en casa en forma de simples fondos de inversión que han comprado activos que están garantizados con hipotecas subprime.

LA VISIÓN DE UN PROFESOR UNIVERSITARIO

José Manuel Pastor, profesor titular de Análisis Económico de la Universidad de Valencia e investigador del IVIE, considera que la crisis subprime ha afectado a la economía española más de lo que se podía esperar en un principio. Según Pastor, “en España concurren una serie de circunstancias intrínsecas que han precipitado el frenazo inmobiliario y, en consecuencia, la dificultad para algunas entidades financieras. A su vez, estas dificultades financieras retroalimentan las dificultades del sector inmobiliario, entrando así en un circulo vicioso del que nadie sabe cómo ni cuándo saldremos”.

Este profesor valenciano tiene claro también que “la crisis financiera de EE UU se importa como consecuencia de la globalización”. De ahí que no se sepa hasta qué punto los bancos y cajas españolas han comprado activos que estén garantizados con las hipotecas basura norteamericanas. “En consecuencia, de momento no sabemos el nivel de exposición de cada banco y/o caja, es decir, la calidad de su activo, en definitiva, su solvencia”.

La actual crisis ha impactado de lleno en uno de los motores de la economía española (construcción), que ronda el 11% del PIB. Pero no sólo en la construcción y todo lo que la rodea. “Hace poco, el peluquero de mi barrio me decía que la gente ya no se corta el pelo tan asiduamente, sino que tarda mucho más”, apunta Pastor, y advierte que reconocer el problema es el primer paso para enfrentarse a él. “Solbes lo ha hecho rebajando drásticamente sus previsiones de crecimiento de la economía española desde el 3,3% al 2,3% en 2008, mientras el FMI y BBVA lo ven por debajo del 2%, y The Economist lo sitúa al 1%”.

Para abrir una ventana al optimismo, este profesor de Análisis Económico recuerda que “la economía ha sufrido crisis más severas que la actual, de las que se ha salido partiendo de peores condiciones. Si algo nos dice la experiencia es que en España las crisis son más intensas, pero más cortas que en otros países”, sentencia Pastor.

Bancos y cajas se resienten de la crisis, pero no tanto

A medida que se van publicando las cuentas de las cotizadas españolas del primer trimestre del año, se van conociendo que los beneficios en comparación a los obtenidos en el mismo trimestre de 2007 van menguando –en algunos casos ya por debajo de los dos dígitos–, mientras que la temida tasa de morosidad de las firmas bancarias, tanto cotizadas o no, sigue subiendo. Algunas incluso franqueando la barrera psicológica del 1%.

A primera vista se podía pensar que la crisis ya ha hecho mella sobre las cuentas, cierto es, pero no lo es menos que el papel del Banco de España –obligando a bancos y cajas a provisionarse de forma espectacular con el fin de cubrir posibles pérdidas–, está evitando males mayores. Basta con echar un vistazo a los principales ratios de solvencia de tales entidades para darse cuenta de ello.

Además, las agencias internacionales de rating continúan manteniendo sus calificaciones en la práctica totalidad del tejido bancario nacional. Razones que de momento invitan al optimismo, pero aún es pronto para lanzar las campanas al vuelo y cantar victoria, dado que la crisis subprime está más viva que nunca.

Todavía más viendo cómo fuera de nuestras fronteras, entidades de primer orden mundial siguen atravesando serios y peliagudos problemas. Ahí está el caso de Credit Suisse que ha presentado números rojos en los primeros tres meses del presente ejercicio, por un montante de 1.301 millones de euros. Un hecho que no se producía en los últimos cinco años.

Mientras tanto, el último número de The Economist, lejos de volver a cuestionar el modelo bancario español, sorprendía a propios y extraños al felicitar públicamente a los bancos y cajas españoles por “evitar derivados tóxicos del crédito y exposiciones dudosas”. Eso sí, el semanario inglés ha aprovechado la ocasión para rebajar sus previsiones de crecimiento económico para España al 1% para este año. Menos de la mitad de lo que le otorga el ministro de Economía, Pedro Solbes, de un 2,3%.

The Economist alerta sobre la mayor vulnerabilidad de las cajas sobre los bancos debido al parón inmobiliario ante el “brusco aterrizaje” que se está viviendo en el sector. Lo hace basándose en dos motivos fundamentales: por un lado, la menor diversificación geográfica –los analistas de Citigroup que cita el semanario británico advierten de las comunidades murciana y andaluzas como las más vulnerables–, y por otro, la mayor exposición de las cajas de ahorro a promotoras inmobiliarias menos segura.

Entrevista a Leopoldo Abadía

Ingeniero industrial y profesor jubilado del IESE durante 31 años

Leopoldo Abadía Pocino se ha convertido en todo un fenómeno de masas gracias a su particular visión sobre la problemática de las hipotecas basura de EE UU. No se trata de un experto en la materia, ni siquiera un economista (es ingeniero industrial), pero su dilatada experiencia como docente (fue profesor del IESE durante más de tres décadas) y, sobre todo, sus ganas de continuar aprendiendo a sus 75 años, le ha catapultado al estrellato en la red. De ello da fe su blog: www.leopoldoabadia.blogspot.com

–¿Cómo se le ocurrió meterse en este ‘berenjenal’?

–Yo no me metí sino que me metieron sin que yo lo supiera. Resulta que a lo largo de los tres últimos años he ido elaborando mi propio diccionario financiero para que pudiera entender los términos. Cuando sucedió lo de la crisis subprime se me ocurrió hacer lo mismo con el fin de comprender qué era realmente todo eso de las hipotecas basura.

–¿Cómo lo hizo?

–Pues a base de cortar y pegar todo lo que leía en prensa. El objetivo inicial fue que yo mismo lo comprendiese bien. Pero lo que me propuse hacer en unas pocas líneas acabó en un texto de diez folios, bautizado bajo el título de ‘Crisis Financiera 2007-2008’. Como la cosa funcionó, se lo envié a dos amigos. Ese fue mi fallo.

–¿Fallo?

–Sí, así es. La verdad es que pasaron unos días hasta que me contestaron. Yo estaba seguro de que no lo habían entendido y por eso no me decían nada. Pero cual sería mi sorpresa cuando uno de ellos no sólo lo había comprendido sino que me dijo que lo había enviado a un montón de amigos y que todos ellos le felicitaban por lo bien que estaba.

–Y de ahí su salto a la fama...

–Pues sí [y se ríe]. Al poco tiempo uno de mis hijos recibió un correo donde aparecía mi texto. Procedía del portal de viajes Atrapalo. com, cuyo director general, Nacho Giral, al que no conocía de nada, lo había publicado. Para entonces ya corría como la pólvora por internet. Fue cuando me dí cuenta de que se me había ido de las manos, dado que yo sólo lo hice para comprenderlo y no para exponerlo.

–Se dice que más de 7.000 internautas visitaron Atrapalo.com para leer su texto en un día...

–Así es. Ni yo mismo me lo creía. Además, con visitas procedentes de EE UU, Australia, Hong Kong, Holanda... No entendía nada.

–Tengo entendido que su nombre no se asociaba a su ‘explicación’...

–Efectivamente. Fue mi hijo Fernando el que llamó a Nacho Giral para decirle que el autor era yo. Rápidamente Nacho lo puso, cosa que le agradezco enormemente y que da una idea de la buena persona que es, y yo no paré de recibir felicitaciones hasta la fecha.

–¿No se le habrá subido la fama a la cabeza?

–Qué va. Me da mucho apuro todo esto porque no estoy acostumbrado a que me llamen los medios de comunicación. Pero me lo estoy pasando muy bien y me hace feliz haber contribuido a que mucha gente haya entendido la problemática de las subprime.

–¿A qué atribuye su éxito?

–Fundamentalmente a que la gente ha entendido bien todo el problema. Si uno no entiende lo que lee, difícilmente puede explicárselo a otra persona. Yo comencé a cortar y pegar punto por punto, y a medida que lo iba entendiendo seguía adelante. No soy un especialista, ni siquiera un economista. Sólo una persona que no entendía de lo que iba el asunto y que quería comprenderlo. Por eso me hice una especie de manual personal.

–Por cierto, ¿me recomienda abrir una cuenta en la Caja de Ahorros de San Quirico de Safaja de la que tanto habla en su texto?

–Pues va a ser difícil porque no hay ninguna. Tomé la denominación anterior de San Quirze de Safaja, un pueblecito del Vallés Oriental, en la provincia de Barcelona, donde acudo todos los fines de semana junto a mi esposa. Fui a parar allí gracias a un buen amigo, Federico Gallo –abogado, periodista, político y ex gobernador civil de Barcelona–, que a su vez lo hizo por Kubala.

–¿Kubala? ¿El jugador de fútbol?

–Sí, sí, el mismo. Gallo era muy amigo de Kubala hasta el punto que acabó comprándose una casa allí. Y con el tiempo lo mismo me pasó a mí. Curiosa coincidencia.

–Desde su particular visión de la crisis actual, ¿tan delicado y precario es el sistema financiero?

–A mí me parece que cuanto menos es para preocuparse aunque aquí no es tan grave porque el Banco de España obligó a las entidades financieras a dotarse de unas provisiones brutales. En España, al contrario que en EE UU, todo está reflejado en el balance. La crisis financiera es muy gorda y, además, creo que lo peor es que es desconocida.

–¿Cómo les pagaría a todos aquellos que se han forrado a costa de empobrecer a los pobres NINJAS [personas sin ingresos fijos, sin empleo y sin propiedades]?

–Muy fácil: con sus productos de última generación. Que los multimillonarios bonus los cobren con sus MBS, CDO, CDS... Todos esos estructurados que han desarrollado y que han contaminado el sistema financiero. Pero claro, seguro que a estas alturas este dinero amasado se encuentra ya a buen recaudo.

Fuente: El Boletin

  1. #1
    10/08/08 01:41

    Se estima en 1 billon de dolares la perdida total por la explosion de la burbuja
    ¿ donde esta todo ese dinero?
    Por de pronto no se me ocurre otro lugar que en no se cuantas millones de viviendas construidas o a medio construir en EEUU, Irlanda, Sudafrica, España, UK, Alemania, y me imagino que en algun pais de LatinoAmerica, ahora viviendas abandonadas, deteriorandose y en manos de los Bancos.
    ¿Quien hara la perdida al final? Los millones de trabajadores de todo el mundo que durante años de labor han juntado en su fondo de pensiones el dinero suficiente para pasar un vejez digna.
    Ocurrio en Chile el 85, en Japon el 90....................

    ¿Que le tiene que pasar al ser humano para aprender de sus errores?

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar