Venta simultánea de Opciones para batir al Ibex: IBEX Strangle Index

Venta simultánea de Opciones para batir al Ibex: IBEX Strangle Index

Las opciones son un derivado financiero que tiene una diferencia importante frente a los demás derivados. Esta diferencia se encuentra en su precio, la prima de la opción. Esta está directamente relacionada con la volatilidad del activo subyacente por lo que muchos inversores deciden utilizar las opciones para invertir en la volatilidad del activo subyacente. Puede parecer un poco complicado de entender, pero con las opciones se puede comprar y vender volatilidad.

En anteriores post ya hemos hablado de la inversión en volatilidad a través de las opciones: operaciones simples de venta y compra de opciones call o put, la realización de estrategias como son los Conos (Straddles) o las Cunas (Strangles). También hemos hablado de estrategias basadas en la venta sistemática de opciones call y put: La estrategia Putwrite y BuyWrite. En este post veremos la estrategia que recientemente ha publicado BME, el IBEX Strangle Index. Para llevar a cabo todas ellas, debemos de operar a través de un broker que nos permita operar con opciones, como por ejemplo iBroker.

 

¿Qué debemos saber de la volatilidad para llevar a cabo una estrategia Strangle Index?

Como hemos comentado anteriormente, la volatilidad puede considerarse un activo que se puede negociar a través de las opciones, y más concretamente a través de estrategias como la Cuna (Strangle). La venta de cunas se ve afectada positivamente por el transcurso del tiempo y por una bajada de la volatilidad. De la volatilidad hay que tener en cuenta que puede calcularse de dos maneras:

  • Volatilidad implícita (VI): La volatilidad implícita es calculada en función de la cotización de la prima de una opción, en un momento determinado. La VI es la representación de la volatilidad futura esperada  del subyacente, durante el tiempo hasta el vencimiento de la opción.
  • Volatilidad realizada (VR): Es la volatilidad real del subyacente. Para su calculo se tiene en cuenta el pasado reciente de las cotizaciones.

Ambas volatilidades, aunque son calculadas para el mismo activo, son distintas. Lo común es que la volatilidad implícita sea superior a la realizada. Es decir, que la segunda siga a la primera. Pero esto no siempre sucede.

También hay que tener en cuenta que la volatilidad suele revertir a la media, lo que quiere decir que cuando se mantiene en un nivel alto es muy probable que caiga y viceversa, cuando está en un nivel bajo, es muy probable que suba. A raiz de ello surgen estrategias de compra y venta de volatilidad, como las comentadas en la introducción.

 

Estrategia Strangle Index ¿En qué consiste?

Una cuna o Strangle vendida se ve positivamente afectada por el paso del tiempo si la volatilidad no se altera bruscamente. Así, la idea de la Strangle Index es similar a la PutWrite o BuyWrite, pero en lugar de usar calls o puts, aquí usamos Cunas. Entrando en más detalle, la estrategia Strangle Index consiste en montar una cuna vendida con precios de ejercicio un 2% por encima y por debajo del precio del activo subyacente. Esta cuna se forma con las opciones call y put a un mes de vencimiento, y se rola indefinidamente (cerrar la cuna justo antes del vencimiento y volverla a abrir con vencimiento a un mes):

 

strangle-index

Fuente: BME

 

En el gráfico anterior vemos como la rentabilidad de la estrategia ha superado, desde 2007, con creces al índice IBEX con dividendos y al índice IBEX PutWrite. Además ha tenido una menor volatilidad, en concreto ha tenido un 14,32% de volatilidad frente al 14,79% del IBEX PutWrite y al 25,02% del IBEX con dividendos. Por su parte, la rentabilidad ha sido mucho mayor, de un +95,34% frente al 41,36% del IBEX PutWrite y un -7,29% del IBEX con dividendos. No obstante, tenemos que tener en cuenta que desde 2013 el balance de la estrategia ha sido negativo, mientras que el del IBEX con Dividendos e IBEX PutWrite ha sido ligeramente positivo 

 

¿Podemos operar el IBEX Strangle Index?

Como hemos visto en el apartado anterior, operar un Strangle consiste en vender cunas At The Money, es decir, con precios de ejercicio alejados un 2% del precio actual. Estas cunas serán vendidas a un mes de vencimiento y se iran rolando constantemente. Por tanto, a priori parece una estrategia sencilla. A modo de ejemplo vamos a observar la cadena de opciones de iBroker, tomando como subyacente el mini Ibex35:

 

ibroker-opciones

Para formar la cuna debemos vender calls y puts, siendo el precio de ejercicio de la put un 2% menor al precio actual del subyacente, y el de la call un 2% superior. Como no tenemos opciones con strikers que coincidan exactamente con un 2% superior e inferior al precio actual, hemos escogido las opciones con Strikes de 8600 para la put y 9000 para la call. El ingreso de ambas opciones sería de 110€ (43,9€ de la call y 66,1€ de la put) a la que habría que restar la comisión de ambas operaciones, 1,8€ en total, 0,9€ por cada opción.

Una vez hemos formado la cuna, tan solo deberiamos de esperar a la fecha de vencimiento para deshacer la posición y volverla a abrir con la call y la put del siguiente vencimiento. Esta operación la realizariamos indefinidamente. Sin embargo, debemos tener en cuenta  dos aspectos. El primero es que al rolar la posición, si la estrategia tuviera pérdidas deberiamos de hacer frente a ellas en ese preciso momento. El segundo de ellos son las garantías que debemos mantener al tratarse de una estrategia vendida.

  1. #1
    31/05/17 13:54

    Ese gráfico de BME contempla supongo que la estrategia se lleva a vencimiento. Por lo tanto, si rolamos en algún momento, ese gráfico entonces ya no es válido.

    Por otro lado habría que ver el capital comprometido en garantías para evaluar un resultado porcentual. Este capital es variable en función de la evolución del precio, volatilidad y paso del tiempo.

    Saludos

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar