Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder

El final de QE: Tapering

Este contenido tiene más de 8 años

En los últimos meses, cada vez que el Banco Central de EEUU se reunía, se ponía de manifiesto que la retirada del QE era inminente y se anunciaba a final de año, coincidiendo con la salida de Ben Bernanke de la FED.

Si bien durante las comparecencias de Bernanke la volatilidad en los mercados se disparaba, pero no podemos mirar hacia otro lado y dejar de pensar que la economía estadounidense lleva un año marcada por los buenos datos macroeconómicos. 
El PIB de EEUU del segundo trimestre fue revisado ocho décimas al alza, alcanzando el 2,5% anualizado. Este dato es mayor que el 2,2% previsto por los analistas de Bloomberg.
 
Se pone de manifiesto el aumento de la demanda interna y el menor déficit comercial, consecuencia de un aumento de las exportaciones. Por otro lado, el índice de confianza del consumidor subió en agosto a máximos de 5 años y las peticiones de subsidio por desempleo siguen una tendencia bajista, indicativa que las inyecciones de liquidez en el sistema están dando resultado, aunque todavía está lejos el objetivo de desempleo por debajo del 6,5%.
 
Desde el punto de vista bursátil, los principales índices se encuentran en máximos; incluso el S&P 500 y el Dow Jones han roto la resistencia histórica. A pesar de la recuperación económica, el programa que inyecta una liquidez de 85.000 M. $ al mes ha tenido una fuerte repercusión desde el estallido de la crisis financiera en 2008. Sin embargo, ¿se encuentra la economía estadounidense a niveles similares de los años 2006 y 2000?
Sp500
Una retirada de estímulos prematura provocaría un traspaso de inversión desde la renta variable a la renta fija, debido al aumento de rentabilidad que puedan ofrecer los bonos. La reducción del gasto en el mercado doméstico disminuiría el potencial de los países emergentes, dependientes de EEUU como su principal socio comercial, además de ver como el dólar americano se aprecia con las monedas locales.
 
Sin embargo, los rumores de finalización del QE no han dejado huella, a nivel general, en los mercados. Por tanto, si la retirada se hace de manera escalonada y marcándose objetivos, tanto de crecimiento como de inflación y empleo en los niveles adecuados, no hay motivos para no dejar que la FED deje de ser el director de orquesta de la economía mundial. Habrá que analizar con más detenimiento la deuda americana que deja el programa, ya que ronda el 106% del PIB, aunque parten con la ventaja que el porcentaje de deuda en manos extranjeras es del 32%, siendo China el principal acreedor con 1,16 billones de dólares.
Hasta ahora podían seguir “creando” dinero pero es un nivel elevado. 
deuda
La retirada de estímulos puede convertirse en una realidad antes de final de año y puede suponer un peligro para parte de la estabilidad económica que se ha recuperado. Del momento y la forma en que se haga dependerá mucho el futuro de los mercados mundiales. 
 
Aspain 11
Departamento de análisis macroeconómico
ASPAIN 11 ASESORES FINANCIEROS EAFI
www.aspain11.com
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar