Pequeños pasos para mejorar tu salud financiera

Pequeños pasos para mejorar tu salud financiera

 Durante la progresiva reactivación de la economía tras el estado de Alarma, son muchas las personas que han aprendido la importancia de tener unas finanzas organizadas, no solo para afrontar tiempos de crisis, sino también para sacar el máximo provecho de nuestros productos bancarios. En el siguiente post os mostraremos pequeños pasos para mejorar tu salud financiera, así como algunos productos financieros que te ayudarán a obtener el mejor rendimiento de tu dinero.   



1-    Aprende sobre finanzas personales

 El primer paso para comenzar a mejorar tu salud financiera es conocer cómo organizar y administrar tu dinero. Libros, artículos de fuentes confiables y material audiovisual sobre las finanzas personales son algunas de las herramientas que puedes utilizar para conocer mejor cómo administrar el dinero de forma correcta y qué debes evitar para mantener una buena salud financiera. 

2-    Realiza un presupuesto personal

 Aunque parece bastante obvio de menciona, este es uno de los pasos que se dejan de lado con más frecuencia. Aprender a realizar un presupuesto personal que refleje todos tus ingresos, gastos e inversiones te permitirá conocer mejor tu situación financiera y a dónde va a parar el dinero.

Un presupuesto personal es como un examen médico, en el que podemos analizar con detalle cómo está nuestra salud financiera, cuáles son nuestras fortalezas y dónde debemos mejorar. Recuerda que debes incluir todos los gastos, incluso los más pequeños. Un simple café todos los días en la bollería puede sumar unos cuantos euros al final del mes. Además, organizar de forma visible tus finanzas te ayudará a darle un mejor valor a tu dinero y no malgastarlo. 

3-    Cultiva el hábito de ahorrar

 Al igual que nuestra salud física, nuestras finanzas requieren de buenos hábitos para mantenerse sanas. Uno de ellos es el ahorro organizado, el cual te ayudará a alcanzar metas o cubrir gastos inesperados.

Una de las formas de comenzar a hacerlo es planteándote objetivos para tus ahorros: tener el pago inicial de una casa, comprar un auto, pagar tus estudios, tener un fondo de emergencias, remodelar tu hogar, iniciar un negocio o invertir en activos financieros. Cualquiera que sea tu objetivo, es importante plantearlo de antemano y establecer la meta de ahorro. Para ello es necesario que hayas realizado tu presupuesto personal, ya que de esta forma sabrás en dónde puedes reducir gastos y mejorar tus ahorros.

Otra forma de ahorrar es utilizando tarjetas que te ofrezcan beneficios como descuentos y cashback en tus compras, como la Tarjeta Plazo, que te mostramos a continuación. 

4-    Escoge bien tus productos financieros

 Otro de los pasos que te ayudarán a mejorar tu salud financiera es escogiendo bien los productos bancarios antes de contratarlos. En Rankia podrás encontrar información sobre las mejores cuentas sin comisiones, las mejores tarjetas de crédito, las hipotecas con intereses más bajos y mucho más. 

Hacer una selección acertada de tus productos financieros te permitirá sacarle el mejor provecho a tus finanzas, sin pagar comisiones de más y manteniendo tus finanzas bajo control. 

A continuación, te mostramos una nueva tarjeta de débito que te puede interesar si buscas una opción para tu día a día y sin comisiones: 


Tarjeta Plazo 

La Tarjeta Plazo es una tarjeta de débito MasterCard asociada a una cuenta corriente que puedes abrir 100% online desde tu móvil usando la App Plazo. Puedes abrir tu cuenta corriente en solo unos minutos, no tiene comisiones de mantenimiento, disfrutas de descuentos y puedes obtener tanto la tarjeta física como una tarjeta virtual Plazo para realizar tus compras en internet de forma segura. 

Además, cada vez que usas tu tarjeta Plazo, recibes un cashback en tus compras en el supermercado. Gestionas tu cuenta completamente desde la App, no necesitas cambiar de banco y puedes hacer pagos con tu móvil usando tu tarjeta virtual cuando quieras. Sin duda es una excelente opción para quienes necesitan una cuenta sin comisiones, fácil de abrir y que recompense a sus clientes por usar la tarjeta. 

5-    Usa tus tarjetas de crédito con prudencia

 Por muy bien que escojas una tarjeta de crédito, si no la usas con inteligencia las deudas pueden acumularse y dañar tu salud financiera. Por ejemplo, realizar el pago mínimo de tu tarjeta de crédito debe ser un recurso que uses solo en caso de una emergencia, cuando se te haga imposible pagar más. Esto se debe a que cuando utilizas la opción del pago mínimo, la mayor parte de esa cantidad son intereses y no amortizas casi nada de capital, por lo que no haces nada por disminuir tu deuda. 

Lo ideal es pagar el total de tu tarjeta de crédito antes de la fecha de facturación, o por lo menos la mayor parte de la deuda. Otro punto que debes tomar en cuenta es no dejar de pagar ni un solo mes, ya que esto te puede generar un mal historial crediticio. 

6-    Verifica tu historial de crédito con regularidad

 Uno de los aspectos más importantes que debes tener en cuenta para mantener una buena salud financiera es evitar el exceso de deudas, y pagar a tiempo los préstamos que ya se hayan solicitado o las compras con tu tarjeta de crédito. Y para verificar cómo está tu comportamiento de pagos, es importante que consultes tu historial de crédito con regularidad en ASNEF.

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que estás en la página oficial de ASNEF. No caigas en estafas o cobros por parte de terceros. Consultar tu fichero en ASNEF es gratis y no se te pedirá ningún abono, por lo que si te piden realizar algún pago para obtener tu fichero debes estar atento. 

7-    Evita el sobreendeudamiento

 Cada deuda que adquieres es un compromiso de pago que merma parte de tus ingresos. Está claro que existen deudas que te permiten alcanzar objetivos importantes, como una casa. Pero pedir préstamos constantemente o vivir con tus tarjetas de crédito saturadas no es nada recomendable si quieres mantener tu salud financiera. Mientras más te endeudas, más rápido se agotará tu presupuesto, y corres el riesgo de atrasarte y quedar moroso en ASNEF. 



Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar