Rankia España
Acceder

blog Oikonomía: Economía de "andar por casa"

Blog de Fernando Esteve y José Manuel Rodríguez, profesores de Teoría Económica de la UAM.

Etiqueta "Política": 15 resultados

La "demencia política" senil. El comportamiento de la "tercera edad" como nueva clase ociosa

La  "demencia política" senil. El comportamiento de  la "tercera edad" como nueva clase ociosa.

                                                           Fernando Esteve Mora

 

Desde hace ya muchos años, desde los tiempos en que veía por televisión la abundancia de viejos en las manifestaciones de los batasunos, me he preguntado que incita a tanta gente mayor  a radicalizarse como cada vez más -o así me lo parece-  lo hace. En estos tiempos, la pregunta me sigue persiguiendo conforme veo la gran cantidad de "personas mayores" que pueblan las manifestaciones independentistas en Cataluña o se desgañitan en las concentraciones de VOX.   Leer más

Tipos de interés cero y política fiscal redistributiva. La vuelta de Keynes

Tipos de interés cero y política fiscal redistributiva. El retorno de Keynes

Fernando Esteve Mora

Desde siempre la defensa neoliberal frente a reformistas sociales de raigambre socialista y/o keynesiana había sido la misma: el efecto expulsión o efecto "crowding-out". Sí, se decía, cierto que sí que hay  desigualdad y pobreza; cierto que hay necesidades sociales que estaría bien cubrir...pero lamentablemente no se podía hacer nada porque un aumento del gasto público para hacerles frente, o bien suponía más impuestos para financiarlo que desanimaban de modo directo la actividad económica y agravaban los problemas pues generaban más desempleo. O  bien su financiación se hacía aumentando el endeudamiento del sector público, lo que se traducía en lo mismo por otra vía: el aumento del tipo de interés. Las emisiones de deuda pública suponían un ascenso en los tipos que descorazonaban la inversión privada. Es decir, que el gasto público "expulsaba" al gasto privado en inversión, y dado que se presupone que el gasto en inversión privada es más eficiente que el gasto social público, el bienintencionado intento desde el estado por afrontar los problemas sociales acababa generando aún más problemas sociales.   Leer más

Economía de la política versus marketing de la política.

La asunción -no hay palabra que mejor describa semejante ascenso- de la condesa doña Cayetana Álvarez de Toledo al puesto de portavoz del PP en el Congreso a la derecha (siempre a la derecha) de don Pablo Casado así como el abandono, o mejor, huida de Ciudadanos de todos aquellos que entraron en él creyendo que estaban  en un partido de centro y ahora descubren que lo han convertido en un partido de derecha clásico  (lo cual lanza más que serias y sombrías  dudas acerca de la permanencia de una figura como la del señor Garicano, a quien parecería difícil desprenderse de las resonancias de su apellido)  son tomas de posición estratégicas por los cabecillas (que no cabezas) de estos partidos que apuntan inequívocamente hacia una mayor derechización de los mismos. A tratar de comprender estos cambios se dedica este post  desde la perspectiva, como siempre,  del análisis económico de la política.   Leer más

Los sueldos de los políticos

Una de las cuestiones que con regularidad saltan al debate político es la de los sueldos de los políticos, ya sean presidentes del gobierno central, de comunidades autónomas, alcaldes, diputados, concejales, etc., etc. Lo habitual es que periodistas y tertulianos se decanten por la tesis de que, hablando en términos generales, son demasiado bajos dadas las responsabilidades y tareas que van asociados a los diferentes cargos que ocupan. 
 
Pues bien, lo que aquí defiendo es que esa respuesta es demasiado genérica, y que una contestación más matizada a esta cuestión ha de tener en cuenta no sólo los cargos y tareas sino también la adscripción ideológica de los políticos. Y que, si así se hace, se puede concluir que los sueldos de los políticos son demasiado bajos para los de derechas, en tanto que para los de izquierdas son demasiado altos.
 
Que la remuneración de los políticos de derechas sea demasiado baja se sigue del hecho de que, normalmente y debido a sus contactos sociales con el establishment del mundo económico, esos políticos vienen de (o pueden fácilmente alcanzar) puestos altos en el sector privado lo que les permitirían obtener unas remuneraciones mucho más elevadas que las que obtienen en el mundo de la política. La implicación de este hecho es inmediata: estar en el mundo de la política tiene para los políticos conservadores un elevado coste de oportunidad en términos del dinero que podrían percibir y dejan de hacerlo por meterse en política, y por ello –y como se ha demostrado fehacientemente - tienden a ser más propensos a la corrupción, o sea, a intentar percibir de forma irregular “suplementos” a sus relativamente -para ellos- bajas remuneraciones oficiales que les “compensen” por lo que dejan de percibir por dedicarse a lo público.
 
Dicho de otra manera, los políticos de derechas de forma "natural" y previsible son, por lo general, corruptos, o al menos, muy fácilmente corruptibles. Y la teoría predice que lo son más conforme sus posibilidades de ganar dinero en el sector privado sean mayores y más sustanciosos los ingresos que en él recibirían. Cierto que esa propensión se ve obstaculizada por su "ética" o su "moral" -caso de que la tengan- que actúa restringiendo esa tendencia, así como por los "costes" asociados a ser descubiertos (cárcel y multas, y, a veces, castigo en las urnas, aunque sólo a veces, al menos en España) pero ello no evita que esta tendencia exista y se manifieste regularmente en muchos de ellos. Es mera consecuencia de la racionalidad económica
 

Otra implicación es que los “mejores” de entre ellos, o sea, los que llegan a ocupar los puestos más elevados en el mundo de la política tienden a abandonarla rápidamente y regresar al sector privado tan pronto sucede que pierden esas posiciones de poder, o sea, dejan de disfrutar de esa peculiar remuneración no pecuniaria el tener poder - que previamente les compensaba por lo que dejaban de ganar en el sector privado. Ejemplos de tan ejemplar comportamiento abundan hasta la saciedad, siendo los dos últimos casos conocidos los de Soraya Sáez de Santamaría y Rafael Catalá. En suma, puede decirse que si lo que se quiere es disminuir los incentivos entre los políticos de derechas a la corrupción y al abandono de la actividad pública, habría que subirles el sueldo.   Leer más

El PSOE y la "anti-inteligencia política"

Que los "estrategas" políticos del PSOE carecen de la suficiente inteligencia política para ganar unas elecciones me resulta, cada día que pasa, más evidente. De modo que, si al final acaban ganándolas no será porque no hayan intentado hacer todo lo posible por perderlas con todas sus fuerzas y toda su "anti-inteligencia política". En efecto, influenciados -me temo- por su grupo de economistas de "cabecera",  todavía parece que no se han enterado que el famoso "leit motiv" de la campaña presidencial de Bill Clinton, allá por el lejano año 1992, aquello de que "es la economía, estúpidos" como criterio respecto al que organizar una campaña electoral no sólo entonces, sino que siempre ha sido un lema estúpido y equivocado. Pero da igual, los "listos" del PSOE, erre que erre lo confían todo en esta campaña para las elecciones del 28-A a  tener un programa económico mejor que la derecha.    Leer más

¿Por qué la vida política española es tan enfermiza?

Es increíble el cada vez más penoso espectáculo de la vida política española. Para aquellos que -por viejos- vivimos la famosa «transición» política lo que acontece ante nuestros ojos resulta, además, un poco incomprensible, pues, ¿cómo es posible que tantos años después de la muerte del dictador y cuando ya la mayor parte de las gentes que tuvieron que sufrir en sus carnes y mentes sus execrables actos y los de sus fieles, así como también la mayor parte de aquellos -la mayoría, hay que decirlo- que las aplaudieron hasta que las manos les ardían, han o bien pasado a mejor vida o bien pasan su no-vida en asilos y residencias ,se observa sin embargo ese encono desproporcionado entre los miembros de una clase política que se dice a sí misma que es la más cultivada y educada de la historia de nuestro país? Y es que el nivel de encrespamiento de hoy supera al de los ya lejanos tiempos del comienzo de la democracia, cuando las heridas todavía sangraban.    Leer más

La procrastinación política

Uno de los "hallazgos" más sonados de la moderna Economía del Comportamiento es que los individuos procrastinan de modo habitual, es decir, que no son consistentes en sus decisiones cuando estas afectan a comportamientos que tendrán lugar en el futuro. 

 

Así, es de lo más habitual que alguien que tiene algún  hábito nocivo (fumar, beber alcohol, jugar al casino, meterse cocaína, etc.) se proponga tras ponderar racionalmente sus ventajas e inconvenientes (o sea, tras realizar un "análisis coste-beneficio" del mismo) el abandonarlo de una vez, y en consecuencia se plantee una plan de comportamiento para llevar a cabo  esa tarea, por ejemplo, fijando hoy una fecha en el futuro en que hacerlo ("la semana que viene", "el 1 de enero, lo dejo, ¡seguro!") . Pero, ay, luego, más adelante, conforme se acerca esa fecha, conforme ese "futuro" de ayer se convierte en "hoy", el mismo individuo, vuelva a ponderar su decisión, y decida que bueno, que no es todavía el momento de llevarla a cabo, que si bien "hoy" no se dan las condiciones para dejar de fumar o lo que sea el hábito nocivo de que quiere desprenderse, eso no significa que no piense que no vaya a hacerlo en un nuevo "futuro", pues es un hábito nefasto. Sí, sí, claro que lo dejará por supuesto, se dice a sí mismo,pero hoy por las razones que sea no puede hacerlo.   Leer más

La lógica oculta de la política de empleo (y de la política económica en general)

                Uno de los supuestos centrales de la Economía que se les enseña a los estudiantes en las facultades de Economía de nuestro país (siguiendo en ello lo que se hace “fuera”, que como es bien sabido, siempre es mejor y más moderno)  es el supuesto que de salida se establece por el que se afirma  que el objetivo de las economías de mercado es el pleno empleo de los recursos productivos.

           

          Así, no se tiene el menor empacho en sostener –desde el enfoque del llamado pensamiento neoclásico hoy más que dominante, auténticamente dictatorial- que el pleno empleo es el objetivo intencionado, deseable y automático del funcionamiento de los agentes e instituciones económicas en los mercados, siempre que nadie (o sea, los estados, los sindicatos o los bancos centrales) “meta sus sucias manos” en tan delicados aunque estables y robustos mecanismos de asignación de recursos. La política de empleo a hacer según esta interpretación de la realidad económica, estaría clara: no hacer nada (el famoso laissez faire, laissez passer) y, en todo caso, la actuación en defensa de la competencia.   Leer más

La austeridad y la Virgen del Rocío

La austeridad y la Virgen del Rocío       

                                                                                              Fernando Esteve Mora

Mira que me tengo dicho que no me debo dejar liar por los asuntos de corto plazo, que ya estoy muy mayor para seguir "sulfurándome" con las cosas que pasan y se dicen...Pero es que no me dejan. Y es que ocurre que en los últimos tiempos, subidos en la carroza triunfal de las tasas de crecimiento de estos tres últimos años de la economía española, los economistas del gobierno y afines están tan henchidos de satisfacción que se diría que van a reventar ante el éxito de las políticas neoliberales que defienden. Políticas, por lo demás, sencillas y comprensibles para todo el mundo (son "de sentido común" como gusta de decir don Mariano) y que se apoyan en dos "patas", más que argumentos:   Leer más

Elogio de los políticos antipáticos

                En uno de sus aforismos o “pecios”, Rafael Sánchez Ferlosio manifestaba su completa desconfianza ante  los simpáticos: “No hay nada que pueda impresionarme tan desfavorablemente como el que alguien trate de impresionarme favorablemente. Los simpáticos me caen siempre antipáticos; los antipáticos me resultan, ciertamente, incómodos en tanto dura la conversación, pero cuando ésta se acaba se han ganado mi aprecio y simpatía”. Como ilustración gráfica de su posición, Ferlosio manifestaba su total convencimiento de que en una situación extremada, como un choque o un descarrilamiento ferroviario, el  viajero antipático “se portaría del modo más heroico y más socorredor, mientras que el dicharachero…no podría dar, en igual trance, sino el más bochornoso espectáculo de histeria y cobardía”. Quien no haya leído a Ferlosio pudiera pensar que su opinión no pasa de ser un exabrupto típico de viejo gruñón  -él mismo señala que su convicción es probablemente tan arbitraria como injusta-;  pero se engañaría: los que sí lo leemos conocemos bien de la tendencia de Ferlosio a dar sistemáticamente en el blanco. Y aquí, en este asunto, una vez más, ha acertado.   Leer más

Otros contenidos sobre 'Política' en Rankia

El Gobierno pleitea para no hacer públicas las inmatriculaciones de la Iglesia

Juan1980. El Gobierno pleitea para no hacer públicas las inmatriculaciones de la IglesiaEl Ministerio de Justicia lleva a los tribunales la resolución del Consejo de

El Gobierno pleitea para no hacer públicas las inmatriculaciones de la Iglesia

Juan1980. El Gobierno pleitea para no hacer públicas las inmatriculaciones de la IglesiaEl Ministerio de Justicia lleva a los tribunales la resolución del Consejo de

¿Que hacemos con Ciudadanos?

Cachilipox. Las recientes y pasadas elecciones 10N han despejado dos de las tres grandes incógnitas políticas que teníamos en el pais:a.- Sí, la fragmentación política ha

¿Que hacemos con Ciudadanos?

Cachilipox. Las recientes y pasadas elecciones 10N han despejado dos de las tres grandes incógnitas políticas que teníamos en el pais:a.- Sí, la fragmentación política ha

Sitios que sigo
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar