Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Opciones desde cero
opciones de la alpha hasta la theta

Estrategias Delta Neutral con opciones

El concepto de creación de cartera réplica de un conjunto de valores tipo acciones o índices y bonos (tomando dinero prestado), de forma que el rendimiento de esta cartera réplica sea exactamente igual que el rendimiento de una opción de compra en un breve tiempo, puede resultar óptima para inversores institucionales en los que :

  • no sufren costes de transacciones, comisiones ni gastos que puedan afectar, de igual forma al rendimiento de los activos al igual que la deuda, para los que pueden tomar dinero prestado e invertir en renta fija al mismo tipo de interés sin limites, 
  • en las que la tasa de interés sin riesgo es conocida durante el periodo de vigencia de la cartera, 
  • en las que pueda comprarse y venderse activos de forma continua, 
  • en las que el rendimiento del activo siga (o se fuerce a seguir) una distribución normal 
  • y que, finalmente el activo no pague dividendos. 

Para los inversores pequeños, los parámetros no son los mismos, por lo que hay que parametrizar las variables dentro de unos intervalos razonables y buscar alternativas aproximativas que no hagan estéril el esfuerzo del seguimiento continuo de la composición de la cartera o composición creada de opciones equivalentes o sintéticas.

francisco Milan

Determinación del cálculo/estrategia

Queremos determinar una aproximación a los valores de delta y su variación respecto al precio del activo (gamma), para poder hacer un seguimiento efectivo de las unidades de opciones que se hacen necesarias variar para replicar la variación por cada unidad monetaria del precio del activo de referencia.

La determinación de una estrategia de Delta Neutral por definición es aquella que sumando todas las deltas de las opciones o combinaciones que las componen, la delta general (de la combinación final) es igual o muy cercana a cero. Esto significa que por cada unidad de valor que cambie el subyacente de referencia, la estrategia creada no varía.

La determinación de una estrategia creada con opciones ha de considerar el hecho de que el precio del activo subyacente de referencia no es el único determinante del valor de la prima de la opción, sino que hay que tener en cuenta el tiempo que queda hasta el ejercicio de la opción así como la volatilidad (implícita y explicita) que pueden determinar que la estrategia sea válida y genere beneficios o por el contrario genere pérdidas.

Sabemos que si neutralizamos la delta, generamos protección sobre una cartera física de activos que hemos comprado (larga) o hemos pedido prestada (corta), si bien no tenemos en absoluto garantizado ninguna rentabilidad adicional. Tenemos la certeza de tener que soportar unos gastos en comisiones y corretajes que aunque mínimo, van a ir erosionando poco a poco el valor de la propia cartera. Sobre todo si queremos trabajar la estrategia siguiendo las variables tiempo de ejecución y la variación de volatilidad, que implica un cambio continuo de posiciones que obviamente, conlleva pago de comi-siones y corretajes.

El concepto de “Null-Risk o Limited-Risk” determina la percepción del mercado y de cómo estimamos que va a evolucionar (aunque sabemos que tal y como está estructurado es prácticamente una lote-ría). Si lo que queremos es limitar el riesgo, limitando también por tanto la posibilidad de beneficios hemos de establecer si la perspectiva de mercado sigue una pauta general (sin considerar correccio-nes, alegrías o sustos) alcista, bajista o lateral, y en este último caso, la amplitud de esta lateralidad.

delta

Aproximación a realizar

Para las aproximaciones que vamos a presentar escuetamente, vamos a partir del hecho de que tenemos una equivalencia total entre valor del activo y la equivalencia del conjunto de las opciones com-binadas. Este hecho no tiene sentido, en principio, salvo en el caso de querer hacer una cobertura absoluta del valor del activo, a la espera únicamente de la percepción de dividendos en aquellos que lo repartan. 

La revalorización o devaluación del precio del activo se queda compensada con el movimiento inverso de la combinación de activos. Por ello, es importante establecer y dejar claro el nivel de riesgo que se quiere asumir a los efectos de obtener rentabilidades positivas en conjunto, que es de lo que se trata en este mundo.

Mediante algoritmos más o menos sencillos, podemos determinar la variabilidad del valor de la prima de una opción manteniendo constante el resto de parámetros y crear una matriz n-dimensional que determine de forma aproximada esta variación en función de los movimientos del mercado. Es una primera aproximación para poder crear y dejar terminar la estrategia al vencimiento de la opción. Con la debida experiencia, podríamos identificar alguna discrepancia en los precios de  las opciones con las que determinar algún tipo de arbitraje que sí nos pueda garantizar unas ganancias aunque sean reducidas.

volatilidad

 

Esta posibilidad de realización de arbitraje podemos determinarla entendiendo qué diferencias podemos encontrar en el precio de las primas teóricas calculadas siguiendo patrones fijos de cambio de precio de activo y volatilidad estimada y las primas puestas en el mercado en cada momento. El algo-ritmo , por ejemplo, podría ser una búsqueda de las primas puestas por los emisores y compararlas con los valores obtenidos por aproximación variando en cada cálculo un porcentaje de 5% en volatilidad y extrapolándolo a la fecha de ejercicio, con distintos strikes cercanos al precio de adquisición del activo.

Un condicionante sí es importante tener en cuenta si queremos establecer una estrategia y es si la vamos a crear en combinación con la compra o venta real del activo sobre el que queremos crear la réplica. 

Por ejemplo, hemos comprado una cartera de acciones o unos lingotes de metal físico y queremos combinarlos con nuestra estrategia. Sabemos que la tenencia física de un activo, tiene una delta 1 y la venta en corto, una delta -1.

volatilidad opciones

CON SOLO OPCIONES:

 

  • N1 x DELTA (CALL) +N2 X DELTA (PUT) = 0 ESTRATEGIA NEUTRA SIN ACTIVO
  • ACTIVO (DELTA=1) – (N1 X DELTA(CALL) +N2 X DELTA (PUT))=0 ESTRATEGIA NEUTRA CON ACTIVO EN PO-SICION LARGA
  • ACTIVO (DELTA=-1) + (N1 X DELTA(CALL) -N2 X DELTA (PUT))=0 ESTRATEGIA NEUTRA CON ACTIVO EN POSICION CORTA

En esta tesitura, hemos de evaluar si la adquisición del activo la realizamos mediante la compra física o directa del mismo, o mediante la creación de un sintético equivalente y posteriormente aplicamos los cálculos de estrategias. Es lógico pensar que la creación del sintético, si se ha creado con opciones, también es susceptible de afectar el valor de las primas y por ende, la variación de la delta global dentro de la estructura global.

volatilidad opciones

Desglose del cálculo

La explicación del uso de este cálculo de forma lo más sencilla posible sería:

Dado que la variable Volatilidad es una variable que no conoceremos hasta el ejercicio de la opción, y nos guiamos por estimaciones de cómo variará el precio del activo durante la vida de esta opción, vamos a establecer tramos de volatilidad con incrementos del 5%. A partir de aquí realizamos los cálculos de la variación de la delta en función del tiempo restante hasta el vencimiento, para cada valor estimado de volatilidad y para cada precio del activo en cada momento a partir de la compra del activo. 

Es decir, partimos de un precio del activo para t=0 con el precio de compra. Extrapolamos las equivalencias de valor de delta para distintos tiempos , pudiendo calcular las posiciones que tendríamos que tomar o vender para neutralizar la estrategia para cada precio del activo.

Comparando los resultados para los distintos precios en cada momento, a partir de la compra de la estrategia (activo más combinación), podemos determinar indirectamente cómo varia la delta en función del precio del activo (gamma). Buscamos combinaciones teóricas que nos den una gamma peque-ña, para usar la diferencia en primas en estrategias complementarias de apalancamiento en cualquiera de las posiciones.

 

Trasladado a un ejemplo práctico

Sabemos que la Delta nos determina el porcentaje equivalente en la cartera resultante si hemos comprado el activo. Una opción con valor delta 0,60, indica que la cartera resultante (tras la compra de 100 unidades de activo) sería como si tuviésemos comprado sólo 40. Si a un t diferente, fuese de 0,15, el resultado de la cartera equivalente sería como si tuviésemos comprado 85. Esto determina las compras o ventas que habría de realizar en las opciones para mantener equilibrada la cartera equivalente según la estrategia establecida.

Si establecemos un cálculo constante, en el que buscamos para determinadas t y para determinados valores en volatilidad un valor total de Delta=1, determinaremos en teoría una cartera equivalente a 0 unidades , frente a cualquier variación del precio del activo.

Obtenemos dos cálculos, una sobre las opciones call (compra/venta) en función del signo y el complementario para la put (realizando el cálculo sumatorio de valor absoluto de n1,n2,… unidades de cada opción multiplicadas por su delta estimada e igualándola a 1).

opciones ITM

opciones OTM

Consideraciones finales

Las carteras creadas siguiendo una Delta Neutral, buscan obtener beneficios al recuperar las primas pagadas al realizar la compra o venta  de opciones para cobertura y realizar los movimientos siguiendo las variaciones respecto al precio del activo y su comparativa con el precio del ejercicio comprado o vendido:

El fundamento del cálculo para un valor determinado de volatilidad estimada y para un determinado valor de cotización del activo, fijando el precio de ejercicio, el tipo de riesgo y el tiempo restante, puede calcularse por aproximación usando la fórmula de Black-Scholes, en una primera derivación, calculando indirectamente la segunda (gamma) por interpolación de los cálculos obtenidos.

Hemos de considerar también los efectos que plantea el seguimiento de los movimientos necesarios para tratar de mantener la cartera neutral, dos variables:

La Vega, que nos indica la variación de la prima de la opción respecto a la variación de la volatilidad. Sabemos que un aumento de la volatilidad supone un aumento de las primas de las opciones. Si tenemos posiciones compradoras y vendedoras equivalentes, en teoría no deberíamos sufrir efectos. Si podemos calcular a priori esta variación modificando en el Excel de forma progresiva el valor de la volatilidad y obteniendo su variación respecto a la t y lo comparamos con el valor actual de la prima, aproximamos también el valor de Vega, neutralizándola en su caso con su correspondiente opuesta.

La Theta, o variación del precio de la prima con el tiempo hace que a medida que se acerca el vencimiento, ésta valga menos. Claro está que si mantenemos posiciones compradoras y vendedoras, tendríamos ventaja en las opciones vendedoras y desventajas en las opciones compradoras. De nuevo, establecer un cálculo de equivalencia con la cartera, nos permite obviar este efecto, o bien, jugar con ventaja desplazando la proporcionalidad hasta las posiciones vendedoras.

En resumen, tratamos de simplificar el número de variaciones a realizar para mantener neutral la estrategia, estableciendo distintas respuestas optimizadas para cada cambio o reversión en cada estrategia vigente, para cada momento hasta la fecha de ejercicio de las opciones.

Valoren en cada caso si la combinación de las estrategias de opciones decididas en su combinación con la creación de sintéticos o la compra real del activo puede variar el resultado teórico final. Mu-chas veces, no metemos en la ecuación aspectos importantes inherentes a los conceptos de cobertura y la posibilidad de conseguir un ratio superior a 1 sobre el movimiento del activo (Theta positiva) en el tiempo, o realmente aprovecharnos de la volatilidad (Vega). Los resultados finales de las estructuras no son iguales si usamos activos reales o sintéticos, o no lo usamos. Esto se verifica en muchas ocasiones en el caso de inversión en commodities.

Y como comentario final, creo que es necesario decir que “quien no se moja no coge peces”. Una estrategia de riesgo cero tiene muchas posibilidades de generar beneficio cero, además de que sabemos que no existe riesgo nulo absoluto.

 

Este artículo ha sido extraído de la edición de junio de la revista TRADERS' by Rankia, si estás interesado en leer más artículos relacionados con el Trading, puedes suscribirte de forma gratuita a continuación.

 Suscríbete Gratis >>> ¡Recibirás todos los meses el nuevo número de la revista TRADERS' by Rankia! Cada mes, nuevos artículos, entrevistas y noticias relacionados con el mundo del Trading. 

 

Autor del blog

  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar