Rankia España
Acceder
blog Mejores seguros
Los mejores seguros de coche, motos, vida y hogar

Mitos sobre los seguros de vida

Para muchas personas, hablar de contratar un seguro de vida no es muy agradable ya que recuerda a un tema que no nos hace mucha gracia, como es el fallecimiento. Este tipo de pólizas están pensadas para ofrecer un apoyo a los familiares en momentos de pérdida, pero a su alrededor se han formado una serie de mitos que están lejos de la realidad. Veamos cuáles son algunos de estos  mitos sobre los seguros de vida que te ayudará a ver con más claridad la finalidad de este tipo de contrato.

Mitos sobre los seguros de vida

 

 

¿Por qué hay mitos sobre los seguros de vida?

Las ideas erróneas sobre lo que es un seguro de vida y cuál es su verdadero objetivo tienen fuentes muy diversas y generan incertidumbre y desconfianza en las personas. Pero la verdad es que contratarlo servirá para proteger la tranquilidad financiera de tus familiares cuando faltes, y para eso, es necesario que separes la realidad de los mitos que se han creado sobre los seguros de vida.

Mito #1: Los seguros de vida son muy caros

¡Falso! Los seguros de vida no son solo para gente con mucho dinero, existen opciones para todos los bolsillos. Cualquier persona con un salario normal puede contratar un seguro de vida que cubra un capital para sus beneficiarios en caso de que falte. Esto es especialmente necesario para quienes son el sostén principal del hogar, ya que permitirá que sus familiares queden sin deudas ni obligaciones.

Mito #2: Los seguros de vida solo cubren el fallecimiento

También es falso. Los mejores seguros de vida otorgan coberturas no solo por fallecimiento natural o accidental, también ofrecen pago del capital asegurado ante invalidez permanente e incluso algunos ofrecen coberturas médicas y tratamientos de emergencia, siempre dependerá de las coberturas que contrates y, como siempre, a mayores coberturas más elevado será el precio.

Comparamos entre cientos de seguros de vida para ofrecerte el mejor para ti en base a tus necesidades.

 

Mito #3: Solo necesito un seguro de vida si tengo hijos

Aún si no tienes hijos, contratar un seguro de vida ofrece seguridad a tu cónyuge y demás familiares de que no deberán correr con gastos en un momento tan crítico, al mismo tiempo que te aseguras de que ninguno de tus seres queridos quedará pagando tus deudas. La cobertura del seguro de vida puede incluir a cualquier beneficiario.

Mito #4: Si no tengo deudas no necesito un seguro de vida

¡Falso! Incluso si no estás pagando una hipoteca, un préstamo bancario u otras obligaciones de pago, el tener un seguro de vida permitirá que tus familiares puedan cubrir tus gastos finales, así como pago de impuestos y otros requerimientos.

En este punto queremos darte un consejo: si contratas una hipoteca no necesariamente tienes que contratar el seguro de vida que te ofrece el banco, puedes elegir uno más conveniente. De hecho, te ahorrarás a largo plazo mucho dinero si seleccionas mejor tu seguro de vida al contratar una hipoteca. De esta manera conseguirás el mejor precio y tu familia no heredará deudas en caso de que faltes. ¡Ah, y no es obligatorio contratarlo, pero sí muy recomendable!

Mito #5: Por mi ocupación no puedo tener un seguro de vida

Si bien es cierto que existe el calificativo “sujeto no asegurable”, esto no necesariamente tiene que ver con la ocupación de la persona. Lo que sí es cierto es que los seguros de vida para personas cuyos trabajos conllevan un riesgo mayor suelen ser un poco más costosos. Pero también lo es que este tipo de trabajos son mejor remunerados, por lo que contratar un seguro de vida es posible.

De igual manera, para las personas que ya pasan de los 60 años y que piensan que ya a esa edad no pueden contratar un seguro de vida, deben saber que es un mito. Sí es posible contratarlo aún a esa edad, y en caso de tener alguna enfermedad se puede negociar una sobre-prima adicional.

 

Liberar nuestra mente de los mitos sobre los seguros de vida nos ayudará a ver con una mejor perspectiva el verdadero objetivo de esta póliza: el brindar seguridad financiera a la familia en un momento de dolor, y en el que la fragilidad emocional no se vea aplastada además por la fragilidad económica.

 


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar