Biden, BlackRock y el problema de la Burbuja climática

6
Hola, Buenos Días: Acabo de leer un interesante artículo de Jonathan Tennenbaum y que os voy a traducir...

BlackRock Inc., la empresa de gestión de inversiones más grande del mundo con aproximadamente 8 billones de Dólares en activos gestionados, desempeña un papel singular en la política climática del Presidente estadounidense Joe Biden. De hecho, parece que BlackRock y Biden están "casados"...

Se puede decir que el "matrimonio" fue "consumado" con los nombramientos y nominaciones de destacados ejecutivos de BlackRock a altos cargos de la Administración. Algo ya típico en las que conocidas "puertas giratorias", donde existe una evidente "entente" entre los Gobiernos y las altas finanzas.

Brian Desee, designado por Biden para ser Director del Consejo Económico Nacional, se desempeñó como asesor principal del Presidente Barack Obama en materia de política energética y climática. Desempeñó un papel clave en la negociación del Acuerdo Climático de París. Posteriormente, dice su historia en BlackRock, se convirtió en "Director Global de inversión sostenible", "identificando los impulsores del rendimiento a largo plazo asociados con problemas ambientales, sociales y de gobernanza"...

Wally Adeyemo, nombrado Subsecretario del Departamento del Tesoro, fue asesor y Jefe del personal interino del Presidente de BlackRock, Larry Fint. Antes de unirse a BlackRock, Adeyemo ocupó varios cargos en la Administración Obama, incluido el de asesor adjunto de Seguridad nacional para Economía internacional y Director adjunto del Consejo Económico Nacional.

Thomas Donilon, nombrado asesor principal de Biden, fue Presidente de BlackRock Investment Institute. Se desempeñó como asesor de Seguridad nacional del entonces Presidente Barack Obama y, según los informes, Biden lo consideró como un candidato potencial para encabezar la CIA.

Mike Pyle, desigando como asesor económico en Jefe de la Vicepresidenta Kamala Harris, fue el estratega Jefe de inversiones del BlackRock Investment Institute.

Más allá de estos nombramientos iniciales, varios comentaristas han señalado que BlackRock parece estar tomando el lugar de Goldman Sachs en la relación simbiótica de Wall Street con el Gobierno de los Estados Unidos.

De hecho, BlackRock ha tenido una estrecha relación con el Gobierno de los EE.UU. desde la Crisis financiera del 2007-2009, cuando el Banco de la Reserva Federal de New York lo contrató para administrar y liquidar los activos de Bear Stearns Co. en quiebra.

El año pasado, la Reserva Federal volvió a contratar a BlackRock para que actuara como ejecutor del programa de compra de Bonos corporativos de la FED de 750.000 millones de Dólares. "The New York Times" se refiere a BlackRock como el "Mr. Fix-it" de Wall Street.

¿Qué tiene esto que ver con la política climática?

BlackRock no es del agrado de muchos activistas climáticos, entre otras cosas debido a su fuerte inversión en combustibles fósiles y otras cosas "sucias". Acusan a Fink de intentar hacer un "lavado verde" a la empresa.

De hecho, la corrección política se ha convertido en un gran negocio, que por su propia naturaleza tiene más que ver con la imagen que con la sustancia. Pero, la conversión de Fink en el 2020 al activismo climático significa mucho más.

Es evidente que BlackRock se está posicionando, como el administrador de activos más grande del mundo, para beneficiarse de los cambios climáticos en los flujos financieros globales que las políticas climáticas de Biden están destinadas a desencadenar. Otros actores importantes en Wall Street, Londres y otros lugares están haciendo lo mismo.

Además, ¿el Gobierno solicitará a BlackRock que administre y liquide los activos de combustibles fósiles afectados, como lo hizo con los activos de Bear Stearns en la Crisis financiera del 2007-2009?

Esta vez, las sumas podrían ser cien veces mayores...

¿Colapso climático?

Esto nos lleva a la pregunta: ¿Cómo podrían las acciones de la Administración Biden, en nombre de prevenir un apocalipsis climático, afectar la estabilidad del Sistema financiero?

Uno puede imaginar fácilmente escenarios de Crisis o incluso un colapso de los mercados financieros...

El más obvio sería el colapso de la "Burbuja de carbono": la masa de activos basados en combustibles fósiles, muchos de los cuáles se colverían virtualmente inútiles en caso de que el Gobierno Biden obligara a realizar una rápida transición a una Economía "libre de CO2"...

El segundo riesgo obvio es el el colapso de la "Burbuja verde" resultante de:

- Compra excesiva y especulación de activos financieros basados en el clima.
- Sobrevaloraciones basadas en un juicio erróneo de la sostenibilidad y rentabilidad de diversas inversiones en Energías renovables y bajas emisiones de Carbono.
- Sobreestimación de la voluntad y la capacidad de los Gobiernos para subsidiar estas tecnologías, especialmente en el caso de una Recesión económica.

Entre otras cosas, es casi seguro que el costo real a largo plazo de la Energía eólica resultará mucho más alto de lo que creen los inversores.

No hace falta decir que los escenarios de la Burbuja verde y del Carbono no se excluyen entre sí...

Es difícil estimar el tamaño de la Burbuja verde. Actualmente, cuenta con un amplio apoyo de los Gobiernos.

Desde antes de las elecciones presidenciales estadounidenses de Noviembre del 2016, hubo un debate considerable en los círculos financieros sobre el "riesgo de transición" o riesgo financiero asociado con una transición desde los combustibles fósiles.

Una voz particularmente prominente fue la del entonces Gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney. En un ahora famoso discurso del 29 de Septiembre del 2015 en "Lloyds of London",
Carney declaró:

"Los cambios en las políticas, la tecnología y los riesgos físicos podrían provocar una reevaluación del valor de una amplia gama de activos a medida que los costos y las oportunidades se hagan evidentes. La velocidad a la que se produce este cambio de precios es incierta y podría ser decisiva para la estabilidad financiera... Si bien una determinada manifestación del cambio climático, una inundación o una tormenta, puede no afectar directamente el valor de un Bono corporativo, la acción política para promover la transición hacia una Economía baja en Carbono podría provocar una reevaluación fundamental... (Una) reevaluación total de las perspectivas, especialmente si ocurriera repentinamente, podría desestabilizar potencialmente los mercados, provocar una cristalización procíclica de pérdidas y un endurecimiento persistente de las condiciones financieras".

Carney ha estado en medio del proceso de creación de un marco internacional de acuerdos y arreglos financieros en la dirección de una "remodelación fundamental de los mercados financieros" mediante la política climática.

En 2019, cuando todavía era Gobernador del Banco de Inglaterra, Carney précticamente pidió a los inversores que redujeran su exposición financiera a los activos relacionados con los combustibles fósiles. En una entrevista de la BBC del 30 de Enero de ese año, destacó la amenaza a los fondos de pensiones, advirtiendo que :

"Hasta el 80% de los activos mundiales de Carbón y hasta la mitad de las reservas probadas de Petróleo del mundo podrían convertirse en activos varados a medida que el mundo avanza para frenar las emisiones de Carbono y (mientras) los suministros de Energía limpia y renovable continúan reemplazando a los combustibles fósiles".

¿Cuál es el tamaño de la Burbuja de Carbono?

Comience con el componente más obvio, la propiedad estatal y privada o los derechos de extracción de las reservas probadas de Petróleo, Gas y Carbón. Se estima muy aproximadamente que una disminución del 2% en la demanda de combustibles fósiles cada año, requerida por el Acuerdo de París sobre el cambio climático, causaría una pérdida de $ 25 billones en ingresos futuros de Carbón, Petróleo y Gas a precios actuales.

No solo los inversores, sino, especialmente, los países en desarrollo se verían muy afectados. Un boletín del 2017 del Fondo Monetario Internacional, "Unburnable Wealth of Nations" declara:

"Si hay acciones globales exitosas para abordar el cambio climático, los países más pobres que son ricos en combustibles fósiles probablemente enfrentarán una caída abrupta en el valor de los depósitos de Carbón, Gas y Petróleo. Si el mundo se aleja permanentemente del uso de combustibles fósiles, el resultado probable será una enorme reducción del valor de la riqueza nacional y natural de esos países".

Sin embargo, eso es solo parte de la historia...

Para tener una idea clara de la magnitud de los activos que quedarán varados, se debe tener en cuenta no solo los combustibles fósiles en sí, sino también:

- Las minas de Carbón.
- La Industria de extracción de Petróleo y Gas.
- Valores de la tierra en las regiones de extracción.
- Empresas de construcción de oleoductos.
- Flotas de petroleros y GNL, y construcción de petroleros.
- Instalaciones portuarias y de almacenamiento.
- Refinarías.
- Estaciones de servicio.
- Depósitos de Carbón.
- Plantas de Energía y calefacción de combustibles fósiles.
- Plantas de acero a base de Carbón.
- Partes importantes de las cadenas de suministro de la Industria automotriz vinculadas a la producción de motores de combustión interna.
- Y mucho, mucho más...

Algunas estimaciones creíbles dicen que el 20%-30% de la capitalización del mercado total de las bolsas de valores del mundo está vinculado a los combustibles fósiles. Cualquiera que sea la cifra real, podemos estar seguros de que será más que suficiente para provocar un colapso financiero si un número significativo de inversores abandonara repentinamente estas categorías de activos.

Si esto sucederá o no dependerá en gran medida de las percepciones de qué tan rápido y qué tan lejos está dispuesta a llegar la Administración Biden.

Hasta ahora, las grandes petroleras no han mostrado signos de pánico. Se podría argumentar que los intereses económicos vinculados con los combustibles fósiles están tan profundamente arraigados en la estructura política de los EE.UU. y del mundo, que incluso con el poder del Gobierno de los EE.UU., no sería suficiente para derrotarlos.

Según ese punto de vista, Biden básicamente está fanfarroneando, que es solo una charla política y que el fin prometido de la era de los combustibles fósiles no va a suceder.

Pero, ¿cuánto estás dispuesto a apostar por eso? Las fuerzas poderosas dentro de la comunidad financiera parecen estar preparándose para el colapso de la Burbuja de Carbono, y tienen intención de sacar provecho de ella.

De hecho, algunas voces argumentan a favor de provocar deliberadamente el colapso lo antes posibles, antes de que la Burbuja de Carbono crezca aún más con grandes cantidades de inversión que continúan fluyendo hacia la infraestructura de combustibles fósiles en todo el mundo. El colapso es inevitable, argumentan, así que es mejor que suceda más temprano que tarde.

Las pérdidas financieras por el cambio climático seguramente serán mayores, es el argumento clave. Las inundaciones, los incendios, las sequías y las tormentas extremas cada vez más frecuentes serían perjudiciales para muchas inversiones y especialmente para las compañías de seguros.

En realidad, una transición desde los combustibles fósiles, que todavía son la base de la Economía mundial, solo puede ocurrir gradualmente durante décadas. Pero las expectativas del mercado pueden cambiar en cuestión de minutos.

En sus primeras semanas en el cargo, Biden ha enviado fuertes señales de que habla en serio para sacar al mundo de los combustibles fósiles, comenzando por los propios Estados Unidos. Las señales incluyen el regreso de los Estados Unidos al acuerdo climático de París, la terminación del proyecto del oleoducto Keystone XL, una moratoria sobre los nuevos arrendamientos del Petróleo y Gas en tierras públicas, una instrucción a las agencias federales para comprar una gran cantidad de autos eléctricos y una declaración de terminar con los subsidios a los combustibles fósiles.

El día después de que emitiera la Orden Ejecutiva del 27 de Enero de Biden para abordar la Crisis climática en el hogar y en el Extranjero, la revista "Fortune" escribió:

"Las compañías de Petróleo y Gas sabían que enfrentarían una pelea con el Presidente Joe Biden, quien había hecho campaña para abordar el cambio climático. Nadie esperaba que los combustibles fósiles sufrieran un ataque tan inmediato".

Y hasta aquí el buen artículo de Jonathan Tennenbaum y que es un auténtico experto en muchos temas relacionados con la Economía, Ciencia y Tecnología.

Saludos.

  1. en respuesta a Evolutiom
    #6
    05/03/21 16:05
    Podrían haber hecho tantas cosas... pero la realidad es que el mundo tampoco ha cambiado tanto en lo esencial. Con ver cómo se encuentra el Tercer Mundo se me entiende perfectamente.

    Saludos.
  2. #5
    05/03/21 16:00
    Podrían haber comenzado la transición energética en 1970 cuando USA todavía tenía petróleo de sobra. La emergencia climática no se verá en China.
  3. en respuesta a abroad
    #4
    05/03/21 15:38
    Hola, abroad: Del artículo se desprende que la "transición energética" no va a ser tan "sencilla" como pretenden unos determinados globalistas y que, de paso, también quieren "cambiar" nuestro mundo y en poco tiempo. Yo, francamente, NO lo veo.

    Bueno, lo del "Ecologismo" tampoco tiene porque ser "malo" a priori, al contrario, pero teniendo los pies en el suelo...

    ¿Petroleras? SÍ, pero en estos momentos no lo tengo tan claro...

    Saludos.
  4. en respuesta a Timitimi
    #3
    05/03/21 15:31
    No, TimiTimi, ya no lo tengo.

    Saludos.
  5. #2
    05/03/21 12:43
    Mi conclusion: 
    Voy a comprar mas acciones de petroleras.
    Van a poner dificultades a la extraccion y a la apertura de nuevos pozos mientras en el mundo sigue habiendo cientos o miles de millones de vehiculos de combustion termica. El barril va a multiplicar su valor y el petroleo va a ser mas oro negro que nunca.

    En España/Europa es cada vez mas evidente. Pretenden que compremos coches electricos a base de subir los impuestos a los termicos. Pero luego te encuentras que con 25/30k solo te puedes comprar una caja de cerrillas electrica, y entonces te compras un coche de verdad termico. O peor aun, se estan vendiendo mas coches de segunda mano de 20 años que nunca.

    Los politicos como siempre alejados de la realidad. Y a la gente le encanta el ecologismo... Hasta que ve que es a costa de arruinar su bolsillo.
  6. #1
    05/03/21 11:36
    Muy interesante Fernando, tienes el link del articulo?

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar