¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Opciones desde cero

opciones de la alpha hasta la theta

Call compradas: Estrategias con Opciones Financieras (II)

Call Compradas

 

Dentro de las estrategias con opciones financieras, un contrato de opción Call de compra es un derecho a poseer (comprar) un determinado activo (subyacente) a un fecha determinada (vencimiento) a un precio fijado (strike), por lo que se pagará una determinada cantidad (Prima). Es decir, cuando compramos una Call, desembolsamos una cantidad, la prima, y nos otorga un derecho sobre el subyacente en cuestión.

A diferencia de una acción normal o un futuro comprado, no somos poseedores del subyacente, solo somos poseedores del derecho sobre el bien, el cual andando el tiempo veremos si nos interesa o no ejercerlo.

Imaginemos que tenemos una Call comprada sobre el futuro del Ibex, por lo que hemos pagado una prima de 200 con vencimiento dentro de un año y lo hicimos a un strike de 8000 puntos.

Nuestro Break Even (punto de inicio de ganancias) estará en 8200 que es hasta donde tiene que subir el Ibex para que entremos en beneficios. Evidentemente si el Ibex a vencimiento cotiza a 9000, nos será provechoso ejercer los derechos y embolsarnos 800 puntos. Sin embargo, si al vencimiento el futuro del Ibex cotiza a 7000 puntos, no nos interesará ejercer los derechos (de hecho la opción vencerá sin valor alguno) dado que es más rentable comprar el futuro a 7000 aunque hayamos perdido la prima de 200 puntos.

Veamos como se representa gráficamente (figura 1) tanto la evolución de una acción o un futuro comprado como de una Call Comprada.

Si compramos una acción a 5 puntos, nuestras ganancias y pérdidas serán directamente proporcionales punto a punto a la evolución del subyacente, lo podemos ver representado con línea azul las ganancias a partir de 5 y las pérdidas por debajo de dicho nivel como indica la línea roja.

Veamos ahora (figura 2) cual sería la representación gráfica de una Call Comprada.

En el ejemplo vemos que hemos comprado un determinado subyacente a 4 puntos (strike) hemos pagado una prima de 2 puntos, lo que nos da el derecho sobre el subyacente a una determinada fecha de vencimiento. Observaremos que nuestro Break Even se sitúa en 6, que es la suma de la prima más el precio de strike y vemos como evolucionan nuestras posiciones según esté el subyacente a vencimiento: por encima de 6 puntos del subyacente ganamos en la misma proporción que él; pero a cambio limitamos nuestra máxima pérdida a 2 puntos, independientemente de la bajada que pueda sufrir el subyacente. Es decir, lo que hacemos es renunciar a una cantidad de posibles beneficios futuros a cambio de limitar nuestro riesgo a un determinado nivel ante posibles descensos en el precio del subyacente. Esto viene a ser como decir: renuncio a comer un poco mejor a cambio de dormir más tranquilo.

Antes de pasar a analizar una compra real debo hacer alguna salvedad: a partir de ahora y de nuevo por motivos pedagógicos vamos a utilizar para la mayoría de los ejemplos de estos primeros capítulos los contratos de opciones sobre el Ibex-35, los cuales en el anexo, podrán ver sus características. El hecho de que sea sobre este índice y no otro no es cuestión de amor patrio; sino por otras razones bien diferentes: al tratarse de un futuro podremos combinar posteriormente estrategias bajistas, dado que como saben con un futuro podemos ganar en periodos bajistas también (o perder en periodos alcistas). La segunda razón es utilizar el propio activo subyacente para la homogeneidad de las estrategias y por último, la facilidad de acceso a los datos para la elaboración de las estrategias, dado que dispondremos en todo momento de la horquilla de precios para dicho subyacente, lo que facilitará con mucho el desarrollo de los capítulos.

Otra advertencia: Absolutamente todas las estrategias que aquí presentemos con el Ibex-35 son válidas para cualquier otro subyacente que se cotice con opciones en los mercados financieros mundiales –salvo las especificaciones técnicas lógicamente las cuales serán diferentes según el activo que se trate, divisas, commodities u otros índices y opciones sobre acciones.

Una vez vista el concepto de Call comprada y su representación gráfica, pasemos a realizar una compra real.

Comprando una Call

Usted piensa que el mercado sufrirá una revalorización durante los próximos meses, y por tanto desea tomar una posición alcista en el mismo. Pero le abordan algunas dudas: ¿qué activo compraremos de los muchos que cotizan en el mercado? ¿Si elijo comprar unos u otros, y esos no son los que se revalorizan? (assett allocation), ¿Cuántos activos habré de comprar? ¿Qué significación tendrán sobre los rendimientos finales los gastos en comisiones y los gastos por riesgo de contraparte? (Deslizamientos). Y si me equivoco en mi apuesta; ¿Cuál será mi riesgo? ¿Estoy dispuesto a perder hasta las chanclas si no me atrevo a vender en un momento determinado con pérdidas en el caso que la cartera de acciones no evolucione según lo previsto –lo deseado-? ¿Me dejaré media vida mirando la pantalla para vigilar mis posiciones?

Realmente el problema no es baladí, pero en un momento de lucidez decide leer un ejemplar de la revista “Gestión Alternativa” en el que recuerda que había diversos artículos sobre opciones; y encuentra la solución: VAMOS A COMPRAR UNA CALL.

¿Por qué comprando una Call cumplo mis deseos y elimino todas las dudas planteadas?

1) Compramos contratos de opciones sobre un subyacente – Ibex- que engloba ponderadamente las 35 principales acciones del mercado español; estamos comprando 35 valores de un golpetazo.

2) Evitamos el riesgo de apostar por los valores equivocados –assett allocation- ya que estamos diversificados.

3) Nos ahorramos cantidades importantes en comisiones y compras de diversos títulos.

4) Solucionamos el problema de tener que desvivirnos en la pantalla a ver como van las cosas.

5) Controlamos el riesgo, eligiendo el nivel de riesgo máximo que vamos a sufrir en caso que el mercado se vaya en contra de nuestra posición alcista.

¿Interesante Verdad? Pues vamos a verlo en vivo, verán como se ejecuta en la práctica.

Lo primero que hacemos es decidir a cuanto tiempo queremos programar la inversión, pensamos que un plazo de 6 a 8 meses es razonable y que el máximo riesgo a asumir será de un 10% o un 15% Ya tenemos la fecha de vencimiento aproximada y tenemos el subyacente, tenemos el nivel de riesgo deseado – mejor, no deseado-; con lo que nos vamos a ver los diferentes strikes y precios reales. Esto se observa en la figura 3. 

Estas son las horquillas de precios que nos encontramos para fecha de vencimiento 17-12-04 y los distintos strikes disponibles. En este momento el subyacente (futuro mini-Ibex-35) cotiza a 7795, Observamos el strike 8000, y vemos que comprar una opción call con strike 8000 (OTM) con vencimiento 17-12-04 nos cuesta 257 euros (-3,21%), como nuestro nivel de riesgo oscila entre un -10% o -15% decidimos comprar 4 contratos. 4X257=1,028 euros lo que supone un -12,85% de máximo riesgo sobre la cotización actual de 8,000.

Pues hala, al broker a comprar nuestras “salvadoras” call que figuran en la imagen, de strike 8000 para el vencimiento del 17-12- 04 y cuatro contratos. Ya está. A dormir tranquilos que nuestro riesgo está controlado. Pero ¿y la ganancia? Bueno, para eso habrá que esperar al 17-12-04, pero es interesante ver como nos quedaremos según evolucione el mercado a dicha fecha. Así queda la estrategia.

Analicemos estos resultados (ver figura 4): Nuestra máxima pérdida estará en el -11,85%, la cual será fija siempre que el subyacente no supere el break even en 8,257 puntos. En niveles de 8500 nuestra ganancia será del 13,15%; mientras que el subyacente lo habrá hecho en un 9,04% (desde 7795 a 8500). Para valores extremos de subidas del 21% en el subyacente tendremos rentabilidades del 63% en nuestra estrategia. Para el caso en que el mercado a vencimiento no haya sufrido movimientos significativos, ante subidas del 2,63% nosotros perderemos el -11,85% también. En bajadas superiores al 11% del mercado saldrá beneficiada nuestra estrategia. Nuestro peor escenario será en variaciones del mercado comprendidas entre el -11% y el +3%, fuera de ese escenario batimos al mercado y limitamos nuestro riesgo (ver figura 5).

Tres observaciones:

1) Nuestra estrategia está apalancada en 4 veces dado que se supone que nuestro capital a invertir era de 8,000 euros y hemos invertido 4 contratos, dado que ese era el nivel de riesgo deseado. Lógicamente usted podrá elegir el nivel de riesgo modificando el capital base o modificando el número de contratos. Si su riesgo hubiera querido que fuese la mitad, o bien hubiera dispuesto del doble capital o bien hubiese comprado solo 2 contratos.

2) La estrategia está mejorada con respecto al planteamiento inicial dado que hemos invertido el dinero sobrante entre el precio de las primas y el capital disponible (6,972 euros) en repos de deuda con garantía de recompra a 6 meses y nos ha pagado un 2% anual.

3) Dado que hemos optado por comprar un derecho, la cámara de compensación no nos exigirá garantía alguna, (por lo que hemos podido comprar adicionalmente los repos de deuda); en caso que adoptemos una obligación con opciones se nos exigirán diariamente garantías en el global de riesgo de nuestra posición.

Veamos el precio teórico al que estaba la Call (figura 6) que hemos comprado en el mercado.

Realmente en ese momento hemos conseguido la call a precios inferiores al precio teórico.

Veamos ahora como nos perjudicará el paso del tiempo a la prima de nuestra opción (figura 7).

Vemos como nuestro riesgo está en que el tiempo pase y no se produzca el suficiente aumento del precio de la opción para que compense el valor de la prima. Es decir, que para que nuestra apuesta sea satisfactoria con una Call Comprada, debe producirse un aumento de volatilidad y la dirección del mercado debe ser alcista. En caso contrario asumiremos las pérdidas (eso si, preestablecidas); pero bueno, esa era nuestra apuesta.

Analicemos lo que nos indican las diferentes medidas de “sensibilidad” de la opción que hemos comprado.

Habíamos definido la Delta como la relación o sensibilidad del precio de la prima con respecto al precio del subyacente. En este caso vemos que la Delta de la opción que hemos comprado es de signo positivo y valor 0,4327. En las opciones compradas la Delta siempre es positiva. Nos indica una relación positiva entre la evolución del subyacente y el precio de la prima, es decir que mayor valor del subyacente mayor valor de la prima. En nuestro caso nuestra prima variará un 43% (sin contar apalancamiento) a subidas del precio en el subyacente. La Delta será mayor (oscila entre 0 y +1) cuando mas ITM sean las opciones, e irá descendiendo en ATM y OTM por este orden.

La Gamma era la sensibilidad o variación de la Delta a la variación del activo subyacente, y habíamos dicho que era nuestra medida de “riesgo” en las opciones. Su valor nos indica lo que varía la delta ante subidas o bajadas del subyacente, es decir la “velocidad” de subida o bajada. En nuestro caso, la variación de un punto del subyacente aumentará la de la delta en 0,04 (valor de la gamma por 100). En las opciones ITM los aumentos de volatilidad producen una disminución de la gamma, mientras que la aumentan cuando las opciones están ATM y OTM, dado que la velocidad de subida es mayor ante aumentos de la volatilidad.

La Theta era la variación de la prima respecto al paso del tiempo. Evidentemente en nuestro caso de una call comprada, el paso del tiempo afecta negativamente dado que hemos “pagado” una cantidad para quedarnos con un activo a una fecha determinada; llegada esa fecha y –manteniendo todos las demás variables constantes- nuestra prima se deteriorará en su valor. La Theta es siempre negativa para las opciones compradas, para indicar la pérdida de valor por el transcurso del tiempo. En nuestro caso vemos que cada día que pasa, nuestra prima perderá 1,36 puntos.

La Vega nos mide las variaciones de la prima a la volatilidad (fluctuación) del mercado. Eso explica que en todas las opciones compradas la Vega sea positiva dado que aumentos de volatilidad nos proporcionaran beneficios. Al final cuando compramos opciones Call lo que esperamos es que se produzca un aumento de precios, cuando más mejor. Pues la Vega nos mide eso, así en nuestro caso real aumentos del 1% en la volatilidad del mercado nos beneficiaría con 19,45 puntos en el precio de la prima. Las opciones ATM son las que mas Vega tienen, dado que son la más sensibles a los aumentos de volatilidad; después las OTM y por último la ITM.

El último parámetro y menos influyente –al menos al nivel de tipos de interés que disfrutamos en la actualidad- la Rho, es la variación de la prima a la evolución de los tipos de interés. En las opciones compradas siempre será positivo dado que nos beneficiamos de no tener que pagar la compra de todo el valor del subyacente (dijimos que compramos un derecho sobre el subyacente) durante el tiempo hasta el vencimiento. En nuestro caso ya ven la poca variabilidad que tendría sobre el precio de la prima. Una subida del tipo de interés en un 1% le supondría a la prima 12,09 puntos.

¿Fácil, no? Pues ya saben, si piensan que el mercado subirá en los próximos meses y quieren limitar su riesgo a unos niveles previamente deseados, ya tienen montada su primera estrategia: Call Comprada, ahora hagan los deberes a echar números sobre los distintos strikes que desean y el riesgo que están dispuestos a asumir; que ya ven que no es tan complicado como pudiera parecer.

Call Protectora

Vamos a utilizar otra estrategia con Calls Compradas. Supongamos que, al contrario que en el caso anterior, queremos apostar por que el mercado sufrirá bajadas en los próximos meses y nos gustaría sacar partido de ello. Pero además queremos también limitar nuestro riesgo en caso de que nuestra decisión no sea la acertada. Este riesgo sigue oscilando entre el 10% y el 15%. ¿Qué podemos hacer? Como en el caso anterior, utilizaremos las Calls Compradas, pero ahora añadiremos también el futuro del Ibex-35. Como ustedes saben, un futuro nos permite tomar posiciones vendidas desde el inicio (ponernos cortos) de tal forma que vendiendo un futuro sobre el Ibex ganaremos cuando el precio de dicho subyacente cotice a la baja, y perderemos en caso que se produzcan movimientos alcistas. Nuestra estrategia, gráficamente puede verse en la figura 8.

Vemos en el gráfico la evolución conjunta del futuro vendido y la call comprada. En el ejemplo hemos vendido un futuro a 5 puntos, con lo que todo lo que baje a vencimiento de ese nivel serán ganancias y todo lo que suba pérdidas. Al mismo tiempo hemos comprado una Call de strike también a 5 puntos, con lo que está asegurado que la subida de ese nivel tendremos beneficios, que lógicamente se compensarán con las pérdidas que nos acarrearan el futuro vendido; con lo cual estaremos neutros desde esa posición si el mercado sube. Tan solo nos faltará descontar el coste de las primas de la Call comprada, que en nuestro ejemplo han sido 2 puntos. Por tanto nuestra situación será de pérdida máxima de 2 puntos; y en los beneficios habrá que restar los 2 puntos que nos costó la prima de la call protectora.

Veamos un ejemplo real con los mismos datos de la sección anterior.

En estos momentos el futuro está a 7795 puntos y decidimos vender cuatro futuros porque pensamos que el mercado bajará en los próximos meses. Para cubrirnos en caso que el mercado sea alcista en ese periodo decidimos comprar las 4 calls protectoras con strike 8000 (son calls OTM) cuya prima es de 4X257=1,028 euros que será el coste de protegernos y la pérdida que decidimos asumir hasta el strike 8000 es de 7,795-8000=-205 puntos multiplicado por cuatro contratos serían 820 euros. La máxima pérdida en la que incurriríamos es de 1,845 euros que supondría un 23,06%, lo cual nos parece excesivo por lo que decidimos comprar solo 2 contratos lo que dejaría nuestra máxima pérdida en (257+205)*2=924 euros lo que supone un 11,55% de máximo riesgo.

Veamos ahora cuales serian nuestros beneficios al vencimiento (ver figura 9: horquilla de rentabilidades).

Visualmente esta sería la estructura de la estrategia (figura 10).

Vemos como hemos logrado construir una estrategia según nuestra apuesta, donde el máximo riesgo es del -11,55% y ante bajadas del mercado nosotros logramos recoger suculentos beneficios. En esta estrategia hemos optado por un apalancamiento de 2. En niveles aproximados de 7550 puntos del Ibex estaría nuestro Break Even (inicio de ganancias); ante bajadas del mercado del -10,20% nosotros lograríamos un beneficio del + 13,45%. Bajadas extremas del 23% del mercado nos retornarían beneficios de más del 38%.

En esta estrategia no se deberán apenas aportar garantías debido a que la posición de los futuros se liquidan diariamente, pero en contra de lo que sucede en el caso de las Call Compradas, no sería conveniente invertir dinero “sobrante” en repos de deuda, dado que si la posición del futuro se va en contra habrá que “poner” las diferencias hasta el vencimiento que se compensará con la ejecución de la Call. En segundo lugar, y como habrán observado, en esta eestrategia no sería necesario esperar a vencimiento para poder “recoger” nuestro objetivo de beneficios, dado que si el precio del mercado evolucionara rápidamente a nuestro favor y el mercado se fuese rápido hacia abajo, optaríamos por cerrar la posición del futuro y “hacer caja”, dejando por “perdida” la call protectora que ya habría cumplido su cometido. No obstante, este –y otros- tipos de estrategias más activas y especulativas las abordaremos ampliamente en otros capítulos específicos dedicado a la fase especulativa con opciones.

Ahora les toca a ustedes hacer los deberes: a elegir “su” riesgo y echar números. Así de fácil, y encima durmiendo mejor. Bonito ¿Verdad?

MBT Eurex
Extraído de la Revista: Gestión Alternativa

Ideas de Trading para 2017

Descubre estas oportunidades de trading para 2017


Descarga el informe

Autor del blog

  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta



Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar