Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Cuando conducimos nuestro propio coche, somos los responsables de los posibles daños que causamos. Lo mismo sucede cuando alquilamos, durante el tiempo en que tenemos el coche alquilado, actuamos como si fuéramos el propietario. Por ello es importante saber qué seguro de coche tiene el coche de alquiler.

Seguro obligatorio en el coche de alquiler

Al igual que en nuestro propio vehículo, los coches de alquiler tienen que tener de forma obligatoria un seguro de Responsabilidad Civil. Tiene carácter obligatorio para las empresas de alquiler de coches la contratación de dicho seguro para toda la flora de automóviles.

Aunque la cobertura básica que hay que incluir por obligación es la de responsabilidad civil, la mayoría de coches de alquiler pueden incluir en el seguro la garantía de daños del vehículo, robo, lunas, etc. Normalmente cuanta más coberturas añadimos al seguro más caro resulta, al igual que cuando contratamos un seguro para nuestro coche.

También suelen ofrecer la posibilidad de ampliar el seguro a terceros por un todo riesgo, normalmente se hacen con franquicia, ya que de tener un accidente solo se pagaría una franquicia pues el coche no lo vamos a tener durante un largo periodo de tiempo.

Tipos de seguros de coches de alquiler

Normalmente las empresas de coches de alquiler suelen ofrecer diferentes tipos de seguros para los coches de alquiler, de forma que el cliente pueda elegir cuál es la opción que más le interesa.
Todos los seguros de coches de alquiler tienen un elemento común: todos tienen una cantidad máxima a cubrir, de forma que si el siniestro o el incidente que se ha producido supera este límite máximo, la cantidad que falte correrá a cuenta del conductor del vehículo alquilado.

Además com suele ser habitual, estos seguros de coches presentan una serie de exclusiones en sus coberturas, entre otras, negligencia o imprudencia del conductor. Por ello es recomendable que igual que miramos detenidamente las coberturas antes de contratar un seguro de coche para nuestro vehículo, también debemos mirar cuáles son las coberturas que nos incluye el seguro para el coche de alquiler.

Entre los tipos de seguro que las empresas de alquiler de coches nos suelen ofrecer encontramos los siguientes:

  • Seguro de Responsabilidad Civil: seguro obligatorio, cubre la responsabilidad del conductor frente a daños personales o materiales que puedan ocasionar a terceros.
  • Seguro de exención de responsabilidad por daños de colisión (CDW o LDW): eximen de responsabilidad al conductor que haya ocasionado el siniestro, por los daños causados al vehículo. Puede contratarse para que cubra parte o al totalidad de los costes.
  • Seguro de protección contra robo (TP o TW): cubre ek valor del vehículo en el caso de que el mismo fuera robado. Esta cobertura suele tener una franquicia para el conductor del vehículo.
  • Seguro de Asistencia (PAI): cubre los daños personales que puedan sufrir la persona del conductor y el resto de ocupantes del vehículo en caso de accidente.
  • Cobertura de lunas y ruedas: cubre los daños que puedan sufrir las ruedas o las lunas del coche.
  • Reembolso de la franquicia (DER): aunque no es lo habitual, algunas empresas de alquiler de coches disponen de un seguro de reembolso o devolución de la franquicia. Consiste en un servicio mediante el usuario puede no asumir el import de la franquicia en caso de accidente, dando derecho a que se le reembolse el dinero abonado en concepto de franquicia.

¿Qué se la franquicia en los seguros de coches de alquiler?

A menudo los usuarios de coches de alquiler solemos confundir los términos de franquicia y depósito. Mientras que el deposito es una cantidad inmovilizada que se abona previamente a la operación, la franquicia no tiene porque desembolsarse, no tampoco supone una limitación en la cuenta bancaria del usuario.

Como hemos comentado, cuando contratamos un seguro de coches con una ampliación de coberturas, o con un seguro todo riesgo, es habitual que éstas estén sujetas a una franquicia. Esto quiere decir que en caso de que s produzca un siniestro  con la garantía que tiene la franquicia, el usuario que ha alquilado el vehículo  deberá pagar parte el coste del daño causado, hasta el límite de la franquicia que se ha fijado.

¿Qué es mejor seguro con o sin franquicia?

Normalmente suele ser más recomendable contratar un seguro con franquicia, pues al contrario que en un vehículo propio, si tenemos un incidente solo tendremos uno, por el hecho de tener el coche alquilado durante un breve periodo de tiempo. De esta forma si tenemos un siniestro unicamente tendremos que pagar el valor de la franquicia por dicha garantía (siempre y cuando el valor de los daños causados no supere el máximo que el seguro se hace cargo).

Alquiler de coche en el extranjero


Cuando el coche se alquile dentro del territorio nacional y se pretenda viajar con él al extranjero debemos avisar a la compañía de alquiler, que deberá prestar su consentimiento y consecuentemente extender la cobertura del seguro para que tenga efectos también en territorio extranjero. En este caso es habitual que el precio del seguro de coche de alquiler sea algo superior.

 

Es recomendable que antes de contratar un seguro para coche de alquiler, leamos atentamente las coberturas y los límites máximos por los que la compañía se haría cargo de los daño ocasionados. De esta forma decidiremos si queremos ampliar o no las coberturas o los límites cuantitativos que nos ofrecen.
 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar