¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Análisis de mercados financieros
Seguimiento de los distintos mercados financieros

El gráfico semanal de r4.com: Bonos americanos, ¿recesión a la vista?

La inercia alcista de las Bolsas americanas a la que aludíamos en nuestro comentario de la semana pasada ha llevado al Dow Jones a subir un 1,8% en las últimas cinco sesiones, al relajarse la guerra comercial entre China y EE.UU., pero seguimos pensando que Wall Street no tiene fuerza suficiente como para volver a los máximos del pasado enero. 

Más allá de los avatares políticos que tanto influyen en las Bolsas actualmente, tal vez uno de los datos más interesantes que nos deja la semana es que el tipo de interés del bono del Tesoro americano a dos años ha seguido subiendo, hasta situarse en el 2,37% el pasado viernes (luego cerró un poco por debajo en 2,35%) un nivel que no se había visto desde el 9 de septiembre de 2008, justo antes de la quiebra de Lehman. 

La escalada del tipo de interés del bono a dos años del Tesoro americano desde los niveles de 1,25% a los que estaba el pasado septiembre, hace poco más de seis meses, hasta el actual 2,35% es impresionante, tal y como muestra la línea azul del gráfico que adjuntamos. En ese gráfico se ve la caída continuada estos últimos meses del precio de los futuros del bono a dos años (línea azul), lo que nos indica una subida correlativa e igualmente continuada de su tipo de interés, ya que el precio y el tipo de interés de los bonos se mueven de forma inversa. De hecho, como antes decíamos, el tipo de interés del bono a dos años cerró el pasado viernes en máximos del año, es decir, por encima de los niveles del pasado febrero, tal y como muestra el gráfico adjunto, ya que el precio de los futuros está ahora más bajo que en febrero.

Pero es igual de llamativo otro dato que muestra el gráfico. Si nos fijamos en la línea roja, que muestra los futuros del bono a diez años (T bond), vemos que su precio está actualmente algo por encima de los mínimos de febrero, lo que, de nuevo teniendo en cuenta que precio y tipo de interés se mueven de forma inversa, nos indica que los tipos de interés del bono a diez años se han relajado algo, y de hecho el viernes cerraron en el 2,82%, es decir, por debajo de los niveles del 2,95% a los que estuvo en los peores momentos del pasado febrero. 

Ese aplanamiento de la curva de tipos suele ser considerado un indicador anticipado de recesión y la pregunta es: ¿lo será también esta vez? Es muy difícil contestar a esa pregunta, pero lo que sí podemos decir es que el mercado de bonos está descontando más tensiones de tipos a corto plazo (dos años) que a largo plazo (diez años), algo que nos hace pensar que el actual ritmo de crecimiento de la economía norteamericana es poco sostenible.

Un dato que contrasta con la apuesta por el crecimiento que parecen estar haciendo las Bolsas americanas. 

bonos americanos

 

 

Autores

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar