¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Mejores Opiniones

Las mejores opiniones sobre empresas cotizadas, productos y mercados financieros

Entrevista al forero Avante

Avante
 
El forero Avante participa en Rankia desde el año 2009 aportando ideas y experiencias sobre la contratación de seguros y resolviendo dudas de otros foreros. Además, desde su blog, "El seguro. Luces y sombras" nos ha proporcionado otro punto de vista sobre el sector de los seguros. 
 
Avante lleva más de veinte años en seguros y actualmente es Director Técnico B2B de LLUCH & JUELICH CORREDURÍA DE SEGUROS SL. En el año 2013 creó el primer seguro de vida español para personas que sufren enfermedades graves.
 
 

Entrevista a Avante

 

 

1. Dentro del sector de seguros, ¿a qué se dedica un corredor de seguros?

Un corredor de seguros es un profesional del asesoramiento. Para aconsejar debes contar con opciones y, además, debes poder ejercer tu misión sin interferencias. Por ello el corredor no debe depender de las compañías de seguros; debe mantener su independencia en todo momento. Si no lo hace es un representante, un vendedor, un tendero y no un asesor. Partiendo de esta base el corredor es el experto en riesgos que identifica los que pueden afectar a su cliente y le propone herramientas financieras (los seguros) y recomendaciones de seguridad o prevención (gerencia de riesgos) para que dicho cliente esté seguro. Si esa situación se da está claro que un corredor es la mejor elección para quien persigue su bienestar y tranquilidad o la continuidad de negocio de su empresa.
 
De hecho basta preguntarse ¿por qué las grandes empresas solo confían en corredores? ¿Acaso no saben lo que hacen sus sesudos Consejeros?
 

2. ¿Cómo puede el pequeño consumidor contactar con un corredor de seguros?

Contactar con un corredor de seguros es tan fácil como contactar con cualquier otro profesional (abogado, médico o economista). Si algo caracteriza estos tiempos que vivimos es la facilidad de acceso a la información. Desde luego si un corredor no se ha preocupado por ser localizable… ya es una buena pista acerca de su adaptación a las necesidades del cliente. 
 
El problema no consiste en localizar un corredor sino en asegurarse de que este cumplirá nuestras expectativas. Hay corredores generalistas que se dedican al negocio commodity y otros que operamos en el de las especializaciones. Google facilita mucha información y es fácil hallar pistas que nos dirán si estamos ante alguien con reputación, experto o lo contrario.
 

3. ¿Crees que existen mediadores que velan por sus propios intereses y no se preocupan por el bien del cliente?

Se habla mucho de enfoque al cliente o incluso de poner al cliente en el centro de todo el modelo de negocio pero pocos lo hacen.
En muchos casos percibes que el cliente es visualizado como un limón al que exprimir. Creo que todo el que haya contratado una hipoteca sabe de lo que le estoy hablando: no se atiende al bienestar, a las necesidades o recursos de un cliente sino a la voraz necesidad de obtener beneficios a toda costa.
 
También hay comparadores, agencias de seguros y corredurías que no piensan sino en acumular sus contratos donde más les pagan despreocupándose de la adecuación del seguro a los riesgos del cliente.
 
Si vamos al segmento de mediadores con el perfil más bajo (los cuñados, amigos e incluso profesionales de otros ámbitos sin pericia en seguros) que utilizan el seguro para generar un sobresueldo o negocio adicional también se corre el riesgo de estar nutriendo los intereses del distribuidor recibiendo un escaso o nulo valor asesor como contrapartida.
 
 

4. A la hora de elegir un seguro de coche, de vivienda o de vida, ¿qué aspectos o características debemos de tener en cuenta?

Creo que el consumidor debería tener claros unos cuantos puntos clave:
  • No hay dos seguros iguales. Ni siquiera en el seguro a terceros más simple. Hay muchos factores que el consumidor no ve y que nunca se le explicarán en un comparador. Por ejemplo que si tu póliza es de una entidad en Libre Prestación de Servicios no cuenta con cobertura subsidiaria del Consorcio (mira lo que les ha pasado a los asegurados de INEAS, por ejemplo). O los criterios de valoración en caso de accidente. O una directa que no te paga nada de tu contenido en caso de incendio si los daños no superan el 85% del valor asegurado. Podríamos estar horas o días con este punto.
  • Un buen seguro mal gestionado es como el coche de Fernando Alonso conducido por un incompetente. El tándem buen asesor con buen asegurador es garantía de satisfacción de expectativas y de compra inteligente: un buen negocio.
  • Si contratas lo más barato porque esperas un mal resultado dado “que todos son iguales” siempre acabarás teniendo razón porque tus experiencias siempre serán lamentables. Es un círculo vicioso. Es un error pretender que la calidad no tiene un precio coherente. Un asegurador barato tendrá peores garantías, peor personal, abogados baratos, peritos poco experimentados, reparadores mal pagados…
  • Si alguien cree que con unas horas de foro y cuatro consejos de bar “domina a la bestia” lo lleva claro. El seguro es un instrumento financiero muy complejo, mucho más que cualquier otro producto bancario o de inversión, es intangible y, además, tiene por objeto protegernos de las infinitas variaciones de la estupidez y el error. Puedo garantizarte que yo que llevo mucho tiempo en las cinco cifras en horas de formación aun aprendo a diario. Desde mi criterio observo a quien contrata en directo con una compañía como aquel que se hace él mismo una operación a corazón abierto. Si sale bien es de chiripa y en manos expertas… habría menos dolor, cicatrices e infecciones.
  • La elección de asegurador no es una cuestión intrascendente. En autos llevamos un cheque en blanco en la guantera hasta 85 millones de euros; en vida el futuro de nuestra familia o nuestros ahorros dependen de quien los está gestionando y de que la aseguradora nos sobreviva. La solvencia, la reputación y la integridad son elementos clave si queremos vivir tranquilos. Si solo queremos cumplir el expediente, todo vale.
  • En un fondo de pensiones debemos evitar como la peste los regalos y los pagos por adelantado: nos los van a cobrar con creces. Asimismo debemos evitar los momentos típicos de las campañas de Renta y Fin de Año: son los momentos en que más demanda hay de activos y estos están más caros por lo que la rentabilidad será menor.
  • Debemos tener claro que cuando alguien nos obliga a contratar un seguro es porque carece de argumentos para vendérnoslo. Ese producto posiblemente es malo y además mucho más caro que otro libre. Además la coacción en la distribución de seguros está prohibida y castigada por la Ley, siendo nulo ese contrato… si se denuncia rápido.
  • Jamás te vayas con quien te paga por irte con él. Si lo que tiene vale no necesita hacerlo y saldrás ganando un valor superior al soborno con el que pretende comprar tu intuición.
 

5. ¿Crees que la gente tiene constancia de lo que realmente contrata en la mayoría de las ocasiones?

El seguro es un producto intangible. Solo te das cuenta de si acertaste o no en el momento del siniestro. Por ello hay mucha gente muy contenta con una mala solución simplemente porque nunca la ha usado y le parece que el precio es bueno o la persona que se lo vendió muy simpática.
 
Conozco muy poca gente que haya tenido la inteligencia de abrir la carpeta del seguro, leer lo que ha contratado y plantear las preguntas oportunas para entender lo que ha hecho y comprender si le sirve o no para su propósito. Tanto particulares como empresas. Y colectivos, añado. Hay colegios profesionales y asociaciones que contratan basura sin saberlo y exponen a sus colegiados o asociados incurriendo en posibles responsabilidades.
 

6. ¿Consideras importante explicarle al cliente la letra pequeña para evitar probables reclamaciones futuras?

Hay un gran debate entre corredores al respecto. Yo soy del particular de que un médico no tiene por qué explicar con pelos y señales la intervención quirúrgica que va a hacerle al paciente del mismo modo que el abogado no tiene por qué plantarle un estudio procesal a su defendido con carácter previo a la defensa. Lo que distingue la relación entre un cliente y un profesional de la relación entre un cliente y el conjunto vacío en materia de asesoramiento es que en el primer caso el profesional pregunta, de ahí conoce los riesgos y por su conocimiento de las soluciones existentes en el mercado dirige la elección hacia la más adecuada para proteger al cliente quien CONFIA. En el segundo caso el cliente simplemente CREE en términos mágicos porque no se le ha dado ni un solo elemento objetivo que respalde esa creencia.
 
Obviamente el seguro no es perfecto, ni lo será jamás, ni debe serlo (eso lleva a un debate filosófico) y la misión del corredor, del experto, consiste en explicar dónde están esas minas – muy concretas – para que cliente no las pise. Solo eso. Nuestra misión no es poner la cabeza como un bombo con conceptos que el cliente ni entiende ni entenderá probablemente sino llevarle de la mano, a través del campo de minas, hasta el otro lado sano y salvo.
 
 

7. ¿Qué ventajas e inconvenientes ofrecen los seguros “low cost”?

Low-cost no debe significar low-quality.
Se puede ajustar el precio de cualquier producto eliminando elementos superfluos o cosméticos, mejorando la administración, cediendo parte del trabajo al cliente, reduciendo los costes de distribución, racionalizando los procesos o la tecnología. Incluso la economía de escala o la paquetización juegan a favor de este concepto.
 
El problema surge cuando lo que se da no es una mejora en el precio sino un producto pobre que, además, es hasta caro por el escaso contenido de valor para el cliente aunque su precio sea aparentemente bajo con respecto a otras opciones “parecidas”. 
 
Supongamos que tenemos dos manzanas, idénticas exteriormente. Una está en su punto de maduración porque acaba de ser recolectada en un huerto ecológico, es perfumada, cruje, jugosa y sabe a gloria. La otra fue recolectada aún verde, ha permanecido en cámara, ha sido madurada con un quemador de gasóleo y está harinosa, insípida y reseca. ¿Deben tener el mismo precio? ¿Preferiremos pagar un poco más por la primera o nos conformaremos con la dudosa experiencia de la segunda a costa de pagar menos? El problema en seguros es que la experiencia se vive en el siniestro y ahí nos podemos estar jugando miles o millones de euros.
 
 

8. ¿Qué opinas de los seguros online en los que no interviene ningún mediador?

Quien contrata sin asistencia profesional es como quien va a un juicio sin abogado o se opera él mismo. Además el mercado se ha encargado de que una falacia se instale en la mente del consumidor: “el mediador encarece el seguro”. Eso no es cierto. Si miramos los balances de las aseguradoras de directo veremos que el porcentaje de gasto en publicidad es igual o mayor que el gasto que las aseguradoras con mediadores pagan en corretaje. Los comparadores no solo cobran comisiones sino que, además, cobran cánones a las aseguradoras para estar en su “lista” de recomendadas así que de imparcialidad cero. Incluso se “tunean” los precios para que la aseguradora que más paga sea la que mejor queda en la comparativa. Pero niegan el servicio postventa que es crucial en la oferta de servicio de todo mediador. ¡Juzguen!
 
¿Es perfecto el mercado de mediadores? ¡En absoluto! Por eso el consumidor tiene que andar con ojo y no quedarse con lo primero que encuentra. Hay buitres, cerdos, pájaros y tiburones en la mediación así como algún que otro asno y perezosos. Pero también hay búhos y linces. Es cuestión de trabajar un poco en buscar, investigar y hallar alguien de confianza.
 
Asimismo considero que hay soluciones on-line que pueden ser adecuadas a ciertos perfiles de cliente y riesgos pero, en general, no se da información adecuada para que un cliente que no cuadra con ese perfil sepa que esa no es su solución. Ahí radica el problema.
 

9. ¿Qué son los seguros de autor?

Je, je, veo que has leído mi bio. La mayoría de corredores ofrecen al cliente soluciones que se desarrollan en el tablero de dibujo de la compañía. Otros corredores estudiamos el mercado y hallamos carencias, huecos olvidados por las aseguradoras y diseñamos soluciones de seguro para atender esas necesidades. Asimismo nos dedicamos a modificar soluciones existentes pero que tienen fallos que exponen al cliente, ofreciendo una alternativa más segura para la cobertura de esos riesgos. Mi empresa es una de estas y cuenta con un premio nacional Gema por ello; algo parecido a los Goya del seguro..
 

10. Conocemos el seguro de vida para personas que ya sufren o superaron una enfermedad grave, ¿en qué consiste exactamente este producto? ¿cómo lo podríamos contratar?

El seguro de vida en España mantenía olvidadas a las personas que sufren o han sufrido una enfermedad grave. Si estas personas tienen una esperanza de superviviencia razonablemente elevada ¿por qué no asegurarlas? Hemos solucionado ese problema con un seguro que nos permite contratar hasta 3,5 millones de euros por persona pensando no solo en los particulares sino también en las empresas al relevar a personas clave.
 
Analizamos caso a caso pues es un seguro personalizado. Podemos cubrir durante uno, cinco o diez años al asegurado sin tener que pasar nuevas revisiones o cuestionarios y con una tarifa plana durante todo el plazo del seguro. Es un seguro que asesoramos una red seleccionada de corredores con una formación y ética contrastada y cobertura nacional. Para contactarnos basta con dirigirse a segurovidacancer.es
 

11. Existen compañías que realizan grandes desembolsos en marketing para captar clientes. ¿Piensa que es mejor no hacer tanta publicidad para prestarle un mejor servicio al cliente?

Existen dos modos fundamentales de generar negocio: captar nuevos clientes o fidelizar a los que tienes y que estos te recomienden.
 
Hoy día observamos grandes esfuerzos por captar clientes nuevos y campañas dirigidas a que recomienden… pagándoles. Lo cual indica se percibe que el cliente no es fiel y que no esté dispuesto a recomendar a su aseguradora salvo que le paguen por ello. Refleja un escaso aporte de valor percibido ¿no crees?
 
Tengo la certeza de que se están aplicando mejores condiciones al cliente nuevo que al que se tiene en cartera. Es algo estúpido pero en seguros de salud veo cómo echan a clientes que llevan 20 años en la compañía porque “han ido demasiado al médico” mientras se aceptan clientes nuevos sin recargos que traen alguna patología en la mochila. Es de locos; o de tontos.
Aparte considero que hay que huir como de la peste de esas campañas que se basan en la distracción, algo parecido a lo que hacen las conocidas claveleras. Te distraen con el regalo o el muñequito simpático, con el precio más barato imposible, y mientras no te cuentan lo que no cubren, cómo piensan indemnizar (peor que otras) u otras reservas que si fueran conocidas espantarían al despistado cliente.
 
El cliente no es una diana ni un muñeco de trapo insensible. Sufre, siente y puede tener que lamentar toda su vida una decisión poco inteligente si no se le ayuda a elegir bien. El objetivo de la publicidad es vender cuanto más mejor; el asesoramiento responsable no entra entre sus objetivos ni entre sus métodos.
 

12. Finalmente nos gustaría que hicieras alguna recomendación respecto a la contratación de seguros a nuestros usuarios.

Del mismo modo que no viajarías en un avión pilotado por un incompetente, no admitas un seguro contratado y gestionado por un incompetente. Aunque ese incompetente seas tú mismo. Al fin y al cabo no habrías elegido ese seguro si supieras lo que sabe un experto pero, además, en caso de siniestro - y solo si acertaste en la elección de seguro - tendrás que buscar el tesoro sin mapa y cavar con las manos. El experto sabe dónde está enterrado y tiene pico y pala. 
 

Programa de formación en bolsa y mercados financieros de José Luís Cárpatos

Aprende todo lo que necesitas para invertir de forma profesional con José Luís Cárpatos.


Obtener más información
  1. #1

    Marc2

    A veces se debería poder darle al "me gusta" mas de una vez. Tus aportaciones me han ayudado a selecionar seguros.

    Por ejemplo, cambie de seguro medico a leer uno de sus posts.

    Gracias.

  2. #2

    Maguf

    Hay mucho comercial espavilao que como dices busca "captar, captar y captar". Son las propias aseguradoras las que nos han hecho infieles por naturaleza, un trato no personalizado y una mala atención al cliente nos hacen emigrar cual aves! Enhorabuena por la entrevista, me ha gustado mucho.

  3. #3

    Sergio Barba

    Estoy completamente contigo Avante en que no es lo mismo contratar a través de un mediador que contratar online. Es aconsejable disponer de una persona especialista que te aconseje que opciones son las mejores y las que más te convienen. Este tipo de seguros llegada la hora de la verdad no tienes nadie a quién recurrir y al final todo acaban siendo llamadas y llamadas que se convierten en un autentico sufrimiento y quebradero de cabeza para las personas afectadas. Al igual ocurre con los bancos (y más en fechas señaladas como ahora que se acercan las navidades) que "ponen en promoción" sus seguros con algún tipo de bonificación. Mucha gente cae en la tentación y decide contratar ese seguro que posteriormente cuando ocurre algún siniestro se da cuenta que no era tan bonito como lo pintaban y que como se suele decir lo barato sale caro.

    El problema que veo bajo mi punto de vista es que una mayoría de corredores o agentes pueden mirar por su propio interés, no ofreciendo lo mejor para el cliente sino lo mejor para ellos, con el fin de cumplir objetivos o simplemente tener una ganancia mayor. Viendo como está la situación económica en la que la mayoría de gente busca el mayor ahorro posible, muchas personas son las víctimas preferidas de estos agentes sin miramiento.

    ¿Existe la posibilidad que algún día esto deje de ser así?

    Un saludo y gracias por sus aportaciones.

  4. Top 100
    #4

    Avante

    en respuesta a Marc2
    Ver mensaje de Marc2

    Muchas gracias, Marc.

    Comentarios como el tuyo le elevan a uno la moral. No veas lo que se siente cuando gracias a un consejo logras que alguien esté más seguro, viva con más expectativas de ser feliz.

    Eso pasa muchas veces en una vida profesional dilatada pero, qué quieres que te diga, uno no llega a acostumbrarse. Siempre es como la primera vez. Gracias por decirlo y gracias por haber confiado en mi consejo.

    Un abrazo,

    Carlos Lluch

  5. Top 100
    #5

    Avante

    en respuesta a Maguf
    Ver mensaje de Maguf

    Hola, Maguf

    Yo distingo básicamente tres tipos de actitudes en todo ámbito de actividad: los tiburones, los tontos con iniciativa y los que realmente merecen el apelativo de "profesional".

    La diferencia entre los dos primeros y el tercero es simple: el último aúna ética y conocimiento, mientras que los otros dos pueden tener conocimiento sin ética o ética sin conocimiento lo cual dará un resultado en todo caso insatisfactorio.

    Más que optar por ser infiel a alguien que no merece nuestra fidelidad lo que habría que analizar es en quien depositar la confianza. Para poder ser fiel a alguien que nos es fiel.

    No debiera ser tan complicado. Conozco muy buenos corredores en toda España y si yo los he hallado ¿por qué no los consumidores de seguros?

    Muchas gracias por tu amable valoración de la entrevista.

    Un saludo,

    Carlos Lluch

  6. Top 100
    #6

    Avante

    en respuesta a Sergio Barba
    Ver mensaje de Sergio Barba

    Estimado Sergio,

    Supongo que te ha pasado ir al super, comprar una bandeja de chuletas preciosas y descubrir que solo lo eran las de encima. Las de debajo...penosas. O ir a un restaurante y tener la sensación desde el minuto cero que te están tomando el pelo y cuando ves las raciones sabes que estabas en lo cierto. O contratar un viaje y darte cuenta de que el hotel de fábula es efectivamente de fábula porque en él todo son animales de diversas especies.

    En el seguro, como en toda actividad, hay quien solo piensa en hacer caja y al cliente...¡que le den!

    Pero también hay muchos que invierten en formación, en tecnología, en seguridad de sus sistemas, que no venden lo más barato sino lo que entienden que aporta seguridad "de la buena" a su cliente, que analizan la solvencia del asegurador antes de ofrecer sus productos y que se vuelcan en cada siniestro como si fuera suyo.

    En un mercado inteligente, con consumidores maduros, formados, los primeros tendrían los días contados y los segundos serían siempre la primera opción.

    En un mercado cutre, donde erizos, perros, orugas y otros bichos asesoran y donde por cinco euros uno vende a su madre y al corredor que le ayudó en el pasado eso es harina de otro costal.

    ¿Qué debe ocurrir para que algún día esto deje de ser así?

    Para empezar propondría que los clientes dejen de ser tan fáciles de seducir por mensajes pueriles o regalos que despistan la atención de lo verdaderamente importante. Para continuar el seguro debe ser visualizado como lo que es: un producto financiero complejo capaz de salvarnos el culo ... si funciona y no como algo que contratamos porque no queda más remedio para evitar una multa o acceder a un préstamo.

    Insisto en la necesidad de poner a trabajar el cerebro y en la dirección real: con un seguro nos jugamos miles de euros, no los pocos que podemos arañar regateando como en zoco persa con quien no tiene intención de nada más que de hacer caja.

    Un saludo,

    Carlos Lluch

  7. #7

    Marc2

    en respuesta a Avante
    Ver mensaje de Avante

    Inmediatamente después de leer una de tus entradas, no tuve mas remedio que leerme las condiciones generales de mi seguro de salud.

    Para comprobar como la compañía se reservaba el derecho de no renovarme.

    Y esta es solo una de las veces que he aprovechado tus conocimientos sin decir ni mu.

  8. #8

    Maguf

    en respuesta a Avante
    Ver mensaje de Avante

    Muchas gracias por tus consejos Avante, tu eres del último grupo sin duda XDXD Poco a poco la poblacion española se dará cuenta de que nos es ritmo ir cambiando de aseguradora cada 2x3 y tenemos que dedicar una parte de tiempo a buscar que compañia se adecua a nuestras circunstancias, igual que dedicamos una parte de nuestro tiempo a analizar que instrumento de inversion es mas adecuado a nosotros. Lo que pasa es que somos unos rezagaos... jejejeje
    Gracias de nuevo

  9. #9

    Sergio Barba

    en respuesta a Avante
    Ver mensaje de Avante

    Muy de acuerdo contigo. El problema es que a corto plazo no parece ser que esto vaya a cambiar. Hoy en día es muy fácil "captar y comprar" a un cliente ofreciéndole un producto barato y si encima le añades un obsequio o regalo (que en la mayoría de casos no vale ni dos duros)lo tienes ganado.

    Tener un seguro, es tener algo que te proteja y que te brinde una cierta seguridad en caso de necesidad, por lo que tener contratadas unas buenas coberturas y estar en manos de un profesional que te asesore bien es importante.

    La pega de todo esto es que parece que cada vez en mayor medida las compañías de contratación online que realizan grandes campañas de marketing y ofrecen estos seguros baratos, consiguen mayor clientela. Esperemos que con el tiempo la gente se acabe dando cuenta de lo seriedad del tema y acuda a gente como tu que presta un buen servicio y asesora al cliente buscando la mejor opción, y no cambie con tanta frecuencia de compañía.

    Un saludo

  10. Top 100
    #10

    Avante

    en respuesta a Sergio Barba
    Ver mensaje de Sergio Barba

    Querido Sergio,

    Una cosa es lo que se dice y otra cosa es lo que se es. A veces el gap entre ambos términos es un abismo.

    Por ejemplo: invito a nuestros amigos rankianos a que busquen cuantas pólizas hace al año alguno de los comparadores que tanto suenan en los medios. Curiosamente hablan en sus notas de prensa de que han alcanzado tantos miles o millones de "cotizaciones" o "consultas" o "tarificaciones" pero de pólizas reales nunca hablan ¿por qué? Pues porque el consumidor aplica la estrategia ROBO que traducido significa "consulta online, compra offline". La cuota de penetración de las online no se mueve desde hace años.

    El "Zero Moment of Truth" (ZMOT) muchas veces se produce en el momento previo al contacto con el canal offline pero es este quien realmente acaba generando el negocio y adquiriendo el compromiso de asistir al cliente.Esta estrategia ZMOT por parte del consumidor NO va a cambiar sino que irá en aumento. Por ello es importante que los profesionales visualicen la necesidad de estar donde está el cliente en el momento de la verdad, de la toma de decisión (que es online crecientemente). Yo hago cursos y conferencias para mediadores en esta línea pero en muchos casos me hallo ante profesionales paralizados ante el reto de innovar, de acompañar al cliente en su viaje por la tecnología. Es un error.

    El profesional, el buen profesional, necesita visibilidad. Como el naufrago necesita un chaleco fosforescente con una baliza estroboscópica para ser visto en medio del mar y en mitad de la niebla. Ser el mejor violinista del mundo no sirve de nada si estás interpretando en mitad de Siberia a 300 kilómetros del humano más cercano. Nadie se entera.

    Por eso hoy no basta con ser buen profesional. También debes comunicar, debes tecnificarte, debes contar con herramientas para escuchar, predecir, interconectar, posicionar y un sinfín de verbos que hace tan solo diez años habrían sido impensables. El profesional que va a sobrevivir necesitará ser - un poco - un Leonardo. Y no me refiero solo a seguros sino al conjunto de todo aquello que denominamos "servicios".

    El mundo evoluciona y nosotros debemos hacerlo en armonía, sin perder tiempo mirando la pelusilla del ombligo y pensando "con lo buenos que somos tarde o temprano volverán" porque eso no va a ocurrir ni no somos lo que la gente quiere y donde quiere que seamos. Otra cuestión es que seamos lo que la gente que no quiere un profesional; ahí afuera hay muchas personas para quienes yo no soy el profesional adecuado ni ellos son mi cliente adecuado: no estamos en la misma onda.

    Démosle a quien lo busca motivos para ser fiel. El resto es mera consecuencia.

    Un abrazo,

  11. #11

    Bybogo1999

    en respuesta a Avante
    Ver mensaje de Avante

    Carlos, los corredores de seguros somos una de la profesiones más reguladas y formadas, y la mayoría - hablando en términos generales y por mi experiencia del entorno de colegas con los que suelo compartir experiencias, pero como en todas las profesiones unos actúan de una forma destinada a cubrir necesidades del consumidor de manera objetiva con los productos que vende, hablando en plata venderle el producto que necesita realmente y no anteponer productos que le dejan una mayor ganancia, cojo un comentario tuyo donde indicas "las compañías de seguros son los proveedores del carbón que necesitamos para que nuestra máquina -correduría- funcione", a veces nos confunden con agentes exclusivos cuando nos quieren apretar las compañías para que les vendamos un producto determinado. A veces pienso en todos los temas que tenemos que dominar -si queremos ser profesionales, claro está-, sabemos de convenios laborales, sabemos de fiscalidad, de valores ecónomico del sector de construcción, sabemos de seguridad en el entorno de trabajo, tú ya sé que eres gerente de riesgos, pero muchos de nosotros sin serlo sabemos asesorar al cliente de que tipo de extintores necesita, que tipo de focos de luz necesita cuando están trabajando con productos inflamables, hasta aconsejamos en si su marca tiene copyright o no para evitar futuros daños patrimoniales, hasta conocemos el tema Omnibus: ¿cuantos instaladores saben que deben tener cubierta la R.C. Profesional y no solamente la de Explotación?
    Sin extenderme más dejo unas preguntas:
    1-¿cuántas personas tienes un seguro de auto donde le cubren 600 euros de asistencia sanitaria, o no le cubre las lunas por granizo, o vive en las afueras de su trabajo, con dos hijos, donde no hay ningún tipo de trasporte público y no le han asesorado de la ventaja de tener cobertura de vehículo de sustitución, y no comento nada de la asistencia en viaje cuando están de vacaciones a 500 km de su domicilio, etc... etc...?
    2-Veo montones de pólizas de hogar en casco urbano, en un segundo piso por ejemplo de un edificio de 8 plantas, con edificios colindantes, con la R. Civil de 60.000 ó 150.000 euros ¿que pasaría si a consecuencia de un incendio en su hogar, responsabilidad del asegurado y se queman 5 pisos superiores y 2 colindantes? No creo que con 150.000 euros pagara 7 pisos.....
    3-¿que pasa en un seguro de barco solamente con el seguro obligatorio y tiene que reclamar al vecino del pantalán de al lado y resulta que no tiene seguro o es insolvente o simplemente no le da la gana de pagarle los daños? Pues como ya sabes, si no tiene la reclamación contratada tendra que pagar de su bolsillo los abogado si quiere reclamar, porque el obligatorio solo cubre la defensa, ¿qué cara se le queda al cliente cuando se le dice esto? Por eso lo correcto es asesorarle a la hora de contratar el seguro y será decisión de él contratarla o no.
    Podría seguir, pero solamente quiero expresar lo importante que es hacer bien nuestro trabajo, estamos jugando con el patrimonio de nuestro asegurados, simplemente en estos ejemplos lo demuestro con productos masa el daño patrimonial y económico que podría sufrir un asegurado mal asesorado y por ello debemos saber en todo momento lo que hacemos.


Sitios que sigo

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar